eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Un grito por la diversidad y contra los comportamientos homófobos

La Asamblea de Extremadura acogió este jueves un acto con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Bifobia y la Transfobia 

"Nuestras hijas, nuestros hijos, solo tienen una infancia", ha señalado una madre en el Parlamento. Advierte que su bienestar "no puede depender de la suerte y la lotería que les toque cuando le asignan un maestro"

- PUBLICIDAD -
Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia / @juntaex_cultura

Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia / @juntaex_cultura

La Asamblea de Extremadura ha alzando su voz contra la intolerancia, la discriminación y el maltrato físico y psicológico que pueden sufrir las personas por su identidad sexual y de género. Ha sido en un acto en el que se ha pedido la aprobación ya de un protocolo para atender a las víctimas de estas situaciones.

La presidenta del Parlamento extremeño, Blanca Martín, ha inaugurado el acto institucional con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Bifobia y la Transfobia, donde ha destacado la necesidad de "dar visibilidad, dar luz y empoderar" a estos colectivos.

Ha animado a denunciar la discriminación o el maltrato que pueden sufrir, porque "la mejor Extremadura posible -ha dicho- es una Extremadura amable, una Extremadura LGTBI".

Algunas reivindicaciones

El presidente de la Fundación Triángulo, José María Núñez, aunque ha recordado el pasado, ha instado a mirar al futuro. Ha reivindicado algunas medidas concretas como que las pruebas de VIH se puedan hacer también en los pueblos o un acceso más integral al protocolo para abordar la transexualidad.

Núñez ha invitado a participar en el acto a Silvia, una madre que ha denunciado la doble discriminación que sufren las mujeres lesbianas y ha advertido que las familias no tienen mucho tiempo para que "el respeto y el reconocimiento de la diversidad llegue a todos los ámbitos".

"Nuestras hijas, nuestros hijos, solo tienen una infancia", ha dicho, por lo que "su bienestar no puede depender de la suerte y la lotería que les toque cuando le asignan un maestro o una maestra. Es muy duro decir esto, pero no podemos depender de su ideología, de sus creencias o de si quieren o no abordar la diversidad en sus aulas".

Desarrollo de la Ley LGTBI

La presidenta de Extremadura Entiende, Sisi Cáceres, ha apelado a la responsabilidad política para seguir apostando por el desarrollo de la Ley LGTBI en la región y para que se incluyan las reivindicaciones de este colectivo en la ley estatal.

Ha reclamado que se garantice la filiación de los hijos de las lesbianas sin obligarlas a estar casadas, como ocurre en la actualidad, y ha reclamado una formación específica y adecuada del personal docente, sanitario, policial y de los centros geriátricos para atender al colectivo LGTBI. Igualmente, Cáceres ha pedido campañas específicas de salud sexual para las mujeres lesbianas y un protocolo de atención para atender a las víctimas de LGTBIfobia, ya que denunciado que muchas agresiones no se denuncian por "miedo" a sufrir una nueva discriminación.

La realidad trans

Por parte de Chrysallis, la Asociación de Familias de Menores Transexuales, Maribel Díaz, ha destacado que "ser una persona trans no es una enfermedad; la enfermedad real se llama transfobia y la padece la sociedad en general, aunque no aparezca en ningún manual médico".

Díaz manifestado también que los niños transexuales "no pueden depender de la empatía del profesional de la sanidad de turno" y su situación no se puede demorar en el tiempo, porque "la infancia es breve y tienen derecho a ser felices".

Por ello, ha reclamado a perseguir el acoso escolar en todas sus formas para evitar "asesinatos disfrazados de suicidios" y que se elabore en Extremadura una ley específica de identidad y expresión de género, como ya tienen otras regiones.

Finalmente, Leire Iglesias ha recordado que el Día Internacional contra la Homofobia se celebra hace tan solo 28 años y "después se le han ido añadiendo los siguientes apellidos", aunque aún no contempla de Lesbofobia, por lo que "otra vez más las mujeres siguen siendo las últimas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha