La portada de mañana
Acceder
La segunda ola amenaza con poner a los hospitales en situación "crítica"
11 millones de personas pendientes de un confinamiento perimetral
Se estrella un COVID y mueren 267 personas, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Conversaciones con Gregory Kunde, el "superviviente" de los registros de voz

El periodista y escritor José Luis Jiménez posa con su libro sobre el tenor estadounidense Gregory Kunde.

EFE

A Coruña —

0

Desde que A Coruña pudo escuchar la voz del tenor norteamericano Gregory Kunde en octubre de 2010, el cantante volvió a los grandes teatros españoles tras reinventarse, superar un cáncer y sobrevivir a inoportunos cambios de voz, confiesa en su primera biografía fruto de una conversación de cuarenta horas.

"Gregory Kunde es un superviviente, es el vivo ejemplo de la superación", asegura en una entrevista con Efe el periodista José Luis Jiménez (Huelva, 1981), que ha recopilado su vida, marcada por altibajos, en el libro "Gregory Kunde. Una vida para cantarla" (Sial Pigmalión), que presentará esta tarde junto al cantante en A Coruña, la ciudad donde lo escuchó por primera vez en directo.

"Aquella vez que cantó en A Coruña tuvo una relevancia especial porque fue una actuación memorable e inolvidable", cuenta en una entrevista con Efe José Luis Jiménez, que adelanta que en el acto que acoge la ciudad este miércoles, en el que Gregory Kunde ofrecerá un pequeño recital, también se proyectará el vídeo de aquella actuación "que abrió los ojos a muchos programadores en España acerca de la figura de Kunde".

Aficionado a la ópera, una querencia heredada de su padre, el escritor, delegado de la Edición Galicia del diario ABC, que también colabora con la Orquesta Sinfónica de Galicia haciendo programas de mano, gestó el libro entre 2016 y 2019 a raíz de su amistad con el cantante, fruto de una primera relación de admiración y una segunda profesional, tras haberlo entrevistado.

"Más que una novela es un gran reportaje periodístico", el resultado de "unas cuarenta horas de conversación" entre autor y protagonista repartidas por Europa después de diversas actuaciones en Madrid, Turín, Londres, Bolonia y Pamplona.

De esos momentos de confesión, José Luis Jiménez afirma que el intérprete, con una vida un tanto procelosa, marcada por un cáncer e inoportunas variaciones vocales, es un referente "de la superación personal", que es capaz a sus 66 años de "tener una carrera eminentemente centrada en Europa teniendo su familia en Estados Unidos".

Pero también lo ve como "un superviviente a nivel profesional" porque supo reinventarse sin miedo a lo desconocido para seguir sobre el escenario, pues comenzó cantando "papeles muy ligeros", de Juan Diego Flórez o de Javier Camarena para, "con cuarenta años de carrera a sus espaldas", interpretar los papeles "más pesados, más dramáticos y más intensos en el repertorio operístico", de Plácido Domingo o de Mario del Monaco.

"En un mundo en el que las estrellas de la ópera nacen un día, duran un cuarto de hora y se apagan, que alguien tenga una carrera de cuarenta años es sin duda un ejemplo a seguir para cualquier intérprete", abunda Jiménez, que ensalza su "trabajo, estudio y técnica", de igual modo que lo hace en el prólogo el director musical de la Royal Opera House de Londres, Antonio Pappano.

Fue en torno al cambio de siglo cuando Gregory Kunde (Kankakee, 1954) sufrió un cambio vocal por el que dejó de poder cantar los papeles con los que había hecho carrera durante 25 años. Rebasada esta contrariedad, reconoció que "nada de lo que cantó" aproximadamente entre los años 2000 y 2007 "estuvo bien".

"Que un cantante de ópera, que normalmente identificamos como divos o como estrellas, con el relumbrón y el brillo, se abra y reconozca abiertamente que durante cinco o seis años nada de lo que cantó estuvo bien, es un ejercicio de humildad que no sé yo si está al alcance de cualquier cantante", asegura el periodista.

Por ello, pone en valor su "tremenda honestidad" y "profunda humanidad", pues en el mundo de la ópera, "que es un negocio tan difícil, de tantos egos y de tantas rivalidades", es una persona "que no tiene enemigos" y eso, recalca el autor, "no es una afirmación baladí".

Otro de los obstáculos que se interpuso en su camino fue el cáncer que sufrió en el año 1993, sobre el que ha hablado por primera vez "con todo tipo de detalles" para esta biografía.

"Aprendió que en este negocio están los aplausos, están los éxitos, están las críticas, pero que, al final, cuando llegan los momentos difíciles en la vida, lo importante es la familia", relata sobre la huella que dejó la enfermedad en el artista.

Su carrera "es un milagro" al que todavía le quedan hitos por conseguir como su "consagración definitiva" en Estados Unidos, ya que "le falta que su país le reconozca como lo que es, el intérprete norteamericano más importante seguramente de los últimos quince años", zanja Jiménez.

Ana González

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2020 - 11:54 h

Descubre nuestras apps

stats