Yolanda Díaz llama a los empresarios a superar la cultura de la temporalidad: "Es vergonzante"

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el debate ‘Transformación del modelo económico en nombre de una mayor productividad’ de la Reunión Anual del Cercle d'Economia.

La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha pedido en un acto del Cercle d'Economia en Barcelona que los empresarios se unan para superar la "cultura de la temporalidad". España es el país con más trabajo temporal de la UE, pero además se ha vuelto cada vez más precario, con contratos ultracortos. Díaz ha insistido en la necesidad de un cambio legislativo para reducir la temporalidad, que ya negocia su Ministerio y que de momento no gusta a las patronales. Al lado del líder de CEOE, Antonio Garamendi, la ministra ha subrayado que "la cultura de precariedad y temporalidad está grabada a fuego en nuestro país" y ha llamado unirse a un pacto contra la precariedad. "Es vergonzante", ha enfatizado.

Cinco medidas con las que el Gobierno quiere reducir el trabajo temporal

Cinco medidas con las que el Gobierno quiere reducir el trabajo temporal

Las declaraciones de la vicepresidenta han formado parte del diálogo mantenido esta mañana por Yolanda Díaz con el líder de UGT, Pepe Álvarez, el dirigente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, y Núria Cabutí, miembro de la Junta Directiva del Cercle d'Economia, en la mesa redonda 'Transformación del modelo económico en aras de una mayor productividad', que ha organizado la entidad empresarial catalana. Los mensajes de un lado a otro de los participantes se han sucedido en un clima de cordialidad, de llamada al diálogo y al consenso para que España aproveche los fondos europeos del Plan de Recuperación y Resiliencia y salga reforzada de esta crisis por la pandemia.

La responsable de Trabajo ha sostenido que esa cultura de la temporalidad y precariedad "grabada a fuego" está muy extendida. "La mayor parte de las empresas no acude a estas fórmulas basadas en la precariedad, pero un porcentaje elevado sí", ha subrayado Díaz. Las cifras de contratos temporales en la última década evidencian que los contratos de menos de siete días se han disparado, duplicándose desde 2007. Según los datos de la Seguridad Social, en 2019 se dieron de baja 27 millones de contratos. Uno de cada cinco, más de cinco millones de contratos se dieron de baja al día siguiente de haberse firmado. Eran trabajos de un solo día. "Los números son espeluznantes", apuntaba la semana pasada el ministro José Luis Escrivá en una entrevista.

Yolanda Díaz ha señalado la "pluralidad" de contratos temporales como uno de los motivos por los que los contratos de formación en España, que debería de ser una puerta de entrada al mercado laboral de los jóvenes, han fracasado hasta el momento. "Los datos de contratos de formación son vergonzantes, lo digo con crudeza. Solo 8.000 contratos de formación" en lo que va de año, ha afirmado Díaz, que ha valorado este tipo de contratos como fórmulas "de calidad". En concreto, las últimas cifras de mayo apuntan que hasta ese mes se firmaron en España 6,6 millones de contratos, de los que solo unos 8.500 eran de formación.

"¿Por qué las empresas no acuden a la modalidad que parecería la correcta para los jóvenes? Porque tenemos una pluralidad de posibilidades de contratar que hace innecesario que las empresas vayan a estas modalidades contractuales sanas", ha evaluado Yolanda Díaz en una de sus intervenciones. La ministra ha destacado que Europa pide a España que reduzca su temporalidad, para lo que ha emprendido la negociación en el diálogo social de una reforma legal para restringir los contratos temporales a través de varias medidas.

"En definitiva, hay que cambiar el marco legislativo, hay que caminar hacia Europa", ha defendido la vicepresidenta tercera. "Lo normal es tener contratos estables, esto es lo normal", ha sostenido Díaz, junto con fórmulas para contratar de manera temporal, pero "que han de tener causa" y "avanzar en modalidades fuertes de formación".

Para ello, la ministra ha insistido en que es necesario superar uno de los pasos más difíciles: el cambio cultural que se inclina a la temporalidad. Incluso a veces siendo contrarios a las "lógicas económicas", ha advertido Díaz, ya que hay un coste adicional en la cotización a la Seguridad Social por firmar contratos muy cortos, pero sigue aumentando su uso.

La patronal defiende la reforma laboral del PP

El líder de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha defendido por su parte la idea de que "la mayoría de las empresas lo hace bien". "Normalmente, lo intentamos hacer bien, por eso llegamos a acuerdos", ha destacado el dirigente empresarial, que ha subrayado la importancia del diálogo social en estos momentos de pandemia.

Sobre la reforma de la contratación, el líder de CEOE ha asegurado que los empresarios lo están mirando, "vamos a trabajar muy duro", pero también ha recordado que la Administración Pública tiene incluso más temporalidad que la empresa privada, sobre todo en áreas como la Educación y la Sanidad, que dependen de las Comunidades Autónomas. "Somos siempre los malos de la película y tan malos tan malos no creo que seamos", ha añadido.

De las reformas pendientes que reclama Europa, el dirigente empresarial ha precisado que difiere con el Gobierno en "qué hay que hacer en esas reformas" aunque negociará con el Ejecutivo como hasta el momento. Como ejemplo, Antonio Garamendi ha insistido ante Yolanda Díaz en que los empresarios no creen que haya que cambiar la reforma laboral del PP.

La batalla para subir el SMI

Uno de los temas ausentes en el discurso de la vicepresidenta ha sido el salario mínimo interprofesional (SMI), al que no se ha referido de manera directa. Se ha abierto de nuevo el debate sobre qué hacer con el SMI en 2021. El Gobierno tiene diferentes posturas, con la vicepresidenta Díaz a favor de incrementarlo algo ya este año y por otro lado el criterio de Nadia Calviño de mantenerlo congelado por el momento.

"No podemos seguir siendo un país en el que una parte de su modelo empresarial compite por bajos salarios", ha afirmado Yolanda Díaz en el acto empresarial. Ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, enfrió la posibilidad de un incremento del SMI ahora, al igual que ha hecho esta mañana Nadia Calviño, con el argumento de que ahora lo primordial es proteger el aumento del empleo.

No obstante, la responsable de Trabajo ha respondido las preguntas de los medios de comunicación al respecto. Yolanda Díaz ha recordado que es conocida la postura de su Ministerio y ha explicado que mañana viernes presentará el informe de expertos y expertas sobre el SMI, que identifica cuál es la meta del 60% del salario medio a la que el Gobierno se ha comprometido llegar al final de la legislatura. "El Gobierno de España todavía no ha tomado una decisión y tendrá que tomarla cuando se haga público el estudio", ha apuntado Díaz, que ha sostenido que el SMI es "la mejor herramienta para combatir la pobreza laboral".

El secretario de UGT, Pepe Álvarez, sí ha mencionado expresamente el SMI. El líder sindical ha apuntado que no sabe "cómo se puede combinar" la congelación del SMI con un discurso a favor de aumentar la productividad. "Los salarios bajos no son un elemento que ayude a la mejora de la productividad en ningún país del mundo", ha destacado Álvarez. El líder de los empresarios no se ha referido al tema salarial en sus discursos.  

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2021 - 13:10 h

Descubre nuestras apps