eldiario.es

Menú

GALICIA

Un error en una dirección retrasa de nuevo la instrucción del accidente del Alvia

Las preguntas que el juez quiere que responda la Agencia Ferroviaria Europea fueron enviadas a la estación de tren de Valenciennes y no a la sede del organismo en otra calle de esa ciudad francesa

- PUBLICIDAD -
Envío devuelto del juzgado del Alvia a la plaza de la estación de trenes de Valenciennes (Francia) y no a la sede de la UE en esa ciudad

Envío devuelto del juzgado del Alvia a la plaza de la estación de trenes de Valenciennes (Francia) y no a la sede de la UE en esa ciudad Praza Pública

La Agencia Ferroviaria Europea tiene su sede en la ciudad francesa de Valenciennes, junto a la frontera con Bélgica. Pero esa sede no está en la estación de tren de la localidad, a donde el juzgado que instruye el accidente del Alvia en Santiago envió un escrito con varias preguntas técnicas que quiere que le responda el organismo europeo. La carta ha sido devuelta, lo que ha provocado una nueva demora en una  instrucción salpicada de errores y retrasos a lo largo de los más de cuatro años que han pasado ya desde el 24 de julio de 2013 en que el tren Alvia descarriló en la curva de Angrois dejando 80 muertos.

El pasado  26 de junio el juez instructor del accidente, Andrés Lago Louro, emitió un auto en el que acordó formularle ocho preguntas a la Agencia Ferroviaria Europea para aclarar si era obligatorio o no conforme a la normativa europea que Adif hiciese una evaluación integral de riesgos en la línea de AVE Ourense-Santiago en la que ocurrió el accidente. Adif y su director de Seguridad en la Circulación, Andrés Cortabitarte, imputado en la causa, niegan que fuese obligatorio, mientras que el abogado del maquinista también imputado por el accidente y las víctimas consideran que sí era exigible y que de hacerse detectaría el riesgo existente en la curva de Angrois. Habían sido precisamente las víctimas del siniestro las que, un año antes, lograron la implicación en el caso de la agencia europea, que emitió un duro informe sobre la investigación técnica que en su momento realizó del accidente el Ministerio de Fomento.

Esas ocho preguntas decididas por el juez fueron enviadas por su juzgado, el de Instrucción número 3 de Santiago, en un escrito postal en castellano dirigido al “Presidente de la Agencia Europea del Ferrocarril, Place de la Gare” en Valenciennes. Sin embargo, en esa plaza de la ciudad francesa lo que se encuentra es la estación de tren de la localidad. La sede del organismo comunitario está a casi un kilómetro de distancia. La consulta de la página web de la agencia permite comprobar que la primera de las pestañas disponibles en ella es la de los contactos de la misma (Contact Us), y que dentro de ella hay otro apartado en el que se indica la dirección postal ( Postal Address). Allí se dan dos direcciones en Valenciennes, un apartado postal para las cartas y la propia sede de la agencia para los envíos de otro tipo, en el número 120 de la rue Marc Lefrancq.

El pasado viernes, más de dos meses después de enviarse el escrito, el juez, en un auto en el que comunica a las partes personadas otras cuestiones, incorporó al sumario la devolución de la carta. Varias partes, algunas de las cuales quieren ampliar las preguntas a formular a la agencia con nuevas cuestiones, ya anunciaron que solicitarán que se vuelva a enviar la petición si aun no se ha hecho y recuerdan que la dirección del organismo europeo ya aparecía en otros documentos de ese organismo aportados hace meses a la instrucción.

Esta no es la primera vez que la instrucción del accidente de tren de Angrois sufre errores y retrasos. A lo largo de sus más de cuatro años se ha registrado un peritaje plagiado equivocaciones de los propios magistrados al citar normativas o demoras de Adif y Renfe a la hora de aportar a la causa documentación reclamada por los jueces.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha