Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

La nueva patronal de Inditex, H&M y Primark promoverá la negociación colectiva al margen de las pymes textiles

Interior de un establecimiento de Inditex en Madrid.

Cristina G. Bolinches

3

Inditex, H&M, Primark y Uniqlo, las cuatro grandes cadenas del comercio textil, acaban de poner en marcha una nueva patronal en España que ha puesto en evidencia la ruptura entre grandes y pequeños operadores. Se trata de la Asociación Retail Textil España (ARTE), que echa a andar con una clara vocación de defensa de los intereses de estas enseñas con implantación nacional. Así lo reflejan los estatutos de ARTE depositados en el Ministerio de Trabajo y Economía Social, consultados por elDiario.es.

En ellos se recoge cuál es la estructura de esta nueva asociación y cómo va a ser su organización interna. También, qué empresas pueden formar parte de ella. En concreto, los estatutos establecen que ARTE está constituida por empresas que se dedican al comercio textil o de calzado (con el matiz de que sean “acabados”) y tanto prendas de vestir como accesorios o productos del hogar y siempre que cumplan, al menos, dos de tres requisitos.

El primero, que cuenten con una “superficie de venta física total superior a 3.500 metros cuadrados a nivel nacional”. El segundo, que tengan “presencia en tienda física en, al menos, tres comunidades autónomas”. Y, por último, que la plantilla sea “superior a 400 personas trabajadoras”. 

A estos requisitos se añaden dos excepciones. Por un lado, “se entenderán por cumplidos” cuando la empresa que no los logre individualmente pertenezca a un “grupo empresarial que cumpla en conjunto con dichos requisitos”. Por otro, que podrán asociarse aquellas empresas que, sin cumplirlos, “tengan intereses generales concurrentes con los de la asociación, previo acuerdo de la asamblea general de esta”. 

De entrada, en el listado de empresas que forman parte de ARTE desde su nacimiento está Inditex, a través de sus filiales Stradivarius, Zara, Kiddys Class, Zara Home, Pull & Bear, Oysho y Massimo Dutti. También, Hennes & Mauritz (H&M), Primark y Uniqlo Europe (filial de la japonesa Fast Retailing). Junto a ellas, las cadenas de ropa de deportes Sport Zone, JD Sport y Sprinter, que forman parte de una 'joint venture' del grupo portugués Sonae y el británico JD Sport.

Podrá promover acuerdos en materia de negociación colectiva

El trasfondo de este movimiento asociacionista, más allá de quién puede estar en la patronal, sobrevuela la negociación de temas laborales. En el sector del comercio textil los convenios son provinciales pero, al mismo tiempo, hay empresas de implantación estatal que sí tienen convenio propio, como Primark. Otras, como Inditex, carecen de él, como se ha podido ver en el choque de la multinacional española con sus dependientas de A Coruña

En ese contexto, ARTE va a tener capacidad de negociar por sus asociados en materia laboral. Entre los fines de la nueva patronal está “ser instrumento y plataforma para intervenir y participar en el diálogo social con las organizaciones sindicales a fin de concertar políticas de interés recíproco a nivel sectorial y promover acuerdos en materia de negociación colectiva”, según los estatutos.

De esta forma, ARTE tendrá voz en materia de diálogo social sin decir de forma tajante que persiga negociar un nuevo convenio para todas las empresas que la integran. Los estatutos sí recogen que se propiciarán las “condiciones que garanticen la paz social y la mejora de las relaciones laborales en las empresas”, pero “respetando sus propias facultades de organización”. 

Esta defensa de los intereses de las grandes compañías ya ha sido criticada por otras asociaciones del sector, donde sí hay empresas de pequeña dimensión. Por ejemplo, la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), que nació con el foco en las empresas de comercio textil de Madrid, aunque en ella también están las grandes -Inditex, incluida- y grupos con implantación nacional, como Tendam. Este último es el antiguo Cortefiel y matriz de Springfield y Women'Secret y no se ha sumado a la nueva patronal ARTE. “Si haces una patronal de los grandes y otra que defiende los intereses de los medianos y pequeños, eso puede llegar a derivar en conflicto”, adelantaba a elDiario.es el presidente de Acotex, Eduardo Zamacola.

Defender la libertad de horarios

Al margen de ese objetivo, la nueva patronal de las grandes de la moda también va a perseguir fines ligados a cualquier asociación empresarial, como defender los intereses de las empresas asociadas, favorecer el desarrollo, la competitividad y la imagen del sector o colaborar con las empresas asociadas en temas legales, económicos, fiscales, laborales o de comunicación institucional. 

También, defenderá la “libertad de horarios comerciales” y “la unidad de mercado”, además de la libertad de establecimiento y de comercio, enumeran sus estatutos. 

Y promoverá el “desarrollo de organismos encargados de la realización de estudios” y la “práctica de asesoramientos que permitan conocer los datos económicos, sociales” que “deban enmarcar, por razones de interés general, los límites de la negociación de las condiciones de trabajo y de sus repercusiones económicas”. 

Estos estatutos están firmados por Pablo Francesch Huidobro, que es el representante de las empresas de Inditex en esta asociación. 

Los estatutos de ARTE también desglosan cómo será su estructura funcional, sus órganos de gobierno, mediante una asamblea general y una junta directiva. Respecto a esta última, estará compuesta por un mínimo de cinco y un máximo de nueve representantes. Cada uno de ellos, de una empresa diferente y entre los que estará quien presida la asociación, que en los estatutos no se especifica. Tampoco quien será su secretario o secretaria general. Sí que las reuniones de la junta serán una vez cada trimestre.

Respecto a la asamblea general en la que están la totalidad de los miembros de la asociación, será la encargada de aprobar los planes de actuación de esta.

Votos en función del número de empleos, con limitaciones

En esta asamblea, el número total de votos ascenderá a 100. Estos se distribuirán “entre los asociados en función del número de personas trabajadoras en alta en el Régimen General de la Seguridad Social a 30 de septiembre de cada año”.

Con las empresas que inicialmente integran ARTE, la representatividad de estas en empleos supera las 56.000 personas. En ellas, el dominio es de Inditex que, contando la plantilla de sus servicios centrales en Arteixo, suma más de 46.000 trabajadores.

Sin embargo, la representatividad en función del empleo estará limitada. “En ningún caso, ninguna de las empresas asociadas o del conjunto de las que pertenezcan al mismo grupo puedan sumar más de 40 votos”, matizan los estatutos.

Ese número de votos será el que determine el importe de la cuota que pague cada empresa. Además, ARTE contará con un capital fundacional, constituido por las aportaciones iniciales de los socios fundadores, junto con aportaciones voluntarias de las empresas asociadas, posibles subvenciones a las que tenga acceso, así como donaciones que reciba la asociación.

Etiquetas
stats