2.087 personas han muerto en el mar en su intento de migrar a España en los primeros seis meses del año, según Caminando Fronteras

Al menos 2.087 personas han muerto o desaparecido en el mar en su intento de llegar a España de forma irregular en los seis primeros meses de 2021, según los datos publicados este miércoles por Caminando Fronteras. De ellas, solo han sido localizados los cuerpos de 87 ciudadanos, un 4%. La ONG alerta de un "terrible" aumento de las tragedias con respecto a las registradas en el mismo periodo del año anterior. En un solo semestre, han perdido la vida casi las mismas personas que a lo largo de todo 2020.

La ONG ha publicado este miércoles el Monitoreo del Derecho a la Vida en la Frontera Occidental Africana, informe semestral donde recopila la información obtenida a través de su sistema de alertas de vidas en peligro en el mar y el contacto directo con familiares de las personas fallecidas o desaparecidas durante su proceso migratorio. Entre las víctimas, se encuentran 96 menores, 346 mujeres y 1.645 hombres. 

“El año pasado fue el año con peores datos. Y este casi superamos los mismos datos en un solo semestre. Está siendo un año horroroso. Son los peores datos que nos hemos encontrado desde el año 2007”, ha alertado Helena Maleno, fundadora de Caminando Fronteras, que solicita al Ejecutivo el despliegue de más medios, especialmente aéreos, para localizar y rescatar vidas en peligro en el mar. “Lanzamos un llamamiento al gobierno español para que esto se pare ya y no hablemos dentro de seis meses de un año catastrófico en la frontera. Hay que tomar medidas ya".

El 95,83% de las víctimas detectadas por la organización ha desaparecido sin que sus cuerpos hayan sido recuperados. Las autoridades solo han localizado cerca del 4% de los cadáveres de las personas cuyas familias han alertado de su desaparición en su intento de llegar a España en patera. Pero, de ese pequeño porcentaje, no todos los restos mortales han sido identificados. 

“El número de víctimas identificadas es aún más bajo. Hay que hacer un esfuerzo en las morgues de los distintos países implicados para identificar a esos cuerpos. Pedimos al Estado español que mejore estos procesos de identificación para poder dar respuestas a Maleno. “Se entierran a las personas sin saber quiénes son. Muchos cuerpos no se sabe donde están” Teodoro, secretario de la Federación de Asociaciones Africanas en Canarias.

La gran mayoría de tragedias han sido detectadas en la ruta canaria, convertida en la más mortífera. Al menos 1.922 personas han muerto o desaparecido en los 57 naufragios documentados por el colectivo entre enero y junio de este año. De ellas, solo 61 cuerpos han sido localizados, aunque aún mayoría de ellos permanecen en las islas sin identificar, “mientras familias y allegados buscan respuestas en un sistema que da la espalda al dolor de las víctimas de las fronteras”. Solo en enero desaparecieron “cinco embarcaciones completas”, dejando 259 personas desaparecidas .

En el mar de Alborán, la ONG ha documentado 93 víctimas, de las cuales solo han sido recuperados 14 cuerpos, por lo que 79 familias continúan esperando respuestas sobre sus desaparecidos. Entre ellas, hay tres menores y nueve mujeres, detalla la organización.

Por su parte, en la ruta del Estrecho, 36 personas, dos de ellas menores, han muerto o desaparecido, según el recuento de Caminando Fronteras. En la ruta de Argelia, la ONG ha detectado 28 desapariciones y 8 fallecimientos en diez tragedias. No obstante, Caminando Fronteras advierte de las dificultades con las que se encuentra para obtener información sobre esta ruta y denuncia su “invisibilización”.

El impacto de la crisis con Marruecos

Según Caminando Fronteras, la crisis diplomática desatada entre Marruecos y España ha influido en el aumento del número de tragedias registradas en los primeros meses del año. Más allá de lo ocurrido en Ceuta, la falta de control marroquí en la zona provocó también un aumento de la salida de embarcaciones desde las costas marroquíes a España, mientras que apenas había coordinación entre ambos países en los rescates de vidas en peligro en el mar, denuncia el colectivo.

"Hubo un aumento de salidas desde El Aaiun hacia Canarias momentos después de la crisis diplomática. En 15 días, han desaparecido 481 personas", ha señalado Maleno. "Estaban dejando salir a la gente y no es fácil encontrar una barca de madera, por lo que sé muchos se aferraban a las neumáticas, incluso de segunda mano, mucho más peligrosas. A ello se sumó la dejadez de funciones por parte de Marruecos ante los avisos de barcas en riesgo en su zona de responsabilidad.

"Nosotras llamamos también a Marruecos y vemos si salen o no salen, y si Marruecos da una información real a España. Hemos detectado cómo, cuando enviamos una localización [de una barca en peligro] y la Marina marroquí no sale a buscarlos, pero España sabe que no van a movilizare. Por lo que la coordinación no fluye entre los dos Estados" lo que, según Maleno, tiene un impacto directo en la pérdida de vidas humanas.

Al menos 2.087 personas han muerto o desaparecido en el mar en su intento de llegar a España de forma irregular en los seis primeros meses de 2021, según los datos publicados este miércoles por Caminando Fronteras. De ellas, solo han sido localizados los cuerpos de 87 ciudadanos, un 4%. La ONG alerta de un "terrible" aumento de las tragedias con respecto a las registradas en el mismo periodo del año anterior. En un solo semestre, han perdido la vida casi las mismas personas que a lo largo de todo 2020.

La ONG ha publicado este miércoles el Monitoreo del Derecho a la Vida en la Frontera Occidental Africana, informe semestral donde recopila la información obtenida a través de su sistema de alertas de vidas en peligro en el mar y el contacto directo con familiares de las personas fallecidas o desaparecidas durante su proceso migratorio. Entre las víctimas, se encuentran 96 menores, 346 mujeres y 1.645 hombres. 

“El año pasado fue el año con peores datos. Y este casi superamos los mismos datos en un solo semestre. Está siendo un año horroroso. Son los peores datos que nos hemos encontrado desde el año 2007”, ha alertado Helena Maleno, fundadora de Caminando Fronteras, que solicita al Ejecutivo el despliegue de más medios, especialmente aéreos, para localizar y rescatar vidas en peligro en el mar. “Lanzamos un llamamiento al gobierno español para que esto se pare ya y no hablemos dentro de seis meses de un año catastrófico en la frontera. Hay que tomar medidas ya".

El 95,83% de las víctimas detectadas por la organización ha desaparecido sin que sus cuerpos hayan sido recuperados. Las autoridades solo han localizado cerca del 4% de los cadáveres de las personas cuyas familias han alertado de su desaparición en su intento de llegar a España en patera. Pero, de ese pequeño porcentaje, no todos los restos mortales han sido identificados. 

“El número de víctimas identificadas es aún más bajo. Hay que hacer un esfuerzo en las morgues de los distintos países implicados para identificar a esos cuerpos. Pedimos al Estado español que mejore estos procesos de identificación para poder dar respuestas a Maleno. “Se entierran a las personas sin saber quiénes son. Muchos cuerpos no se sabe donde están” Teodoro, secretario de la Federación de Asociaciones Africanas en Canarias.

La gran mayoría de tragedias han sido detectadas en la ruta canaria, convertida en la más mortífera. Al menos 1.922 personas han muerto o desaparecido en los 57 naufragios documentados por el colectivo entre enero y junio de este año. De ellas, solo 61 cuerpos han sido localizados, aunque aún mayoría de ellos permanecen en las islas sin identificar, “mientras familias y allegados buscan respuestas en un sistema que da la espalda al dolor de las víctimas de las fronteras”. Solo en enero desaparecieron “cinco embarcaciones completas”, dejando 259 personas desaparecidas .

En el mar de Alborán, la ONG ha documentado 93 víctimas, de las cuales solo han sido recuperados 14 cuerpos, por lo que 79 familias continúan esperando respuestas sobre sus desaparecidos. Entre ellas, hay tres menores y nueve mujeres, detalla la organización.

Por su parte, en la ruta del Estrecho, 36 personas, dos de ellas menores, han muerto o desaparecido, según el recuento de Caminando Fronteras. En la ruta de Argelia, la ONG ha detectado 28 desapariciones y 8 fallecimientos en diez tragedias. No obstante, Caminando Fronteras advierte de las dificultades con las que se encuentra para obtener información sobre esta ruta y denuncia su “invisibilización”.

El impacto de la crisis con Marruecos

Según Caminando Fronteras, la crisis diplomática desatada entre Marruecos y España ha influido en el aumento del número de tragedias registradas en los primeros meses del año. Más allá de lo ocurrido en Ceuta, la falta de control marroquí en la zona provocó también un aumento de la salida de embarcaciones desde las costas marroquíes a España, mientras que apenas había coordinación entre ambos países en los rescates de vidas en peligro en el mar, denuncia el colectivo.

"Hubo un aumento de salidas desde El Aaiun hacia Canarias momentos después de la crisis diplomática. En 15 días, han desaparecido 481 personas", ha señalado Maleno. "Estaban dejando salir a la gente y no es fácil encontrar una barca de madera, por lo que sé muchos se aferraban a las neumáticas, incluso de segunda mano, mucho más peligrosas. A ello se sumó la dejadez de funciones por parte de Marruecos ante los avisos de barcas en riesgo en su zona de responsabilidad.

"Nosotras llamamos también a Marruecos y vemos si salen o no salen, y si Marruecos da una información real a España. Hemos detectado cómo, cuando enviamos una localización [de una barca en peligro] y la Marina marroquí no sale a buscarlos, pero España sabe que no van a movilizare. Por lo que la coordinación no fluye entre los dos Estados" lo que, según Maleno, tiene un impacto directo en la pérdida de vidas humanas.

Al menos 2.087 personas han muerto o desaparecido en el mar en su intento de llegar a España de forma irregular en los seis primeros meses de 2021, según los datos publicados este miércoles por Caminando Fronteras. De ellas, solo han sido localizados los cuerpos de 87 ciudadanos, un 4%. La ONG alerta de un "terrible" aumento de las tragedias con respecto a las registradas en el mismo periodo del año anterior. En un solo semestre, han perdido la vida casi las mismas personas que a lo largo de todo 2020.

La ONG ha publicado este miércoles el Monitoreo del Derecho a la Vida en la Frontera Occidental Africana, informe semestral donde recopila la información obtenida a través de su sistema de alertas de vidas en peligro en el mar y el contacto directo con familiares de las personas fallecidas o desaparecidas durante su proceso migratorio. Entre las víctimas, se encuentran 96 menores, 346 mujeres y 1.645 hombres. 

7 de julio de 2021 - 12:36 h