Naturgy escindirá en dos compañías cotizadas sus negocios de redes y generación

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, en una fotografía de archivo. EFE/Javier Lizón

Naturgy ha anunciado este jueves la escisión del grupo en dos compañías cotizadas que mantendrán la composición accionarial actual. Estos “dos campeones nacionales de la energía”, como los define el grupo, “se situarían entre las primeras veinte compañías del Ibex por capitalización bursátil” para agrupar su negocio de generación por un lado y el de redes, por otro.

El proyecto, denominado Géminis, fue aprobado la semana pasada por unanimidad por el consejo de administración del grupo que preside Francisco Reynés, a propuesta de su comité de dirección y tiene el respaldo del IFM, que se acaba de incorporar al máximo órgano de gestión del grupo.

La escisión supondrá que, por un lado, el grupo aglutine en una división “todos los negocios liberalizados con el foco puesto en la transición energética”. En ella se incluirá “la generación convencional, el desarrollo de las energías renovables, la comercialización de energía y servicios asociados, la gestión de los mercados de energía, y el desarrollo de nuevos negocios, y con un foco especial en la mejora del servicio al cliente”.

La otra pata aglutinará todos los negocios dedicados a la gestión de infraestructuras reguladas de distribución y transporte de energía, “pilar fundamental para asegurar el correcto desarrollo de la transición energética”.

Ambas empresas cotizarán tras un split (división) del capital actual de Naturgy de una acción por dos, lo que implica que los actuales accionistas tendrán títulos en ambas compañías a partes iguales, con la mitad de su valor actual.

Según ha comunicado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), “los dos perfiles de negocio claramente diferenciados permitirán, entre otras cosas, simplificar y focalizar la gestión de cada uno de estos grupos para acelerar el Plan Estratégico, potenciando el crecimiento y su contribución a la transición energética, adecuándolos a la realidad del sector”.

Naturgy, cuyas acciones se han impulsado más de un 2% tras el anuncio, tiene actualmente un valor de empresa de unos 40.000 millones de euros, sumando su capitalización a día de hoy, de unos 27.000 millones, y la deuda a cierre del año pasado de casi 13.000 millones de euros, a repartir entre las dos nuevas compañías.

Según ha indicado Reynés en una nota, “con este proyecto, Naturgy avanza de forma decisiva en su transformación y se adelanta a los cambios disruptivos que experimenta el sector. Géminis potenciará el crecimiento más allá del Plan Estratégico, marcando un nuevo camino para abordar de forma pragmática la transición energética”.

Del grupo que gestionará los negocios liberalizados dependerá el desarrollo de las renovables, la cartera de clientes de energía y servicios asociados, el parque de generación convencional que asegura el suministro energético, y la gestión de los mercados mayoristas de energía.

Esta pata se encargará de desarrollar el objetivo de Naturgy de contar en 2025 con más de 25 GW de capacidad de generación eléctrica instalada (14 GW en generación renovable y 11 GW de generación convencional), 11 millones de clientes, y una cartera diversificada de aproximadamente 290 TWh de aprovisionamientos de gas.

El otro grupo aglutinará todos los negocios dedicados a la gestión de infraestructuras reguladas de distribución y transporte de energía. “Con una base de activos única”, que cuenta con más de 155.000 km de redes de electricidad, 135.000 km de redes de gas y 16 millones de puntos de conexión, presente en 6 países, esta compañía “está llamada a jugar un papel fundamental en el aseguramiento del desarrollo de la transición energética”. 

La compañía, que asegura que la operación no es el preludio a una venta, ni va a tener ningún impacto sobre la plantilla del grupo, espera finalizar el análisis “en pocos meses” y ejecutar el proyecto este mismo año, después de someterlo a la aprobación definitiva por parte de una Junta de Accionistas de carácter extraordinario.

Entre los aspectos que están por determinar está la composición de los consejos de administración de las dos compañías y sus comités de dirección y la asignación de deuda que corresponderá a cada una de las dos empresas. La operación también requerirá de las correspondientes autorizaciones regulatorias.

La segregación llega después de que Acciona sacara a bolsa el año pasado su división de energía (que ya vale más que la matriz), en un movimiento que ya llevó a cabo hace años Iberdrola con su filial renovable (luego reabsorbida). La filosofía que trasluce es el de que las partes valen más que el todo

Cambios en el consejo

En paralelo al anuncio de escisión en dos nuevas compañías, Naturgy ha comunicado que va a adaptar su consejo de administración a la nueva estructura accionarial, tras la oferta pública de adquisición (opa) parcial del fondo australiano IFM y “respetando el legítimo derecho de representación proporcional”.

Así, tras la renuncia de dos consejeros independientes, el número total de consejeros se mantiene en 12 miembros. Criteria, primer accionista de Naturgy con un 27%, pasa de dos a tres consejeros, con el nombramiento de Ramón Adell, hasta ahora consejero independiente, como nuevo consejero dominical en representación del hólding de La Caixa. Jaime Siles, responsable de IFM en España, representará al fondo australiano, y los fondos CVC y GIP, con un 21% cada uno, mantendrán 2 consejeros cada uno.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats