Blogs y opinión

Sobre este blog

Este blog se ocupará de las series más influyentes del momento, recomendará otras que pasan más desapercibidas y rastreará esas curiosidades que solo ocurren detrás de las cámaras.

Series que no te deberías perder: 'Justified'

Timothy Olyphant, en 'Justified'

Hay series que no reciben que el reconocimiento que se merecen. Algunas son víctimas de una premisa, a priori, poco atractiva y otras de la impaciencia de muchos por buscar un motivo de enganche inmediato en sus primeros capítulos. A Justified le ha pasado un poco de las dos y ahora que está a punto de despedirse, es un buen momento para recomendar un drama que en vez de estar en la lista de mejores dramas de los últimos años, está obligado a presumir de ser una de las mejores series que (quizás) no estás viendo.

Justified (disponible en Movistar Series y Calle 13) tiene calidad y encima es una serie muy entretenida. Una historia cargada de odios viscerales, drama y humor negro, que han convertido el relato Fire in the hole de Elmore Leonard en el que se inspira, en una serie a medio camino entre el western moderno y el drama policial.

Todo arranca con la vuelta del Raylan Givens a su pueblo natal de Kentucky, al que juró no volver, metido en el enésimo lío de su carrera policial por empeñarse en hacer cumplir la ley a su manera. En el condado de Harlan hay dos profesiones que pasan de padres a hijos. Trabajar en las minas de carbón instaladas en las oscuras colinas del Estado estadounidense desde hace siglos o pelear por el control de los negocios mafiosos que alimentan la caja B de los clanes más importantes del sur de Estados Unidos.

Raylan probó la primera, coqueteó con la segunda en su juventud y decidió rebelarse contra un destino que lo conducía directo a la cárcel y contra un padre convertido en uno de sus principales enemigos, reinventándose, como dice su jefe en la comisaría, en "un pésimo marshall pero un buen hombre de ley".

Esta solo es una pequeña presentación de una serie, que en su primera temporada se toma su tiempo (aviso para espectadores impacientes) para explotar todo su potencial a partir de la segunda. Las razones para engancharse a ella y esperar con ansias una sexta temporada que promete un final a la altura, podrían ser estas cuatro.

Raylan Givens. Timothy Olyphant se ha encontrado con el personaje de su vida. A ratos recuerda al Seth Bullock que interpretó en Deadwood, una serie también muy presente en Justified por la cantidad de actores que han compartido en los últimos años, pero sobre todo es un personaje que justifica una serie: excesivo, sarcástico, un policía de gatillo fácil que antepone el fin a los medios, sean los que sean, con tal de imponer el orden en un condado acostumbrado al caos y la violencia.

Boyd Crowder. El mejor amigo-enemigo de Raylan no se queda atrás. Walton Goggins consiguió superar un personaje marca-carreras como el que tenía en The Shield, con la mejor réplica para Raylan. Boyd se presentó como un delincuente de poca monta, como los cientos que hay en Harlan, para luego destaparse como un encantador de serpientes, el personaje con los mejores diálogos de la serie y el mafioso capaz de hacer lo que sea para convertirse en el dueño de Kentucky.

Un drama con mucho humor negro. En Justified se aprovecha cada coma, cada silencio o cada expresión con doble sentido. Se disparan balas pero también las frases envenenadas con las que marcan territorio el irónico Raylan, el criminal de maneras educadas Boyd Crowder, el ventajista Wynn Duffy (Jere Burns), los paletos Dickie Bennett (Jeremy Davies) y Dewey Crowe (Damon Herriman) o la voz de la razón Art Mullen (Nick Searcy).

Otro de los secretos que hacen a Justified una serie tan entretenida son unos ratos de humor (negrísmo y vacilón) que la convierten, como le pasa a The Good Wife, en la mejor comedia de la semana. Mención aparte para las mujeres de la serie: Winona (Nathalie Zea) el amor poco sincronizado de Raylan, la gran villana de la gran segunda temporada Mags Bennett (Margo Martindale) o Ava Crowder (Joelle Carter), con una evolución a la altura de la de Boyd Crowder.

Una despedida a tiempo. Cada temporada seriéfila está marcada por unas cuantas despedidas y la de 2015 lo estará por la de Mad Men pero también por la de Justified. Se terminará en la sexta temporada y no por decisión de la cadena que la emite en EEUU sino por la "iniciativa "creativa" de sus creadores, algo que no sucede tan a menudo. Por delante le quedan 13 capítulos para transformar en realidad todo lo que prometió el final de la quinta. Ya huele a pólvora en Harlan.

Sobre este blog

Este blog se ocupará de las series más influyentes del momento, recomendará otras que pasan más desapercibidas y rastreará esas curiosidades que solo ocurren detrás de las cámaras.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2015 - 20:58 h

Descubre nuestras apps

stats