Muere Raymond Briggs, conmovedor dibujante de literatura infantil y pionero del cómic adulto

Raymond Briggs es el autor de 'El hombre de nieve', un clásico de la literatura infantil de 1978

Ha fallecido este miércoles el ilustrador y dibujante de cómics británico Raymond Briggs, a los 88 años. Nacido en 1934 en Wimbledon, Surrey, desde muy joven sintió una fuerte inclinación hacia el arte, que lo llevó a estudiar en la Escuela de Arte de Wimbledon y, posteriormente, en la University College de Londres. Publicó sus primeros trabajos para los lectores infantiles a finales de los años 50, pero sus primeros éxitos llegaron en la década siguiente: Mother Goose Treasury (1966) o The Christmas Book (1968).

Peter Bagge, dibujante: "Antes podíamos hablar con la gente con la que disentíamos, pero ya no"

Peter Bagge, dibujante: "Antes podíamos hablar con la gente con la que disentíamos, pero ya no"

Uno de sus libros infantiles más conocidos lo realizó en 1973: Father Christmas —con una secuela, dos años más tarde, Father Christmas Goes on Holiday—; en él, ya están presentes todos los rasgos de estilo que han hecho que Briggs conecte con públicos universales y atemporales: su dibujo luminoso, con delicados colores pastel, el candor de sus personajes y el sutil sentido del humor de las historias. En 1978, publicó otro de sus trabajos más recordados: El muñeco de nieve (La Galera), llevado al cine por Dianne Jackson en 1982 como corto de animación.

En la década de los 80, un Briggs ya maduro, rondando los cuarenta años, se sumerge en en el cómic. Contemporáneo de las primeras obras para el mercado americano de Alan Moore o de la publicación de Maus de Art Spiegelman, Briggs merece, como ellos, reconocimiento como pionero del cómic para adultos y la novela gráfica, con obras como la interesante Gentleman Jim (1980) y, sobre todo, la sobrecogedora Cuando el viento sopla (1982), una historia ambientada en un apocalipsis nuclear, protagonizada por una entrañable e ingenua pareja de ancianos, aparecida por primera vez en su cómic anterior, que sucumbe al envenenamiento radioactivo. La obra, traducida a varios idiomas y convertida en largometraje, en 1986, de la mano del director Jimmy Murakami, se ha convertido en un clásico del ecologismo y el pacifismo, cuyo mensaje de advertencia está, lamentablemente, aún vigente.

Convertido ya en un prestigioso ilustrador, Briggs continuó publicando libros como The Tin-Pot Foreign General and the Old Iron Woman (1984), una sátira política, o The Man (1992), una nueva incursión en el universo del cuento infantil. En 1998 publicó otro de sus cómics más importantes y celebrados: Ethel y Ernest. En él, narraba la historia de los cuarenta años de matrimonio de sus padres, con un dominio del lenguaje del cómic extraordinario, que le permitió contar esta historia con una intimidad desarmante, al tiempo que se servía de ella para reflexionar sobre la historia del siglo XX y sus cambios sociales y políticos, desde un posicionamiento de izquierdas que mantuvo durante toda su vida.

El nuevo milenio fue, para Briggs, de intenso trabajo, pese a su edad. Retirado en una casa de campo, los últimos años han sido los de sus mayores reconocimientos en forma de premios, aunque estos le han acompañado toda su carrera: en 2012, fue incluido en el British Comic Awards Hall of Fame, y en 2014 su libro The Bear ganó el prestigioso Phoenix Picture Book Award.

En sus últimos cómics, Notes from the Sofa (2015) y Time for the Lights Out (2019) exploran sus propios recuerdos y reflexiones, con un marcado tono crepuscular, subrayado por el dibujo en blanco y negro, más sencillo e íntimo que su habitual paleta de colores.

Tras toda una vida de trabajo en el campo del libro infantil y el cómic, Raymond Briggs se ha ganado por derecho propio un lugar de honor en la cultura popular de nuestro tiempo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats