Sobre este blog

Una ruta sin rodeos que atraviesa la hora punta. El atajo de Hoja de Router para esquivar el atasco informativo.

 

Los robots de la Unión Soviética: amigables, serviciales y hasta con un televisor por cabeza

Una niña retoca un robot de su propia creación a mediados de los 70

Eran tiempos grises, difíciles, pero ahí estaban los robots para alegrar el ambiente. La Unión Soviética y su autoridad innovadora se dejaron ver en el diseño de robots con tamaño humano, que se podían convertir en un encantador compañero de paseo o en un futurista electrodoméstico para la casa.

En el Moscú de los años 50, el gobierno de Nikita Kruschev intentaba demostrar el poderío tecnológico de la URSS con estos humanoides llenos de cables. Como en la conquista espacial, la robótica también servía en la 'guerra' contra Occidente.

En aquellos años, cada Palacio de los Jóvenes Pioneros (centros de actividades culturales y deportivas) creaba su propio robot. Mientras que unos intentaban mejorar el día a día de la sociedad, otros parecían un juguete futurista. Para muestra un par de botones: desde el secretario robotizado que te lleva el teléfono o un tentempié hasta el que te puedes llevar de paseo en un carrito.

De estos robots destacan su tamaño y anchura y su color grisáceo, que tanto recuerda al hombre de hojalata de la película de 'El Mago de Oz'. Otros son la excepción y muestran colores algo más 'chillones'.

Estos androides podían estar en las oficinas y en los parques, pero también en las casas. Una de las más extravagantes creaciones de la época es este robot-mueble con cabeza de televisor.

Había incluso tiempo para el humor. En 1959 se publicó una guía de viajes, rescatada por el blog The Appendix, en la que el autor visita un parque de Moscú cuyo anfitrión es un robot: “un caballero vestido con armadura”. El ilustre hidalgo daba la bienvenida en ruso a los visitantes sincerándose: “Ahora mismo no puedo hacer mucho, solo girar, caminar, charlar… Me controlan por radio”.

Mientras estos robots amigables campaban por nuestro planeta, en el espacio exterior trabajaban otros menos agraciados: en 1969, el Luna 15 hacía la competencia al Apolo 11 de los estadounidenses orbitando sobre la Tierra, mientras los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin caminaban por nuestro satélite. A Luna 15 le sucederían los vehículos robotizados del programa Lunojod, que llevan desde los años 70 sobre la superficie lunar con el objetivo de tomar imágenes del área.

Antes de dar por finalizado este viaje regresamos a la URSS con estas imágenes, que muestran la admiración de los propios soviéticos por sus robots. Un grupo de camaradas rodea, entre la fascinación y el asombrom unas figuras a las que solo parecían faltar la carne y el hueso.

-----------------

Las imágenes de este artículo pertenecen al Club de Blogueros de Ria Novosti

Sobre este blog

Una ruta sin rodeos que atraviesa la hora punta. El atajo de Hoja de Router para esquivar el atasco informativo.

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats