Ximo Puig propone que el “esfuerzo fiscal” compute a la hora de repartir los ingresos del Estado

elDiario.es


11

La actualidad se ha colado por completo en el debate sobre 'Fortalezas, amenazas y oportunidades del modelo territorial español' que han protagonizado el presidente valenciano, Ximo Puig; el exministro José Manuel García-Margallo; y la politóloga Carmen Lumbierres, conducidos por la adjunta al director de elDiario.es, Esther Palomera, durante el décimo Festival. El presidente de la Generalitat ha propuesto, a raíz del debate sobre los impuestos que ha reabierto el PP con la eliminación del patrimonio, que el esfuerzo fiscal que hacen las comunidades compute a la hora de repartir los fondos por parte del Estado. Seguramente se hablará más de la iniciativa, que se la ha hecho llegar a Pedro Sánchez unos minutos antes.

“Si hay comunidades que pretenden el desarme fiscal, pues que el esfuerzo fiscal compute a la hora de los ingresos del Estado”, ha dicho Puig, que ha lamentado la competencia a la baja a la que se han sumado autonomías como Andalucía y Murcia. “Que España se convierta en una especie de estanque donde se va a pescar patrimonio por parte de las comunidades no es una buena noticia”, ha lamentado.

García-Margallo ha diferido con el socialista en su planteamiento contra la eliminación del impuesto de patrimonio. “Es un candidato bien planificado para ser reducido [ha defendido]. Hay que tener en cuenta los efectos nocivos que puede tener sobre otras variables”. Para el exdirigente del PP “produce la fuga de contribuyentes”: “Si se van los contribuyentes más adinerados, la recaudación por el impuesto de patrimonio baja”. “Tenemos que abrocharnos el cinturón en las administraciones públicas para dar margen a las administraciones públicas”, ha defendido frente a Puig, que ha dicho que no hay una “suficiencia financiera” para contar con los servicios públicos necesarios: “Es imposible que lleguemos a dotarnos de la sanidad que queremos”.

La politóloga y profesora Lumbierres ha dicho que los dos modelos fiscales que están ahora mismo sobre la mesa son “legítimos”, pero ha afeado que haya comunidades que están bajando impuestos a la vez que solicitan más fondos al Gobierno. “Recortar por un lado para después pedir dinero al Estado central para los gastos extraordinarios, lo que hace es romper la unidad de España como agente recaudador y prestaciones y fomenta la competencia no solo entre partidos sino también dentro de los mismos partidos”, ha apuntado.

“Es verdad que este modelo favorece la desigualdad y la insuficiencia”, ha reconocido Margallo, que ve complicado modificar el sistema con la aparición de nuevos partidos que atribuye a los “pecados originales” de PP y PSOE.  El exministro ha aprovechado para lanzar un dardo al recordar que “las grandes leyes de este Gobierno han saldo de casualidad” y se ha referido a la reforma laboral, que salió por el error de un diputado “.que ahora está en el mausoleo del proletariado con Marx y Engels se equivoca” en referencia a Alberto Casero.

“Si estamos más atomizados, que participen los atomizados pero tenemos que llegar a un punto de encuentro”, ha expresado Puig, que ha afeado a García-Margallo que defienda que la Comunidad de Madrid sale perdiendo en las cuentas territorializadas sin tener en cuenta el efecto capitalidad. Puig también ha defendido el Senado como Cámara territorial y ha cuestionado que se plantee ahora como un lugar en el que llevar a cabo debates de política general. “Hay que ir a la lealtad federal, que consiste en defender tus propios intereses, entender y empatizar con los de los otros y tener una visión global, un interés general de todos. Es la manera de avanzar”, ha apostillado.

Margallo: “En un mundo de carnívoros, tú no puedes ser un herbívoro”

“Ha calado el espíritu federalizante. Si vemos ahora la guerra de topar el IRPF o patrimonio vemos que ese sentido federalizante de asumir competencias se va incrementando”, ha reflexionado Lumbierres, que se ha mostrado sorprendida por el autonomismo de algunas comunidades, como Madrid: “¡Cuánto hemos avanzado desde la Transición que ahora son más autonomistas los que antes no lo habían hecho de una manera tan evidente!”.

El último choque entre Puig y García-Margallo ha sido a propósito de la energía nuclear dado que el presidente valenciano ha cuestionado que el PP pretenda ahora tirar de esa energía. “Lo primero que habría que ver es que las comunidades que menos energía producen podrían tener una central nuclear. Puede ser en el Jarama. Las que solo producen un 4% luego nos piden solidaridad”, ha dicho en referencia a Isabel Díaz Ayuso.

“No vamos a tener suficientes energías renovables como para atender al desarrollo de este país”, ha señalado el exministro, que sostiene que Francia no quiere la interconexión con España para seguir teniendo la ventaja competitiva de su energía nuclear. “En un mundo de carnívoros, tú no puedes ser un herbívoro”, ha expresado el político conservador, que ha bromeado con la posibilidad de situar una central en el Jarama o en Jávea. “En Jávea no la vamos a poner”, ha contestado también con ironía Puig.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats