Los estudiantes extremeños se enfrentan a la EBAU con nervios y alivio tras un curso atípico

5.700 estudiantes que se enfrentan esta semana a la EBAU en Extremadura

Sentarse en el pupitre para afrontar la EBAU, la antigua Selectividad, ha sido este año, como ya fue en 2020, algo más que poner a prueba los conocimientos adquiridos, pues a la incertidumbre de poder optar a la carrera universitaria anhelada se han unido los condicionantes derivados de la pandemia.

Llegar hasta esta fecha constituye "un auténtico alivio", pues supone descargar la mochila de los libros y los apuntes y dejar los nervios en un cajón, pero no la intranquilidad, pues aún falta conocer la nota definitiva.

Los últimos 15 meses no han sido nada fáciles para los alumnos que aspiran a entrar en la Universidad, especialmente en un escenario de pandemia que ha marcado el día a día de este curso escolar.

“Ha sido una etapa de muchas dudas, muy especialmente de cómo serían los exámenes, las medidas de seguridad a adoptar, si habría que hacer las pruebas en julio como el año pasado... estar aquí supone un desahogo”, ha afirmado Esther Resto, uno de los cerca de 5.700 estudiantes que se enfrentan esta semana a la EBAU en la región.

En 19 sedes distribuidas en diez localidades del territorio extremeño y como ya ocurrió el pasado año, los exámenes han cambiado en relación a los años anteriores a la pandemia al pasar de un sistema donde los alumnos tenían que decantarse entre dos tipos de pruebas a un único examen, pero con diferentes preguntas, de las cuales los jóvenes pueden elegir.

Así, en Lengua y Literatura, el primero de los exámenes de esta EBAU, los estudiantes han tenido que elegir entre la poesía del primer tercio del siglo XX o la novela hispanoamericana, mientras que en la prueba del comentario de texto tenían que decantarse entre un texto de Mario Vargas Llosa sobre la lengua española o uno del libro de Irene Vallejo "El infinito en un junco".

A la salida del aula, Julio Vera, que llegó a estar confinado en una ocasión durante este curso, ha expuesto que han sido meses complicados, pues la enseñanza online, a su juicio, “no es lo mismo” que la presencial.

No obstante, contento de cómo le ha ido esta primer examen, aspira a hacer un buen papel dentro su objetivo de realizar una carrera “relacionada con Derecho”.

Vera considera que las medidas de seguridad durante el examen “han sido las adecuadas”, pues “la separación entre alumnos era la correcta, las aulas estaban ventiladas y se usaba la mascarilla en todo momento”.

Para Ignacio Píriz y Daniel López, que quieren estudiar Periodismo y Derecho, respectivamente, este examen de Lengua y Literatura ha sido "fácil”. "El curso se ha desarrollado en condiciones óptimas pese a las vicisitudes", han afirmado ambos, aunque reconocen que la situación ha afectado en algunas ocasiones a la motivación.

Para Francisco Moreno, la opción de poder escoger la pregunta a responder “facilita mucho la entrada a la Universidad en caso de que el alumno quiera nota". "Si llegas al examen y no puedes responder una determinada pregunta, te puedes decantar por otra”, apunta.

En su caso tiene dudas en relación a qué quiere estudiar. "Derecho, Periodismo o Psicología... tengo muchas ideas en el aire, incluso estudiar aquí o ir al extranjero”.

El segundo examen de esta primera jornada de la EBAU ha sido el de Lengua Extranjera que, en la opción de Inglés, se les ha pedido que analizaran un texto relacionado con la creación del Ku Klux Klan o la adicción a los dispositivos móviles.

Aunque la pandemia parece que se debilita merced a la vacunación, el virus sigue presente, pues ocho alumnos no han podido presentarse al examen “por motivos de la Covid-19, según ha afirmado la vicerrectora de Estudiantes, Empleo y Movilidad de la Universidad de Extremadura (UEx), Rocío Yuste.

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 14:01 h

Descubre nuestras apps

stats