Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Feijóo evita el enfrentamiento con Abascal tras la ruptura parcial de PP y Vox
Begoña Gómez vuelve a declarar entre dudas sobre su trabajo en la Complutense
OPINIÓN | 'Aquellos, los que les enterraron en vida', por Esther Palomera

Conductores españoles en el Reino Unido demandan a Amazon y a su subcontrata por pagar menos de lo acordado

Fotografía de archivo del logo de Amazon.

Morgan Ofori

The Guardian —

2

Un grupo de conductores españoles contratados para entregar paquetes de Amazon en el Reino Unido durante la campaña navideña han presentado una demanda contra el gigante del comercio electrónico y contra una de sus empresas subcontratadas.

Según los conductores, la subcontrata de Amazon les prometió durante una videoconferencia en español que sus ingresos diarios superarían las 100 libras [unos 118 euros] y que tendrían cubierto el alojamiento, el alquiler de la furgoneta, el seguro y los vuelos de ida y vuelta.

Una vez llegados al Reino Unido, los trabajadores fueron formados durante cuatro días en las instalaciones de Amazon. Pero el total del dinero prometido seguía sin llegar, dicen, cuando ya llevaban varias semanas trabajando.

Algunos de los conductores denuncian que no les pagaron el total de lo acordado y que, en algunos casos, cuando finalizaba el contrato les cobraban miles de libras por daños a los vehículos, dejando endeudados a varios de ellos. Aunque los conductores reconocen los daños, sostienen que las tarifas cobradas por ellos son exorbitantes.

Los conductores han emprendido una acción legal contra One Motion, la empresa subcontratada por Amazon, para exigir los salarios no pagados además de una indemnización. En la demanda sostienen que la forma en que la empresa obtuvo su consentimiento para esos cobros no fue “válida”, ya que esas condiciones les fueron comunicadas después de firmar. Amazon figura como parte codemandada.

El sindicato Voces Unidas del Mundo [UVW, por sus siglas en inglés] está apoyando a los conductores en la demanda. Según un portavoz de UVW, los descuentos hechos a los salarios son exorbitantes y casi todos los trabajadores en la reclamación han sido víctimas de esa “estrategia de descuentos”. “One Motion sigue enviando a empleados de agencias de cobro de deudas para que acosen a los trabajadores por estas deudas incorrectas, poniendo en riesgo su bienestar financiero y su clasificación crediticia”, dijo.

Según One Motion, la empresa subcontratada por Amazon, “cada uno de los conductores nombrados por UVW recibió una remuneración diaria de al menos 100 libras esterlinas [unos 118 euros] por cada día en que prestaron servicios, una vez aplicadas las deducciones pertinentes por gastos de alquiler de vehículos y/o gastos de alojamiento”.

José Manuel Elá Asángono, uno de los conductores en la demanda, sostiene que One Motion no solo evitó pagarle la totalidad de lo acordado sino que ahora lo considera a él como deudor de la empresa. “Después de trabajar cinco semanas para ellos, solo me pagaron 200 de las 3.100 libras acordadas [unos 237 de los 3.667 euros] y ahora dicen que yo les debo 5.500 libras [unos 6.506 euros]”, dijo. “Lo único que quiero es que nos devuelvan el dinero que nos deben y que esto no le ocurra a nadie más”.

El también conductor Diego Martín Baglietto dice que cuando llevaba 25 días de trabajo se dio cuenta de que solo había cobrado 450 libras [unos 532 euros], a pesar de que el acuerdo establecía una paga semanal.

Baglietto y otros cinco conductores compartían alojamiento con un hombre que en la demanda figura solo como Wilson. En un incidente que impidió a Wilson mover su furgoneta, One Motion le dijo que él tendría que hacerse cargo del coste de recuperación del vehículo. De acuerdo con la demanda, cuando el también conductor José María Moreno López pidió a los directivos de One Motion que le mostraran la póliza de seguro de la furgoneta, la empresa le dijo que tenía que abandonar el alojamiento y el país. Los demás conductores siguieron trabajando por temor a perder el alojamiento y verse forzados a regresar a España con el sueldo descontado y pagándose el pasaje de vuelta.

Según UVW, esos hechos confirman sin más justificación que se trató de un despido improcedente.

Conductores registrados como subcontratistas por cuenta propia

Los conductores afirman que les dieron de alta como autónomos, que la paga era semanal, y que les dijeron que solo tendrían que ocuparse de su propia comida. UVW sostiene que aunque los conductores fueron registrados como subcontratistas por cuenta propia, de acuerdo con la Ley de Derechos Laborales de 1996 debían haber sido considerados como trabajadores asalariados teniendo en cuenta la naturaleza de su relación con One Motion.

El sindicato afirma que One Motion retrasó el pago a los conductores y dejó grandes sumas sin satisfacer. También sostiene que, con los trabajadores ya de vuelta en España, les cobró el alquiler de la furgoneta, pequeños desperfectos en los vehículos y la limpieza de sus alojamientos, así como tasas administrativas excesivas, según la valoración de UVW, por tramitar las multas de tráfico.

One Motion rechaza las acusaciones y sostiene que la clasificación de los conductores como subcontratistas por cuenta propia es la correcta.

Según un portavoz de One Motion, “cuando la cantidad neta pagada al conductor difería de la bruta como resultado de daños causados a un vehículo y/o multas o avisos de sanción, estos costes eran comunicados claramente a cada conductor, y todos fueron comunicados también a UVW, incluyendo un detallado informe hecho por una tercera parte en el que se proporciona el cálculo de los daños causados a los vehículos”.

“Tres de los catorce conductores representados por UVW no incurrieron en gastos adicionales por daños al vehículo ya que los vehículos fueron devueltos en las mismas condiciones en las que se entregaron”, añadió el portavoz. “El contrato de los once restantes era por un período que oscilaba entre cuatro y seis semanas, y se causó un daño total de 22.053 libras [unos 26.087 euros] a los vehículos entregados. La mayoría de estos vehículos fueron suministrados por terceros y devueltos a estos proveedores poco después de Navidad. Esto significa que nosotros, como empresa, incurrimos directamente en estos costes/pérdidas por los daños que causaron los conductores a cargo de estos vehículos.”

En Amazon niegan estar involucrados en ninguna violación de la ley y dicen tener un compromiso con el trato justo a los empleados en sus empresas subcontratadas. “Nos comprometemos a garantizar que las personas contratadas por nuestros proveedores independientes de reparto reciban una remuneración justa y un trato respetuoso. Hemos sido informados del asunto y estamos investigando”, dijeron.

Amazon facturó casi 27.000 millones de libras en ventas solo en el Reino Unido [unos 31.950 millones de euros]. One Motion Logistics Ltd, su subcontratada, generó unos ingresos de 90 millones de libras [unos 106 millones de euros] por sus operaciones en el Reino Unido, Alemania y España.

Etiquetas
stats