El SES intensificará los cribados masivos en Plasencia para frenar los contagios

La mayor parte de los contactos se producen en el ocio nocturno por lo que la Policía aumentará los controles.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) intensificará tanto los cribados masivos dirigidos a la población joven de Plasencia como los procesos de vacunación, con el objetivo de bajar la alta incidencia que acumula la capital del Jerte, que se sitúa en 531 casos positivos a los 14 días.

Esta es la principal decisión que ha tomado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, tras reunirse en Plasencia con el alcalde, Fernando Pizarro, y con responsables del área de salud.

En una rueda de prensa posterior, ha confirmado que no se aplicará el cierre perimetral de la ciudad y que no se arbitrarán medidas de reducción de horarios ni cese de actividad, ya que ni la Junta ni el Ayuntamiento quieren perjudicar el sector productivo y al desarrollo social en una ciudad turística y de servicios como es Plasencia.

El consejero ha defendido que en ciudades de este tamaño "no hay evidencias que demuestren que el cierre perimetral funcione, por lo que esta posibilidad ha quedado descartada desde el principio".

A su juicio, todos los esfuerzos deben ir encaminados a trabajar para que la ciudad no pase del nivel de alerta 1 al 2 "y eso se consigue bajando la incidencia y para eso lo que sirve son la realización de los cribados masivos, motivo por los que vamos a intensificarlos".

La media de edad de los contagiados, 29 años

En cuanto a las cifras, Vergeles ha señalado que a día de hoy existen en la ciudad 229 casos positivos activos, con una media de edad de 29 años, que han dado lugar a más de 530 contactos.

Además, ha indicado que el 62 por ciento de los positivos tienen edades entre 15 y 29 años, y ha detallado que el principal foco de los contagios es el ocio nocturno, con 58 personas positivas; otros 30 positivos son estudiantes que han regresado de otras regiones "y venían positivos"; 19 casos habían estado de vacaciones en otros lugares de España y 25 proceden del ocio familiar.

Asimismo, hay un centenar de casos en los que no se es capaz de trazar porque los rastreadores se encuentran con muchos obstáculos, ya que los positivos "creen que pueden fastidiar algunos días de vacaciones u otro ocio concreto si colaboran en los rastreos", ha agregado Vergeles.

El consejero ha hecho un llamamiento al colectivo joven de la localidad y ha apelado a su responsabilidad para bajar la incidencia en su grupo de edad.

"Los jóvenes no deben sentirse culpables sino que tienen que demostrar lo que son, un grupo de edad maduro, responsable, que acude a los cribados y que aportan información sobre sus contactos, porque no decirlo no protege a nadie y por eso les pido por favor que hagan ese ejercicio de responsabilidad y colaboren con los rastreadores", ha afirmado. 

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2021 - 14:07 h

Descubre nuestras apps