La Xunta de Galicia retrasa el toque de queda a las once de la noche y permitirá a los restaurantes ofrecer cenas hasta esa hora

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

El toque de queda en Galicia se retrasa hasta las 11 de la noche, el máximo permitido por el decreto del estado de alarma aprobado para contener la pandemia de coronavirus. Los restaurantes podrán abrir hasta esa hora. Así lo decidió la Xunta este martes, tras la reunión del comité de médicos que la asesora, y lo comunicó el presidente, Alberto Núñez Feijóo, al día siguiente. Además, también ha optado por elevar al nivel máximo de restricciones a los ayuntamientos de Carballeda de Valdeorras (Ourense), O Grove (Pontevedra) e A Pobra do Caramiñal (A Coruña). Las medidas entrarán en vigor este viernes, 16 de abril.

El propio Feijóo había insinuado la semana pasada la posibilidad de ampliar el horario. Todavía este martes recordó en Madrid, donde asistió a un foro del periódico digital El Español, que la situación en la comunidad es, a su juicio, bastante estable. Y se reservó el anuncio público de la medida, que relacionó con la "mejora en prácticamente en todos los índices". A día de hoy, hay 2.400 casos activos de COVID, 158 hospitalizados en planta y 26 en cuidados intensivos. La incidencia del virus a siete días a 41,8 por 100.000 habitantes. A 14, de 77,6. Han fallecido 2.370 personas desde que la epidemia, hace ya más de un año, llegó a Galicia.

Más allá del alargamiento del toque de queda y de la extensión horaria para restaurantes -siempre con cita previa-, el comité clínico del Gobierno gallego acordó cambios en las restricciones por municipios. Además de Carballeda de Valdeorras, O Grove y A Pobra do Caramiñal -a partir del viernes, permanecerán perimetralmente cerrados y sin bares-, otros díez ayuntamientos pasan a nivel alto. Son Monterrei, Cortegada, Padrenda, O Barco de Valdeorras, Rubiá, Barreiros, Carral, Boimorto, Boiro y A Illa de Arousa. Allí la hostelería deberá mantener el interior cerrado y las terrazas con una ocupación del 50%. En nivel medio -interior de la hostelería al 30% y terrazas al 50- quedan O Irixo, Trabada, Meira, A Pobra do Brollón, Muxía, Cambre, Ortigueira, Ribeira, Meis, Ribadumia, Sanxenxo, Soutomaior, Vilanova de Arousa, As Neves, Gondomar, Vilaboa, Marín y Meaño. En el resto de Galicia, las terrazas de los bares pueden ocuparse al 75% y el interior al 50%.

Además, las visitas a las residencias de mayores -donde no ha habido contagios entre usuarios desde hace 25 días- serán ampliadas: con cita previa y de una en una, ya no habrá ningún otro límite. La comunidad permanecerá, sin embargo, cerrada perimetralmente, ya que Feijóo advierte que la cuarta ola de la epidemia es ya una realidad en otras comunidades.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats