La Guardia Civil detiene a una persona en Cáceres por cortar las orejas y el rabo a los perros de una rehala

La Guardia Civil durante una de las intervenciones practicadas

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha detenido en Cáceres a una persona e investigado a otras tres acusados de maltratar a más de un centenar de perros de rehala destinados a la caza, además de falsedad documental, usurpación de estado civil y quebrantamiento de condena.

La llamada "Operación Hundoj", comenzó en el mes de enero de 2021, tras la realización de distintas inspecciones en núcleos zoológicos de la provincia de Cáceres, con el objetivo de verificar el cumplimiento de la normativa animal. En una de estas actuaciones, los agentes inspeccionaron el interior de un "supuesto núcleo zoológico", ubicado en el término municipal de Cáceres, conformado por un total de 109 perros de rehala destinados al ejercicio de la caza.

Durante esta inspección, los agentes controlaron la identificación electrónica y se recabaron la documentación individual de los cánidos, así como la relacionada con el transporte de los mismos.

Como resultado de esta actuación, además de detectar diferentes irregularidades en la documentación aportada, los agentes observaron que a 107 de los animales se les habían practicado técnicas quirúrgicas consistentes en el corte de la cola (caudectomía) y orejas (otectomía), técnica prohibida en España desde el pasado 1 de febrero de 2018. Asimismo, a 38 de ellos se les había practicado una caudectomía, presentando los sesenta y nueve 69 restantes ambas intervenciones.

Continuando con la investigación y tras el análisis llevado a cabo por los agentes de la documentación recabada, entre la que se encontraban pasaportes de animales de compañía, vacunaciones y tratamientos antiparasitarios obligatorios, inscripciones en registros oficiales, documentos relacionados con el transporte de los cánidos, entre otros. Los agentes del Seprona se percataron de la existencia de distintas irregularidades e indicios acerca de la posible comisión de diferentes delitos.

Tras inspeccionar otras instalaciones relacionadas con la anterior, decidieron proceder a la investigación de tres personas por su supuesta participación en los delitos de falsedad en documentos oficiales y usurpación de estado civil.

Además, uno de ellos es investigado por quebrantamiento de condena ya que le constaba una prohibición para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales, así como para la tenencia de los mismos.

En este sentido, se procedió a la detención de una cuarta persona a la que, además se le atribuye, como responsable de la rehala, un delito de maltrato animal, debido a que 52 de los perros presentaban las intervenciones quirúrgicas mencionadas.

El conjunto de las actuaciones se remitieron al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de Guardia, de los juzgados de Cáceres.

Etiquetas
Publicado el
31 de agosto de 2021 - 14:40 h

Descubre nuestras apps