La portada de mañana
Acceder
Felipe VI calla ante el intento de la extrema derecha de patrimonializar su figura
Familias de la concertada reniegan de la campaña contra la Ley Celaá
Opinión – Baladronadas a estribor, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Ferreiro Badía: "Aquí no hay mercado para el arte, por eso hay que ir fuera"

Ferreiro Badía: "Aquí no hay mercado para el arte, por eso hay que ir fuera"

EFE

A Coruña —

Corren malos tiempos en el mundo del arte y por eso el escultor coruñés Manuel Ferreiro Badía, también pintor y medallista, aconseja ampliar horizontes para despistar a las dificultades y hacer carrera, pero fuera, porque aquí, en Galicia e incluso en España, "no hay mercado".

"El mercado particular ya hace mucho tiempo que desapareció", explica Ferreiro Badía (A Coruña, 1944) en una entrevista con Efe, después de recibir la pasada semana en Londres el premio 'Soho Sculpture Prize', convocado por Worksinprint y Morgan Lovell, con la obra 'Holon', que se expondrá en el Soho de forma permanente.

Este premio representa para el escultor "una posibilidad de abrir mercado" porque lo concede un grupo de empresas que se dedican a la construcción y que visten los interiores de los edificios con pinturas y esculturas, por lo que esta segunda parte es también interesante al suponer la posibilidad de vender las obras.

"Aquí corren malos tiempos, por eso hay que estar fuera", añade Ferreiro Badía, que actualmente expone en A Coruña tres de sus piezas en la muestra 'Cen anos de arte galega. Grandes Mestres' en Afundación, y está representado en la NordArt de Alemania desde 2012 con 'Nophanta', que pertenece a la Colección Kunstwerk Carlshütte.

En septiembre participará como medallista, junto a una veintena de artistas, en la exposición internacional del Museo Arqueológico de Sofía (Bulgaria) y también después del verano se podrá ver en Bruselas (Bélgica) la colección de medallas del Parlamento de Galicia creada por Ferreiro Badía en colaboración con Siro López.

El escultor coruñés, Premio Tomás Francisco Prieto (1984), es especialista en el arte de la medalla y el Museo de la Real Casa de la Moneda de Madrid muestra su obra de forma permanente; además, en octubre expondrá en la 'Sculpture by the Sea' en Sidney (Australia); en año y medio llevará quince obras a una exposición en Nueva York y en 2017 participará en otro proyecto en Dinamarca.

Su trayectoria internacional es el reflejo de esa necesaria proyección exterior y de que "hay que estar fuera, hay que moverse fuera, y ya esto ocurre desde hace tiempo, desde antes de la crisis, porque las cosas en el arte se adelantan un poquito".

"Se puede decir que desde 2005 ha empezado a flojear la cosa en España", precisa, mientras que ahora en Londres, por ejemplo, se está viviendo el boom inmobiliario de principios de siglo en España.

Ferreiro Badía abarca varios campos de creación artística, como la pintura, la cerámica, el diseño o la intervención plástica en obra civil, y si terminó siendo escultor es "porque la vida te va llevando".

"Cuando llegó la democracia había poco más que bancos en las ciudades y empezaron a hacerse actuaciones públicas", recuerda, tales como los monumentos que llevan su firma y que están dedicados a Simón Bolivar (1985, A Coruña), a Castelao (1986, Jardines de Méndez Núñez, A Coruña), a Pablo Iglesias (1988, A Coruña), a Torrente Ballester (1994, Ferrol) o a Camilo José Cela (2003, Padrón).

Es en este sentido un escultor de artistas porque "es lo que pide el mercado", pero "hay que hacer de todo", sostiene el autor de más de mil obras a finales del pasado siglo y que actualmente ronda las mil trescientas tanto en escultura, como en pintura o en cerámica.

Manuel Ferreiro Badía trabaja en un taller de más de 200 metros cuadrados donde modela y da forma a la magia, influenciado por el futurismo, sobre piedra o metal y volúmenes de cientos de kilos.

Mención de Honor en la 'IV Bienal Internacional de Medalla' en Portugal por 'Ática' (2005), premio en la Ukrainian Art Week de Ucrania (2009) o Premio de Adquisición en la 'Sculpture by the Sea' de Australia (2013), asegura que nunca ha pensado en el reconocimiento público en su tierra, aunque su obra es muy extensa: "Sobre todo me tratan muy bien fuera".

Etiquetas
Publicado el
19 de julio de 2014 - 13:28 h

Descubre nuestras apps

stats