Yolanda Díaz avisa de que subirá el SMI y dice a la patronal que “hay que ser empático con quien más sufre”

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz

Laura Olías


15

Próxima reunión para subir el SMI. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha afirmado este lunes que convocará la mesa de diálogo con los sindicatos y la patronal para abordar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) en “estos días”. “Vamos a cumplir con nuestro compromiso de Gobierno”, ha apuntado ante los medios de comunicación. Además, Díaz ha asegurado que no le cabe “la menor duda” de que la reforma laboral saldrá adelante en el Congreso.

La batalla por subir los salarios en 2022 está servida: resistencias patronales e inflación desbocada

La batalla por subir los salarios en 2022 está servida: resistencias patronales e inflación desbocada

La vicepresidenta Díaz no se ha referido al momento desde el que entraría en vigor el aumento del salario mínimo, aunque se plantea como la primera medida que dé inicio a su agenda legislativa este año. Los sindicatos reclamaron la semana pasada que el Ministerio de Trabajo convoque ya esta consulta para elevar el SMI, ahora en 965 euros al mes, y que se aplique con efectos desde el 1 de enero.

En CCOO y UGT reiteran que el Ejecutivo acordó con ellos en la pasada subida del SMI, en septiembre de 2021, que el alza de 2022 tendría lugar desde el comienzo de año. Según los sindicatos, el Gobierno apalabró con los representantes de los trabajadores además que el salario mínimo alcanzaría los 1.000 euros este año, aunque la cuantía no se fijó por escrito. En el Ejecutivo se limitan siempre a apuntar que el compromiso de la coalición es situar el SMI en el 60% al final de la legislatura, en 2023.

Preguntada sobre los mensajes de patronales de empresarios reticentes a elevar el salario mínimo, Yolanda Díaz ha afirmado que “las familias trabajadoras son las que más están sufriendo” en estos momentos. “Estoy segura de que la patronal española entiende que hay que ser empático con quien más sufren, personas con salarios muy moderados y que deben ser mejorados”, ha añadido.

La ministra de Trabajo ha reivindicado que el aumento del SMI es “la herramienta más eficaz para atajar la pobreza laboral” y ha subrayado que no solo es “buena para trabajadores y trabajadoras”, sino también “para la economía”.

La reforma laboral “saldrá adelante”

Respecto a la reforma laboral, Yolanda Díaz ha afirmado que continúan los contactos con las fuerzas parlamentarias para sacar adelante la legislación en el Congreso y ha añadido tajante: “No me cabe la menor duda de que la reforma saldrá adelante, no tendría sentido que no fuera así”.

La legislación, pactada con los agentes sociales en lo que supone un acuerdo histórico, aún no ha recabado el apoyo de los socios de la coalición. La ministra de Trabajo ha insistido en el mensaje que reiteran en estos días el Gobierno y los sindicatos: “Por primera vez, los trabajadores y trabajadoras recuperan derechos”, al contrario de lo que ha sucedido en las últimas reformas laborales.

Díaz ha defendido que la reforma “va a cambiar la vida de la gente, sobre todo en la recuperación de la capacidad de negociación, mejorar los salarios y, sin lugar a dudas, abordar la temporalidad”.

Foment también pide no cambiar “ni una coma”

Del lado de la patronal, este lunes el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, ha reiterado que la reforma laboral acordada debe salir adelante “sin cambios”. En este sentido, es relevante la adhesión a esta reclamación de Foment, la patronal catalana, ya que la organización se desmarcó del acuerdo tripartito con una abstención en la votación interna de la patronal de empresarios.

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, ha afirmado este lunes en una entrevista que se intentará que no se modifique “ni una coma” de lo acordado, para lo que ha pedido que la norma no se tramite como proyecto de ley. El empresario catalán ha apuntando que se intentará hablar con los grupos parlamentarios para que no haya ninguna modificación. Entre las formaciones que se resisten a dar el visto bueno a la legislación está ERC.

Antonio Garamendi ha sostenido este lunes que la reforma es “buena para el país” y da “muchísima estabilidad” y paz social. Sobre la postura del PP en contra del acuerdo tripartido, el empresario vasco ha negado este lunes que exista alguna “aspereza” o “problema” por su “legístima” posición.

“Yo respeto la posición del PP. Pero nosotros hemos firmado lo que hemos firmado (...). Hemos hecho el trabajo que teníamos que hacer”, ha asegurado el dirigente empresarial a la entrada de un acto, como recoge Europa Press. Además, ha apuntado que la legislación nace de los que “al final tienen que tirar del carro”, es decir, de empresarios y trabajadores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats