eldiario.es

9

DESALAMBRE

Intento de salto en la valla de Melilla: “No éramos 400, éramos menos de 60 personas”

El testimonio de los inmigrantes que intentaron este lunes llegar a la valla contradice la versión de "asalto masivo" difundida por la Guardia Civil

Las organizaciones sociales de las zonas próximas a la frontera coinciden con los migrantes: "No hay más de 150 personas en las inmediaciones del monte"

La triple valla de Melilla que separa la ciudad autónoma de Marruecos./ Fotografía: J. Blasco de Avellaneda.

La triple valla de Melilla que separa la ciudad autónoma de Marruecos./ Fotografía: J. Blasco de Avellaneda.

Hacia las cinco de esta madrugada los radares de la Guardia Civil empezaron a detectar movimiento en las inmediaciones del paso fronterizo de Farhana, una de las localidades más cercanas a Melilla. Según estimaciones de la Guardia Civil, unas 400 personas intentaron aproximarse al perímetro fronterizo entre las cinco y las seis y media, pero ni siquiera lograron acercarse a la valla. Fuentes de la Delegación de Migraciones de Nador –que depende del arzobispado de Tánger– aseguran, de acuerdo con el testimonio que han recabado de algunos inmigrantes que participaron en el intento, que fueron unas 55 personas de distintas nacionalidades quienes intentaron acercarse a la zona, fuertemente custodiada por las fuerzas de seguridad marroquíes.

"No éramos más de 60 personas. Había gente de Mali, Burkina, Costa de Marfil y Guinea. Lo intentamos a las cinco de la mañana", explica al teléfono Mustafa Kulibali, de Burkina Fasso, que se recupera de las heridas en un pie que le ha provocado un bastonazo de las fuerzas auxiliares marroquíes. De acuerdo con su testimonio, unas 20 personas han sido trasladadas a la comisaría de Nador. Cree después del arresto les han llevado hasta otra ciudad alejada de la frontera, el procedimiento habitual en los últimos meses.

El sábado pasado, según el relato de Kulibali, las fuerzas auxiliares marroquíes desmantelaron uno de los campamentos cercanos al Gurugú donde se esconden pequeños grupos de inmigrantes. "Vino la 'bombla' (policía) y se los llevaron a Fez, a Meknés y a Casablanca", asegura. Después de pasar por el hospital El Hassani, en Nador, está recuperándose de sus heridas en la casa de la Delegación de Migraciones en esta localidad.

En los últimos meses ha disminuido considerablemente el número de intentos de saltar la valla de Melilla desde Marruecos. En los primeros siete meses del año, según datos publicados por la Delegación del Gobierno en Melilla, se han registrado cinco intentos o aproximaciones a la valla. En el último, el pasado 6 de julio, 30 inmigrantes intentaron acercarse, pero fueron detenidos por las fuerzas de seguridad marroquíes. Antes de éste, el pasado 1 de mayo –siempre según datos de Delegación del Gobierno en Melilla– 400 inmigrantes intentaron aproximarse y fueron igualmente expulsados por las Fuerzas Auxiliares de Marruecos.

Fuentes de la Guardia Civil en Melilla consultadas por eldiario.es aseguran que este descenso hay que atribuirlo a la cooperación entre los cuerpos de seguridad de España y Marruecos. Desde febrero de 2015, las fuerzas auxiliares y la gendarmería marroquí están desplegadas en las inmediaciones del monte Gurugú, Nador y Farhana. Los inmigrantes –muchos de ellos mujeres y niños– que viven en esta área se han visto obligados a separarse y distribuirse en pequeños grupos de comunidades, dispersos en distintos campamentos, escondidos y alejados unos de otros. "Por eso nos resulta extraña esa cifra de 400 personas intentando saltar", aseguran a eldiario.es fuentes de la Delegación de Migraciones en Nador.

"No hay más de 150 personas en el monte"

Según fuentes de la AMDH (Asociación Marroquí de Derechos Humanos), no hay más de 150 personas en las inmediaciones del monte. Otros grupos están repartidos a lo largo de las localidades marroquíes vecinas. Desde la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla aventuran la hipótesis de un reagrupamiento en los últimos días.

La semana pasada, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, fue recibido por el rey Felipe VI en la Zarzuela, señaló que el número de inmigrantes había descendido drásticamente en la ciudad y llegó a asegurar que "si no salimos en prensa con el problema de la inmigración ilegal, es que no hay problema".

Desde hace meses, los inmigrantes que aspiran a llegar a Europa han sido empujados a buscar la vía del mar para llegar a territorio español. El domingo pasado, ocho inmigrantes perdieron la vida al intentar alcanzar las costas de Ceuta, según datos de la ONG Caminando Fronteras. Los datos oficiales del gobierno de Marruevos cifran las muertes en cuatro personas.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha