La Atención Primaria en uno de los epicentros turísticos de Galicia: ocho médicos para atender a 70.000 personas en Sanxenxo

Varios jóvenes acuden a un dispositivo de vacunación contra el Covid-19 en el complejo de Cidade da Cultura

El municipio pontevedrés de Sanxenxo se ha convertido en la punta del iceberg de las carencias de la Atención Primaria en Galicia. Mientras el epicentro del turismo de las Rías Baixas recibe la quinta ola de coronavirus con su población multiplicada por cuatro debido a los visitantes, los recursos sanitarios de la villa se han reducido a la mínima expresión: ocho médicos para 70.000 potenciales pacientes. Pero esta situación, con la incidencia del virus disparada y un aumento exponencial de los habitantes, no ha producido movimientos en la Xunta de Galicia, que se ha inhibido y no ha dotado de los recursos humanos necesarios al sistema sanitario del concello, denuncia el personal del mismo. De hecho, trabajadores del Centro de Saúde de Sanxenxo han decidido llevar ante la Fiscalía y la Valedora do Pobo la situación de colapso que viven, día tras día, en su centro de trabajo.

La Xunta admite el desastre en la Atención Primaria con esperas medias cercanas a una semana para citas telemáticas

La Xunta admite el desastre en la Atención Primaria con esperas medias cercanas a una semana para citas telemáticas

Según el texto de la denuncia, al que ha tenido acceso elDiario.es, durante el periodo estival, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) no ha aplicado ningún refuerzo de personal sanitario para hacer frente al aumento de la población turística en la villa de veraneo del Rey Juan Carlos y Mariano Rajoy. Solamente han enviado a un enfermero y en momentos puntuales. Aunque el propio Feijóo reconoció que la afluencia turística de Sanxenxo hace que su población se multiplique por lo menos por cuatro durante los meses de verano, su gobierno no ha dotado de recursos humanos ni a este centro ni al Punto de Atención Continuada del municipio. Como reconocen fuentes del mismo centro de salud, esto significa que, a día de hoy, un total de ocho médicos tienen que dar cobertura sanitaria, como mínimo, a 70.000 pacientes potenciales entre habitantes y turistas.

Mientras el gobierno de Feijóo daba manga ancha a la veraniega villa de Sanxenxo en sus políticas de restricciones sanitarias apoyándose en el argumento de su población flotante, no tenía en cuenta esa misma premisa para aplicar políticas sanitarias acordes al crecimiento demográfico. Entre bajas laborales y permisos vacacionales que el Sergas no ha cubierto, esta semana en Sanxenxo a cada médico le corresponden, por lo menos, 8.750 pacientes. Así lo han confirmado a elDiario.es fuentes del personal del centro que prefieren mantener su anonimato por miedo a posibles represalias por parte de la gerencia del área sanitaria.

Media jornada para residentes, media para turistas

Ante la creciente saturación del sistema sanitario y tras varias peticiones de personal por parte del centro de salud, el Servizo Galego de Saúde decidió unilateralmente contratar al mencionado enfermero y a un guarda de seguridad. Otra de esas medidas no consensuadas con el personal fue dividir la agenda de los médicos en dos: media jornada para atender consultas de residentes y la otra media para turistas. "En la mitad de horario, tenemos que atender un número casi igual de pacientes de Sanxenxo que en un horario completo y, después, atender las urgencias o consultas de los desplazados", reza la denuncia presentada ante la Fiscalía.

Pero la Consellería de Sanidade no es ajena a esta situación de colapso. En el pleno del Parlamento de Galicia celebrado este martes, el conselleiro Julio García Comesaña admitía las deficiencias en recursos humanos del Sergas: "Decir que en un centro de salud en agosto la mitad de los médicos están de vacaciones es decir una obviedad (...) No tenemos la varita mágica para sacar médicos de Atención Primaria de donde no los hay". Colegios, sindicatos y profesionales concuerdan con el conselleiro de Sanidade en que ni siquiera hay sanitarios disponibles para acceder a trabajar al Sergas, pero todos ellos piden a la Administración que se pregunte por qué. Desde el sindicato CIG, mayoritario en el sector sanitario gallego, plantean las posibles causas de esta carencia: "Desde 2009 asistimos a una precarización absoluta de las condiciones laborales en Atención Primaria. Los contratos eventuales y la situación en los centros de salud reducen a la mínima expresión el atractivo laboral para los estudiantes. En mi área sanitaria, de 26 residentes tan solo se han quedado dos o tres a trabajar", explica Manuel Moreira, delegado comarcal de CIG-Saúde para la zona de Vigo. Una semana y varias llamadas después, la Consellería de Sanidade no ha querido facilitar para este reportaje la evolución del número de médicos de Atención Primaria en los últimos años.

Según la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, el número ideal de pacientes que debe tener asociado un médico de familia debe ser 1.300 y, en caso de superarse por problemas coyunturales, ese número nunca debería exceder los 1.500. Si tenemos en cuenta que entre el censo actual de Sanxenxo y la población flotante los pacientes potenciales llegan a 70.000, a cada médico le corresponden 8.750: casi 6 veces más del máximo recomendado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria. 

A la saturación de este centro de salud de la comarca de O Salnés producida por la falta de personal sanitario y la afluencia turística, se suma su desbordado número de contagios. Desde hace una semana, Sanxenxo se encuentra entre los tres primeros municipios con mayor incidencia acumulada, que este martes era de 1.672 contagiados por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la media gallega de 664 casos por cada 100.000 habitantes. Ante estas preocupantes cifras, el pasado lunes, el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín (PP), no dudó en acusar a los facultativos de olvidarse de sus responsabilidades y les reprochó estar demasiado centrados en "hacer política". El déficit de recursos humanos y el deterioro de la calidad asistencial han llevado a los principales sindicatos del sector sanitario a convocar una concentración este miércoles, 4 de agosto, a las 10.30 horas frente al Centro de Saúde de Sanxenxo.

El colapso en uno de los centros de salud más grandes de Galicia

Pero la saturación de la Atención Primaria no es únicamente imputable al turismo y a las localidades que en verano viven de él. El Centro de Saúde de Coia, en Vigo, es uno de los más grandes de Galicia. Su personal no tiene miedo de hablar sobre las condiciones en las que trabajan, pero sí a que su nombre salga publicado en la prensa. "A día de hoy estamos dando citas a más de 20 días vista y, desde luego, no es una excepción. Desde que comenzó el verano, absolutamente todas las citas que damos tienen un período de espera de entre 15 y 30 días para una cita telemática. Eso que ha dicho Sanidade de que la media de espera son 4 días para una cita presencial es insultante", explica un trabajador del centro que ya ha sido testigo de la presión que ejerce la gerencia cuando el personal critica públicamente sus condiciones laborales. "Si les incomodas, te pueden hacer la vida imposible. Te deniegan permisos vacacionales y días de asuntos propios, ambas cosas fundamentales para sobrellevar la situación de estrés que vivimos", explica Manuel Rodríguez Piñeiro, vicepresidente primero del Colexio Oficial de Médicos de Pontevedra. "Incluso te pueden abrir expedientes que aunque no lleguen a ningún sitio, te mantienen en tensión durante seis meses", añade el doctor Rodríguez Piñeiro.

Según los trabajadores, en el Centro de Saúde de Coia, durante este verano está operando solamente la mitad de la plantilla. Donde tendría que haber 25 médicos de familia, solamente hay 13. Tras dos días de preguntas, llamadas y mensajes, la Consellería de Sanidade todavía no ha facilitado a este diario los datos oficiales sobre este centro de salud. "La semana pasada hubo un día en que solo había cuatro médicos. ¡Cuatro médicos para un cupo de 40.000 pacientes! ¿Cómo pretenden que funcione un sistema sanitario con estas carencias?", explica otra trabajadora del centro. Lo cierto es que los tres pacientes adscritos a este centro de salud entrevistados para este reportaje ni siquiera tienen la posibilidad de reservar una consulta ni en la APP del Sergas ni en su versión web. Sus opciones son acudir presencialmente al centro o llamar por teléfono un número indefinido de veces hasta que, con un poco de suerte, alguien al otro lado de la línea les atienda.

Etiquetas

Descubre nuestras apps