Ocho municipios lusos fronterizos o cercanos a la región pasan a confinamiento domiciliario

Portugal levanta su estado de emergencia con 1.023 muertes y 25.190 contagios

JLA

0

Cuatro municipios del Alentejo y otros cuatro de la región Centro fronterizos o muy próximos a Extremadura, forman parte de la lista de 121 que a partir de este miércoles entran en confinamiento domiciliario para hacer frente a los contagios de virus crecientes, y que han hecho que Portugal esté multiplicando por 15 los casos diarios respecto a los que tuvo en la primavera pasada.

Son los 38.500 residentes en Estremoz, Borba, Vila Viçosa y Redondo en el Alentejo, y los 101.00 que viven en Castelo Branco, Idanha a Nova, Fundao y Vila Velha de Rodao en la región central, para los que regirá el “deber cívico” de salir de casa solo lo imprescindible, municipios en los que o se han registrado en las últimas dos semanas más de 240 casos por cada 100.000 habitantes, o son contiguos a uno de ellos.

La medida se mantendrá de momento durante 15 días y se levantaría si bajan los contagios.

Los ocho concejos limitan territorialmente entre sí.

En la parte contigua a la provincia de Badajoz el pasado 22 de octubre se declaraba en Borba (7.800 habitantes) un caso positivo en uno de los sanitarios del centro de salud, por lo que todos sus profesionales pasaron a cuarentena y se cerró el centro, derivándose a partir de ahí a los pacientes por covid u otras patologías al centro de salud de Vila Viçosa, al hospital de Évora, y posteriormente a las urgencias básicas de Estremoz.

Comenzaron las pruebas, entre ellas la del alcalde, que dio negativo.

En Borba en estos momentos hay 45 casos activos de covid, y aunque un parte del día 28 indicaba que los contagios cedían, se recomendaba no salir de casa.

El mayor número de casos activos no obstante los tiene Vila Viçosa (8.900 habitantes) con 108, mientras que en Estremoz (el más grande, 14.800 vecinos) son 105, en tanto que en Redondo son 42.

También la capital de distrito

Más al norte y al interior Castelo Branco (56.000 habitantes, 144 casos de covid) capital de distrito, formará también parte de ese 70% de Portugal con medidas redobladas, que también entran en vigor este miércoles en otros tres ‘concelhos’ del distrito.

Se trata de Fundao (29.200 habitantes) que tiene 50 casos activos, Idanha a Nova (11.700) con 155 casos, y Vila Velha de Rodao (4.100) con 10 casos; en esta última el pasado 27 de octubre se declararon 24 contagios en su equipo de fútbol.

Nueva estrategia local

El pasado sábado 31 se reunía en Lisboa el Consejo de Ministros, que aprobaba prolongar el estado de calamidad (previo al de alarma) por 15 días, hasta el 16 de noviembre, y además adoptaba medidas territoriales específicas por municipios según el número de casos, acciones que significan el confinamiento domiciliario de la población y reducciones de aforos y horarios.

Aplicando el criterio de 240 casos/cien mil habitantes, proximidad, y no teniendo en cuenta los brotes en municipios de baja densidad poblacional, hay una lista de 121 municipios que pasan a confinamiento y se añaden a los tres situados al sur de la norteña Guimaraes que ya estaban en esa situación: Felgueiras, Lousada y Paços de Ferreira.

En estos 124 concejos, en los que viven 7 millones de personas (el 70% de la población lusa) a partir de la medianoche de este martes 3, rige el deber de permanecer en casa salvo para lo imprescindible como son compras esenciales, farmacias y centros sanitarios, bancos y seguros, atención a mayores y dependientes, etc..

Comercios y establecimientos en general cerrarán a las diez de la noche, excepto restaurantes (grupos máximos de seis personas, salvo convivientes) que lo harán a las diez y media, pero los alcaldes tienen potestad de reducir ese horario.

Prohibidas celebraciones y otros eventos de más de cinco personas (excepto convivientes) así como ferias y mercadillos, y obligatorio el teletrabajo, así como reorganización de turnos en empresas de más de 50 empleados.

Se puede viajar por el país

Extremadura, que se encuentra rodeada por tres comunidades autónomas que se han aislado perimetralmente –Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía-, tiene sin embargo libertad de movimientos hacia el oeste por los varios pasos fronterizos portugueses.

Según explica la Oficina de Turismo de Portugal en Madrid a eldiario, y aun teniendo en cuenta las nuevas acciones adoptadas a partir de este miércoles, “en este momento se puede viajar, hacer compras, con horario restringido y limitaciones de aforo, incluyendo los concelhos indicados en la orden del Gobierno, dentro del Estado de Calamidad, en vigor actualmente”.

El Ejecutivo portugués va a pedir al presidente de la República la declaración del estado de emergencia, que da aún más margen que el actual de calamidad.

Etiquetas
Publicado el
3 de noviembre de 2020 - 20:30 h

Descubre nuestras apps

stats