Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
¿Y si no fuera Harris? Otros candidatos demócratas para sustituir a Biden
Ni un solo día sin incidencias en Cercanías Madrid: los retrasos se triplican
No ha sido una sorpresa, pero estamos en terreno desconocido, por Pérez Royo

Ferrovial despide a los directivos detenidos en el “escándalo de la basura” por supuestos sobornos en Polonia

Rafael Del Pino, presidente de Ferrovial, durante la junta general ordinaria accionistas de este jueves.

Antonio M. Vélez

9

Ferrovial ha despedido al presidente ejecutivo y al vicepresidente de su filial polaca FBserwis, los dos principales directivos detenidos en febrero por su presunta participación en lo que la Agencia Central contra la Corrupción (CBA) de aquel país ha bautizado como “el escándalo de la basura”: una trama de supuestas mordidas, blanqueo de capitales y facturas falsas para ocultar sobornos en la adjudicación de contratos valorados en unos 128 millones de euros para la recogida de residuos del Ayuntamiento de Varsovia.

En el centro de esa trama, por la que ha sido detenido también un exministro conservador en aquel país, aparece FBserwis, dedicada al tratamiento de basuras, al mantenimiento de infraestructuras viales o a la eficiencia energética que pertenece a Budimex, la mayor constructora polaca, cotizada en bolsa y controlada por Ferrovial. Este país es uno de los principales mercados de la multinacional de la familia Del Pino.

El pasado 30 de marzo, el consejo de supervisión de Budimex acordó el cese de Artur Pielech, hasta entonces todavía consejero de esa filial y presidente y consejero delegado de FBSerwis, pese a que llevaba suspendido en sus funciones desde su detención a comienzos de febrero.

En las cuentas anuales que acaba de publicar Budimex, la filial polaca de Ferrovial explica que su ya ex consejero había sido puesto en libertad provisional el 20 de marzo, tras su detención junto a, entre otros, el vicepresidente de FBSerwis, Wojciech Smołka. Este último era el responsable del área de recogida y tratamiento de residuos municipales y servicios medioambientales en FBSerwis. Fuentes de Ferrovial confirman que Smołka tampoco está ya en la compañía.

Ex directivo de Roland Berger en Polonia, Artur Pielech fue nombrado vicepresidente de FBSerwis en noviembre de 2012. Desde julio de 2014 era el presidente de esa filial de Ferrovial. En septiembre de 2021 se convirtió también en consejero de Budimex. Su vacante en la presidencia de FBSerwis la ha ocupado Marcin Weglowski, consejero y director Económico Financiero de Budimex.

La filial polaca de Ferrovial insiste en sus cuentas anuales en que, tras llevar a cabo un análisis preliminar, ha concluido que las actuaciones de las autoridades por esta trama de supuesta corrupción se dirigen por ahora contra personas físicas y esto “no implica, en el momento procesal actual, consecuencias legales directas” para las filiales de Ferrovial, “y en particular Budimex SA, que no opera en el campo de la gestión de residuos”. Por eso, no ha dotado ninguna provisión por este asunto.

El pasado 2 de marzo, justo después de que Ferrovial anunciara su polémica mudanza a Países Bajos, aprobada por sus accionistas el pasado jueves, trascendía la última detención conocida en este caso, la del que fuera ministro de Hacienda de Polonia y hasta entonces secretario del Ayuntamiento de Varsovia, Włodzimierz Karpiński. 

Ex presidente de la Empresa Municipal de Depuración de Varsovia (MPO), Karpiński fue destituido de sus cargos en la capital polaca a finales de marzo. Ministro en la etapa del expresidente del Consejo Europeo y antiguo líder del PP europeo, Donald Tusk, Karpiński fue detenido temporalmente durante 3 meses el pasado 27 de febrero. Está acusado de aceptar supuestamente un soborno de casi 5 millones de zlotys (algo más de un millón de euros) “en relación con el procedimiento de selección de empresas que se ocupan de la recogida de residuos en Varsovia”, según anunció en marzo la CBA.

Medios locales han publicado que Karpiński exigía una comisión del 2,5% por cada adjudicación. Según el medio local wyborcza.pl, la mitad de los contratos sospechosos se los llevó FBSerwis. En febrero fue detenido Rafał Baniak, ex viceministro del Tesoro polaco y hasta hace poco presidente de la patronal Pracodawcy RP. Esta entidad se define como “la mayor organización de empleadores en Polonia”. Dice representar a más de 19.000 compañías con 5 millones de empleados.

Investigación interna

Inicialmente, el consejo de supervisión de la subsidiaria de Ferrovial “decidió suspender al presidente del consejo de administración de FBSerwis SA por un periodo de dos meses” y al vicepresidente, por otros tres meses. Las dos filiales ordenaron “una investigación interna para esclarecer los hechos, mostrando su plena colaboración con las autoridades”. Ninguno de los dos responsables está ya en la compañía. Pielech había sido suspendido de sus funciones hasta el pasado 7 de abril.

Fuentes de Ferrovial remarcan su “fuerte” compromiso con “la máxima transparencia y el compliance” e indican que Budimex ha contratado a un asesor externo para llevar a cabo esta investigación.

Por ahora han sido detenidas en esta investigación 14 personas. Entre ellas, tres directivos de la filial de Ferrovial: el presidente de FBSerwis, el vicepresidente y el director comercial, de cuya situación Ferrovial no da detalles. Las actuaciones se llevan a cabo bajo la supervisión de la Sucursal de Silesia del Departamento de Delincuencia Organizada y Corrupción de la Fiscalía polaca en Katowice.

Según anunció la CBA el 9 de febrero, se investiga “la participación en actividades criminales de un grupo criminal organizado formado por empresas y funcionarios a nivel ministerial que estuvieron en el gobierno entre 2011 y 2015”. “El grupo emitía facturas de IVA para servicios ficticios de empresas involucradas en la recogida y tratamiento de residuos en la ciudad de Varsovia. Las facturas de esos servicios ficticios se destinaban a la obtención de fondos para sobornar a antiguos responsables”.

Y “el dinero se utilizaba para manipular la selección de compañías que prestan servicios de recogida, gestión y procesamiento de basura. El caso implica también blanqueo de capitales”, siempre según el órgano anticorrupción polaco.

Riesgo “remoto”

Ferrovial ya señaló en las cuentas anuales que presentó hace unas semanas que el riesgo de que “pueda ser considerada responsable de los hechos investigados es remoto”, porque “la responsabilidad de una persona jurídica está supeditada, de acuerdo con el Derecho Polaco, a la condena previa de un individuo que actúe en nombre de la sociedad”.

Ferrovial también descarta por ahora riesgo de que se vete a su filial el acceso a licitaciones en Polonia. “Las sociedades del Grupo Budimex no pueden ser excluidas de procesos de contratación pública sin que los miembros titulares de los órganos de gestión, de gobierno o representantes comerciales hayan sido condenados válidamente por delitos tipificados en la Ley Penal. Por tanto, de acuerdo con la información existente, y a la fecha de cierre de estas cuentas, no se han materializado las premisas que den lugar a responsabilidad”.

Los asesores legales del grupo “estiman que la duración del proceso podría prolongarse varios años”. E “informan de que la aplicación real de la ley, en su formulación actual, es extremadamente infrecuente y las multas impuestas a las entidades no son elevadas (hasta 5 millones de zlotys)”. Por eso, el grupo no ha dotado ninguna provisión ni pasivo por este asunto. 

Como destacaba el grupo en sus cuentas al dar cuenta de este litigio, los activos no corrientes de FBSerwis “representan un 0,36% de los activos totales de Ferrovial”. Pero Polonia, cuyo “excepcional desempeño” en 2022 destacó Ignacio Madridejos, consejero delegado de Ferrovial, en la junta de accionistas que el pasado jueves aprobó su polémica deslocalización, es un mercado clave para la multinacional. Especialmente, en la pata de construcción. 

En 2022, Polonia aportó, según la presentación realizada a los accionistas en la junta, el 24% de los 7.551 millones que ingresó Ferrovial el pasado ejercicio, muy por delante de España (15%) y solo por detrás de Estados Unidos y Canadá (40%). Fue el segundo mercado que más aportó al resultado bruto de explotación, 153 millones, aunque solo suponía el 3% de la valoración total de Ferrovial, según estimaciones de los analistas de cierre de 2022.

Ferrovial tiene 6.102 empleados en Polonia, más que en ningún otro país en los que opera (en España tenía 5.413 a cierre de 2022). Este país del Este aportó a Ferrovial un resultado antes de impuestos sobre beneficios de 103,31 millones en 2021, según su último informe de reporte fiscal por países. Concentraba a cierre de 2022 el 22% de la cartera de la rama de construcción del grupo.

“En Polonia, la licitación pública mantiene buenas perspectivas gracias a los planes nacionales de inversión de carreteras y ferrocarriles hasta 2025-26, respaldados por el nivel elevado de asignación de fondos bajo el nuevo marco financiero plurianual de 2021-27 de la UE, que garantiza estabilidad futura de la inversión en el país”, según las previsiones anuales de Ferrovial para el ejercicio 2023.

La multinacional de los Del Pino adquirió Budimex en 2000, año en que el actual presidente, Rafael del Pino, sucedió en el cargo a su padre, fundador del grupo. Ferrovial actualmente controla un 50,1% de Budimex. Entre sus últimos contratos en Polonia, destaca la adjudicación, en julio, de la construcción de una terminal en el puerto de aguas profundas de Gdansk por 245 millones de euros. La filial inició en 2022 su actividad en el negocio de las renovables en ese país.

Etiquetas
stats