Los trabajadores rechazan la oferta de viabilidad de Alcoa y piden compromiso de Xunta y ministerio

Los trabajadores de Alcoa rechazan la oferta de viabilidad presentada por la empresa para evitar la venta de la compañía y exigen la participación de los gobiernos central y de la Xunta más allá de las palabras y las buenas intenciones. El presidente del comité de empresa de Alcoa en Cervo (Lugo), José Antonio Zan, ha exigido que "primero" los gobiernos "se mojen" con recursos y garantías para alcanzar una solución para la planta de A Mariña para, después, responder con una propuesta a la oferta que planteó la multinacional.

El comité de empresa no se fía de una oferta de la empresa que supone limitar la producción, paralizando las cubas de electrolisis por los altos precios de la electricidad, pero manteniendo en parte la producción de aluminio para cubrir la demanda de sus clientes.

En declaraciones a los periodistas tras un pleno extraordinario y después de celebrar una asamblea, José Antonio Zan ha advertido que, por ahora, la propuesta de la empresa al comité "no le sirve", en primer lugar, porque los trabajadores de las auxiliares "son igual que los de Alcoa". Así, antes de hacer ellos una propuesta a Alcoa, "que se hará por parte del comité de empresa, primero" reclama tener una reunión "urgente" con Ministerio de Industria y Xunta.

La Xunta, por el momento, ya se ha puesto de perfil al asegurar que la solución al problema del Alcoa debe buscarse en los despachos de Madrid y no de en los de San Caetano. Los trabajadores, sin embargo, piden compromisos por escrito, "ver qué ponen en apoyo de una solución". "Y una vez que tengamos ese apoyo y ese montante económico que se pueda poner en inversiones en el futuro podremos valorar", ha apuntado Zan.

"Aquí básicamente lo que necesitamos es una viabilidad a 15-20 años que dé garantías a toda A Mariña de una solución", ha subrayado, antes de añadir que "la solución no se puede conseguir sin esa viabilidad en recursos por parte de las administraciones y ese apoyo y garantías a la operación". Alcoa, en su última oferta, ha ofrecido cuatro años garantizados y bajas retribuidas a parte de la plantilla. Los trabajadores no se fían.

Considerando "muy extraño que Alcoa ahora haya cambiado el paso", el presidente del comité de empresa ha vinculado el anuncio de la compañía con la sentencia del ERE del Tribunal Supremo y ha valorado que ahora la empresa "reconozca que el problema que tenía no era estructural, ahora reconoce que es coyuntural y en 2024 hay una salida".

Mientras tanto, y a pesar de la oferta de Alcoa, los trabajadores mantienen la huelga. A la espera de que Xunta y ministerio les den fecha y hora para sentarse a hablar de soluciones concretas,.

Los trabajadores de Alcoa rechazan la oferta de viabilidad presentada por la empresa para evitar la venta de la compañía y exigen la participación de los gobiernos central y de la Xunta más allá de las palabras y las buenas intenciones. El presidente del comité de empresa de Alcoa en Cervo (Lugo), José Antonio Zan, ha exigido que "primero" los gobiernos "se mojen" con recursos y garantías para alcanzar una solución para la planta de A Mariña para, después, responder con una propuesta a la oferta que planteó la multinacional.

El comité de empresa no se fía de una oferta de la empresa que supone limitar la producción, paralizando las cubas de electrolisis por los altos precios de la electricidad, pero manteniendo en parte la producción de aluminio para cubrir la demanda de sus clientes.

En declaraciones a los periodistas tras un pleno extraordinario y después de celebrar una asamblea, José Antonio Zan ha advertido que, por ahora, la propuesta de la empresa al comité "no le sirve", en primer lugar, porque los trabajadores de las auxiliares "son igual que los de Alcoa". Así, antes de hacer ellos una propuesta a Alcoa, "que se hará por parte del comité de empresa, primero" reclama tener una reunión "urgente" con Ministerio de Industria y Xunta.

La Xunta, por el momento, ya se ha puesto de perfil al asegurar que la solución al problema del Alcoa debe buscarse en los despachos de Madrid y no de en los de San Caetano. Los trabajadores, sin embargo, piden compromisos por escrito, "ver qué ponen en apoyo de una solución". "Y una vez que tengamos ese apoyo y ese montante económico que se pueda poner en inversiones en el futuro podremos valorar", ha apuntado Zan.

"Aquí básicamente lo que necesitamos es una viabilidad a 15-20 años que dé garantías a toda A Mariña de una solución", ha subrayado, antes de añadir que "la solución no se puede conseguir sin esa viabilidad en recursos por parte de las administraciones y ese apoyo y garantías a la operación". Alcoa, en su última oferta, ha ofrecido cuatro años garantizados y bajas retribuidas a parte de la plantilla. Los trabajadores no se fían.

Considerando "muy extraño que Alcoa ahora haya cambiado el paso", el presidente del comité de empresa ha vinculado el anuncio de la compañía con la sentencia del ERE del Tribunal Supremo y ha valorado que ahora la empresa "reconozca que el problema que tenía no era estructural, ahora reconoce que es coyuntural y en 2024 hay una salida".

Mientras tanto, y a pesar de la oferta de Alcoa, los trabajadores mantienen la huelga. A la espera de que Xunta y ministerio les den fecha y hora para sentarse a hablar de soluciones concretas,.

Los trabajadores de Alcoa rechazan la oferta de viabilidad presentada por la empresa para evitar la venta de la compañía y exigen la participación de los gobiernos central y de la Xunta más allá de las palabras y las buenas intenciones. El presidente del comité de empresa de Alcoa en Cervo (Lugo), José Antonio Zan, ha exigido que "primero" los gobiernos "se mojen" con recursos y garantías para alcanzar una solución para la planta de A Mariña para, después, responder con una propuesta a la oferta que planteó la multinacional.

El comité de empresa no se fía de una oferta de la empresa que supone limitar la producción, paralizando las cubas de electrolisis por los altos precios de la electricidad, pero manteniendo en parte la producción de aluminio para cubrir la demanda de sus clientes.