El fuego arrasa en la provincia de Ourense más de mil hectáreas en los últimos cinco días

Un fuego visible desde A Salgueira en Ourense donde tratan de extinguir el incendio forestal de Monterrei, que ha sido estabilizado por los equipos de extinción.

Tres grandes incendios calcinaron durante los últimos cuatro días más de 1.100 hectáreas en la provincia de Ourense, la más afectada en Galicia por el fuego desde que el 1 de julio se inició la temporada de riesgo extremo. El pasado domingo se pudo estabilizar el incendio de Monterrei, activo desde el viernes, en el que ardieron 720 hectáreas según las estimaciones de la Xunta de Galicia. Todo ello a menos de una semana de que el personal de prevención de incendios inicie una huelga indefinida con la que reclaman al ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo la mejora de sus condiciones laborales.

Además de en la localidad de Monterrei, la semana pasada se declararon otros dos grandes fuegos en Viana do Bolo y Verín. El primero de ellos se inició el jueves y se consiguió controlar durante la mañana del domingo, después de que las llamas hubieran devorado 210 hectáreas. En Verín, los efectivos de extinción estuvieron trabajando desde el miércoles hasta el domingo para detener el avance del fuego. Fueron 144 hectáreas arrasadas según la Consellería de Medio Rural.

La semana pasada fue la que peor cifras registra después de que el 1 de julio se declarase la temporada de riesgo extremo por incendios. Ourense está siendo la provincia más afectada. Además de en Viana do Bolo, Monterrei y Verín, las llamas arrasaron otras 40 hectáreas en Riós en los últimos días. Eso sin tener en cuenta los pequeños focos, ya que la Xunta de Galicia solo informa de los fuegos que afectan a más de 20 hectáreas o que supongan un riesgo para núcleos de población o áreas naturales protegidas.

En este contexto, el ejecutivo de Núñez Feijóo tendrá que afrontar otro foco que afecta al personal técnico del Servizo de Prevención de Incendios Forestais (SPIF). Los sindicatos aprobaron durante la semana pasada una huelga indefinida a partir del 1 de agosto "ante la falta de interés de la Xunta por negociar las condiciones de trabajo del colectivo". Pretenden que se les ofrezcan mejoras laborales y se les compense el exceso de horas ocasionado por el periodo de guardias que regula un acuerdo aprobado en el año 2008.

Etiquetas
Publicado el
27 de julio de 2020 - 12:10 h

Descubre nuestras apps

stats