La portada de mañana
Acceder
Los socios piden a Sánchez "recomenzar" la legislatura con un giro social
ENTREVISTA | Elma Saiz: “Feijóo tiene una relación tóxica con Vox"
OPINIÓN | Regeneración democrática sí, pero más, por Jose Luis Martí

El Estado allana el camino al Guggenheim de Urdaibai y reduce la protección de la costa a sólo 20 metros

El nuevo Guggenheim que se instalará en Urdaibai lleva un camino lento, pero parece que seguro. La Dirección de Costas, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha levantado uno de los principales inconvenientes que tenía el proyecto del nuevo museo, la instalación de una de sus sedes casi a pie de costa, en una zona de marismas, en el lugar que ahora ocupa el antiguo edificio de los Astilleros Murueta. El Boletín Oficial del Estado ya ha publicado el anuncio por el que se reduce la protección a sólo 20 metros frente a los 100 que estaban establecidos hasta ahora.

La dirección de Costas acepta de esta forma la petición de la Diputación de Bizkaia y ratifica el compromiso del Gobierno central para que el Guggenheim Bilbao tenga una segunda sede en Euskadi, un proyecto al que contribuye con una inyección económica de 40 millones de euros.

La Diputación Foral de Bizkaia remitió en 2021 un escrito manifestando que el tramo de costa ocupado por el Astillero Murueta estaba clasificado como “suelo urbano” y que sin embargo, dichos terrenos estaban afectados por una anchura de la servidumbre de protección de 100 metros y, por ello, solicitaban la reducción, a 20 metros, de la anchura de la zona de la servidumbre de protección.

Tras los pertinentes informes jurídicos en los que se daba el visto bueno a la modificación de la protección, Costas señala que ha atendido también las alegaciones recibidas por diversos colectivos en contra de esta modificación del deslinde, que rechaza, no obstante, aludiendo que la “Administración General del Estado es la competente para la aprobación por Orden Ministerial del deslinde, en el cual se fija, asimismo, la servidumbre de protección”. En cuanto a las referidas a la “condición de espacio medioambientalmente protegido de los terrenos y su entorno”, señala que la dirección de Costas que  “se han solicitado los preceptivos informes, entre otros, al Ayuntamiento y a la Comunidad Autónoma, tanto a la Agencia Vasca del Agua, gestora de la servidumbre de protección, como al Departamento de Medio Ambiente, Órgano del que depende el Patronato de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai, así como al Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia, ambos competentes para la regulación y la gestión de los espacios protegidos, sin que se haya recibido informe alguno en oposición a la propuesta de modificación de la línea de servidumbre de protección”. Además, recuerda que “una cosa es determinar la correcta anchura de la servidumbre de protección y otra bien distinta la de analizar los potenciales usos, obras e instalaciones que, una vez determinada dicha servidumbre, puedan o no ser autorizados a realizarse sobre la misma o fuera de ella, todo ello según la normativa vigente”.

Entre algunas de las alegaciones están las presentadas por la Asociación de vecinos por un desarrollo sostenible de Busturialdea, Zain Dezagun Urdaibai Elkartea, manifestando que los terrenos se encuentran junto al área más sensible y de mayor protección de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, afectada por diversas figuras de protección de la Red Natura 2000; - de la Asociación Europea de Perjudicados por la Ley de Costas, solicitando que se archive el procedimiento de rebaja de servidumbre de protección; de Juan José Dapousa Garma,  argumentando que los terrenos ocupados por Astilleros de Murueta, S.A. están clasificados como suelo urbano consolidado y exclusivamente dedicado al uso de astilleros navales en el área de Murueta, con un único uso permitido: el industrial, exclusivamente como astillero naval.

Examinado el expediente, la dirección de Costas da luz verde a la tramitación de la petición de la Diputación de Bizkaia posibilitando que una de las sedes del nuevo Urdaibai esté en el lugar que ahora ocupa Astilleros Murueta. La otra estará en Gernika, en los terrenos que ahora ocupa la antigua fábrica Dalia. Ambas sedes estarán unidas por una vía verde. El proyecto tiene una amplia oposición de movimientos ecologistas que consideran que tendrá nefastas condiciones para la zona protegida de Urdaibai.