Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La confesión de la pareja de Ayuso desmonta las mentiras de la Comunidad de Madrid
El plan del Gobierno para indemnizar a las víctimas de abusos agita la Iglesia
Opinión - El pueblo es quien más ordena todavía. Por Rosa María Artal

El manifiesto de la campaña contra la censura de PP y Vox: “Pretenden silenciarnos y no lo vamos a permitir”

Mensajes reivindicativos en las calles de Valdemorillo tras la censura de Vox de la obra de Virginia Woolf

Laura García Higueras

2

“Que nadie se equivoque. Pretenden silenciarnos y no lo vamos a permitir”. Así arranca el manifiesto elaborado por la recién creada Organización por la Liberación Artística con la que el mundo de la cultura se une para denunciar “el retorno de la censura” tras los pactos de PP y Vox. “Las personas que amamos la cultura no nos quedaremos mirando mientras se nos pisotea”, explican en su comunicado que funciona como una llamada para “sumarse, encontrarse y organizarse para garantizar la libertad de expresión artística. No solamente por defender el sector, sino por el conjunto de la sociedad, por avanzar hacia un futuro donde la cultura sea verdaderamente un bien común”.

OLA inició su campaña #StopCesura el pasado miércoles a través de un primer escrito del que se hicieron eco en sus redes una amplia lista de artistas como Alba Flores, Nüll García, Aitana Sánchez Gijón, Juan Diego Botto, Montxo Armendáriz, Elisabeth Duval y Rodrigo Cuevas. Con ella han reaccionado a los que describen como “distintos atentados culturales procedentes del sector más reaccionario”, que “plagan” el país y que “confirman que los casos de censura artística” ocurridos en las últimas semanas “no son anecdóticos o aislados”.

Entre ellos, la cancelación de la versión teatral de Orlando de Virginia Wolf en la localidad madrileña de Valdemorillo, la función sobre el maestro republicano fusilado Antoni Benaiges en el municipio de Burgos Bivriesca y el veto a la última película de Buzz Lightyear en el municipio cántabro de Benzana por incluir el beso entre dos mujeres.

“Estas acciones pretenden reprimir la expresión de la diversidad, así como impedir que soñemos con otras realidades que están por construirse. Ante la violencia contra una cultura plural, la tibia respuesta de las instituciones nos deja sin protección. Desde ahora, tomamos la palabra. La lucha es urgente”, afirman en un texto que han compartido en varias lenguas que incluyen el castellano, el catalán, el euskera y el gallego. Frente a quienes defienden que “las Artes no pueden cambiar el mundo”, reacción afirmando que se trata de su postura es “la mentira más grande jamás contada”.

Es más, reivindican que “no existe una herramienta de cambio más poderosa que la Cultura”. “Por ello, cuando el fascismo entra por la puerta, lo primero que sale por la ventana es la libertad de expresión. Y con la libertad de expresión, la capacidad crítica”.

“Atravesar los límites del miedo, el silencio y la soledad”

En OLA explican que el objetivo de este “movimiento que surge espontáneamente de un impulso compartido por un grupo de profesionales”, se están articulando “como plataforma de lucha contra el mangoneo, los abusos de poder y las injerencias políticas”. Desde OLA recuerdan que la cultura es, ante todo, “un derecho fundamental” que, en su ejercicio, “no debería someterse a ningún tipo de censura, ya sea política o económica”. “Hoy censuran para que mañana nos autocensuremos. Una mordaza que durante años se ha dejado crecer es el germen de estas cancelaciones”, advierten.

Este es el motivo por el que avanzan que su manera de proceder está en “la propia raíz” de la cultura: “Atravesar los límites del miedo, el silencio y la soledad”. “No estamos solas. No estamos desamparadas. No estamos calladas. Continuará...”, concluyen en el manifiesto.

Etiquetas
stats