La actividad industrial vuelve al crecimiento en julio, aunque continúa destruyendo empleo

Un diseñador de SEAT trabaja en la personalización de un coche poco antes del inicio del acto oficial de inauguración de la Casa Seat, en el centro de Barcelona, el pasado mes de junio.

La actividad del sector manufacturero industrial español volvió al crecimiento en julio por primera vez desde febrero, aunque continuó destruyendo empleo debido a los efectos de la epidemia de coronavirus, según la consultora Markit. El índice IHS Markit PMI del sector manufacturero español publicado este lunes se situó en julio en 53,3 puntos, por encima de los 49 de junio y superando ligeramente el umbral de los 50 puntos, que marca la diferencia entre crecimiento y decrecimiento.

La economía manufacturera del conjunto de la zona euro también registró en julio su primera expansión en un año y medio. El índice registró un 51,8 en julio, por encima de los 47,4 del mes anterior. Por países, España fue el país que registró el mejor resultado en general. Los incrementos en Francia y Austria, aunque más lentos, fueron de todas formas sólidos, mientras que Alemania e Italia registraron un crecimiento modesto. Solo dos países, Grecia y los Países Bajos, registraron lecturas por debajo del umbral de los 50.

La reanudación de la actividad tras el confinamiento se tradujo en un aumento de la producción y los pedidos, que se anotaron los mejores datos desde principios de 2018, así como de la demanda exterior y de las compras de las empresas. Sin embargo, los niveles de actividad continuaron bajos, con una disminución de pedidos pendientes, lo que se tradujo en un recorte del empleo por decimoquinto mes consecutivo.

"Las cifras del empleo siguen siendo una preocupación importante, especialmente porque el mercado laboral probablemente sea clave para determinar el camino de recuperación de la economía", señaló Chris Williamson, economista jefe de IHS Marktin. "Aunque la tasa de pérdida de empleo disminuyó, sigue siendo mayor que en cualquier otro momento desde 2009, lo que refleja la reducción generalizada de los costes en muchas empresas donde el brote de virus ha afectado fuertemente a los márgenes de beneficios. El aumento del desempleo, la inseguridad laboral, las segundas oleadas de infecciones por el virus y las medidas de distanciamiento social todavía vigentes limitarán inevitablemente la recuperación".

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2020 - 10:48 h

Descubre nuestras apps

stats