Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Fitch baja a estable la perspectiva de Repsol y mantiene su nota en BBB

Dos viandantes pasan frente a la entrada de la sede de la agencia de calificación Fitch en Nueva York.

EFE

Madrid —

0

La agencia de medición de riesgos Fitch ha rebajado este viernes de positiva a estable la perspectiva de Repsol, aunque le ha mantenido la calificación en BBB -aprobado medio-, por la creciente presión que sobre los flujos de efectivo de la compañía ejerce la caída de precios de los hidrocarburos.

En una nota, Fitch explica que el cambio de perspectiva se debe a la caída de precios en 2020, que prevé que continúe en 2021, debido a la crisis generada por el coronavirus y a las medidas de parálisis económica que se están implantando para tratar de detener su propagación por todo el mundo.

Si bien confía en que Repsol mantenga un sólido perfil comercial y financiero a lo largo de este periodo de bajos precios, Fitch también considera que el apalancamiento de fondos netos superará en 2,2 puntos su nivel actual.

No obstante, Fitch cree que Repsol cuenta con un modelo de negocio muy diversificado a gran escala, con costes moderados en comparación con otras compañías del sector.

La agencia de medición de riesgos calcula que el precio del petróleo se sitúe en 2020 en torno a los 35 dólares por barril, frente a los 65 dólares de 2019, aunque ve que a largo plazo se posicionará en 55 dólares.

Las grandes petroleras europeas han anunciado recortes de gasto de capital en torno al 20 %, optimizando el gasto operativo y compartiendo la cancelación de recompra, y Fitch confía en que Repsol haga lo mismo.

Entiende que su fuerte liquidez y los bajos costes de producción son un factor positivo para hacer frente a la "recesión" en el precio del petróleo.

Fitch también apunta que aunque Repsol tiene un sólido historial en estándares de salud y seguridad e implementó una serie de medidas para contrarrestar el riesgo de propagación del coronavirus entre sus empleados, la paralización de la actividad supone también un riesgo para el negocio, como lo es para todas las compañías del sector.

Los límites a la circulación de personas, así como el riesgo de interrupción del negocio en las plataformas y refinerías de petróleo y gas por motivos relacionados con la salud de los trabajadores representan otro factor negativo.

Asimismo, Fitch se refiere a la política de emisiones cero prevista en la UE en 2050, con la que Repsol se ha comprometido, pero que le supondrá un esfuerzo adicional.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2020 - 09:25 h

Descubre nuestras apps