La portada de mañana
Acceder
El vicealcalde de Murcia denuncia por corrupción a su propio equipo de Gobierno
El primer mapa de mortalidad por COVID muestra el fuerte impacto de la pandemia
Opinión - Villarejo, tercera temporada, por Esther Palomera

Photoshop, un cuarto de siglo diseñando el mundo

Pantallazo de Photoshop 1.0.

Si las grandes historias de emprendimiento tecnológico empezaron en garajes, la de Photoshop tenía que nacer necesariamente en una cuarto oscuro destinada al revelado fotográfico. Glenn Knoll, un profesor en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Michigan, contaba con una en su sótano,  y contagió a su hijo Thomas de su pasión por la fotografía y la ingeniería. Cuando el joven estudiaba su doctorado, se le ocurrió  conseguir que su Apple Macintosh Plus mostrara también escala de grises en las imágenes.

Exposición de 'Jennifer en el paraíso' por C.Dullaart

Su hermano John, que trabajaba en Industrial Light & Magic, pensó que los avances en el procesamiento de imágenes digitales de Thomas eran  muy útiles. El tiempo le dio la razón: consiguieron que Adobe se interesara  por su 'software' y tal día como hoy hace un cuarto de siglo vio la luz la versión 1.0. del programa.  

'Jennifer en el paraíso', un 'topless' de la pareja de John en una playa de Bora Bora, se convirtió en  la primera imagen manipulada con Photoshop de la historia.  El artista holandés Constant Dullaart ha captado esa instantánea de un vídeo de la compañía y la ha transformado para crear su propia exposición. Cree que esta imagen ha cambiado nuestra forma de ver el mundo.

Photoshop está en los medios de comunicación, la publicidad, el 'mupi' por el que pasas cada día y tu propio perfil de Facebook. Pero también está en el ordenador de muchos profesionales españoles que utilizan este 'software' de una forma extraordinaria.

DEL RETOQUE FOTOGRÁFICO.....

Fotomontaje de 1933 (Estudios Schreck)

(Haz clic para ampliar)

El retoque fotográfico no nació con Photoshop, aunque haya supuesto una revolución en este campo. Ernesto Schreck representa a la cuarta generación de una familia de fotógrafos. Su estudio de fotografía en Ourense, abierto desde los años 20,  ha vivido la evolución del daguerrotipo a la edición digital de imágenes. "Entonces los retocadores eran unos artistas, ahora no tenemos mérito", nos cuenta Ernesto.  

Valiéndose de una lupa, los fotográfos se dedicaban con paciencia y muy buen pulso a eliminar los puntos blancos que aparecían en las placas o a aclarar las manos y piernas de los retratados. "Utilizabas unos lápices de grafito muy duro que impregnabas con unas gotas de un producto resinoso para que pudieras dibujar", nos detalla Ernesto. 'Iluminar' la fotografía para colorearla era otra técnica habitual.  Las placas de cristal con el fondo pintado se unían al modelo en el positivado. El origen de las capas de Photoshop era sin duda laborioso.

Portada revista inaugural 'Quo' (1995)

El retoque fotográfico se hace imprescindible para el diseñador gráfico, el director creativo y el retocador.  "El papel del retocador es un rol oscuro como el del maquetador pero es un importantísimo en las revistas", nos cuenta el director de arte Diego AresoDiego Areso, editor de los blogs 'El portadista' y 'Quintatinta'.

Areso ha notado una evolución en el uso de Photoshop en las portadas desde los años 90, cuando trabajaba en 'Quo'. Entonces predominaba un retoque que califica de 'macarra'. "Se hacía un retoque muy obvio, muy evidente. Al final era fotoilustración".

Al margen de los retoques que llegan a trucar las fotografías, según Areso se ha impuesto un retoque natural ("perfeccionar pero no estucar de bótox la piel de los personajes") o dar un toque más dramático a las fotos de retrato. El 'efecto Instagram' también ha tenido su repercusión. "Cuando pones una foto sin retocar ahora parece que está mal, la imagen tal cual la vemos nos resulta pobre". En las revistas, Areso cree que el uso de Photoshop es imprescindible, siempre con límites. "En la fotoilustración hay vía libre, pero el punto de inflexión ético, y yo creo que hay mucha ética en el mundo de posproducción, está en diferenciar si quieres ilustrar o quieres dar imagen de realidad".  

Frente al Photoshop que se emplea en moda o publicidad (del que sobre todo se habla cuando se cometen excesos), también hay retocadores profesionales especializados en otros ámbitos. Joan Roig es uno de ellos. Nacido en una familia de impresores, comenzó a utilizar Adobe Photoshop cuando era adolescente (en la versión 3.0.) y en 2007 decidió fundar Addretouch, un estudio de posproducción especializado en el fotorreportaje y la fotografía documental.

Motörhead (2008) © Pep Bonet. Retoque Addretouch

 "Tratamos de aprovechar todo el rango dinámico de los archivos RAW. No se pueden alterar las imágenes, simplemente se pueden optimizar en contrastes, saturaciones...   Trabajamos con  paquetes de entre 30 y 150 fotografías y nuestra labor se parece más al etalonaje de cine que al retoque de moda", nos explica Roig.

En Addretouch han posproducido las fotografías de Pep Bonet, ganador de dos segundos premios World Press Photo  o los trabajos personales del ganador del Pulitzer Manu Brabo, entre otros.  Aunque sabe cómo posproducir instantáneas de producto o de moda, una labor que genera más beneficios, Roig ha decidido centrarse en el retoque de fotorreportaje por decisión propia. "Prefiero llegar a casa habiendo hecho un trabajo que tenga una cierta implicación social a haber pasado 24 horas quitando acné a una chica o chico de 16 años que se mira todo el día en el espejo", defiende.

Roig se mueve entre su estudio y el IDEP de Barcelona, donde trabaja como profesor de retoque fotográfico. "Intento enseñar a mis alumnos que no todo necesita modificación y que muchas veces la alteración es completamente innecesaria trabajando más en la producción", nos cuenta. Roig cree que Photoshop no es el culpable de los abusos que se cometen con él. "El problema son algunos directores de arte o publicistas que deciden que esa posproducción es lo que quieren para sus trabajos y hacen que a veces la herramienta se saque de contexto, es más fácil culpar a la herramienta".

.... A LA ILUSTRACIÓN

Ilustración de David Despau (Haz clic para ampliar)

Los ilustradores son otro de los colectivos que utiliza Photoshop a diario, aunque cada uno con su técnica. El ilustrador David Despau  lleva veinte años utilizando el 'software', aunque solo lo utiliza en la fase final de proceso: sigue realizando casi todos sus dibujos de forma manual. "Mi dibujo es clásico hecho a línea: realizo la mayor parte del dibujo en bolígrafo bic sobre folio de papel, luego lo escaneo y en Photoshop doy el retoque final y las tintas de colores", nos cuenta este dibujante, que ha logrado publicar sus ilustraciones en 'Time' o 'New Yorker' y es considerado como uno de los mejores 100 ilustradores del mundo por la editorial Taschen.  

Despau utiliza Photoshop para equilibrar, componer y retocar y sigue confiando en sus propias manos para crear y trazar  sus retratos, con líneas inacabadas y focos de color que aportan una asombrosa expresividad.  

George Lucas y Yoda  ('Interviú', 2014) por Javier Muñoz

Otros ilustradores no solamente utilizan el 'software' al final de su trabajo, sino en distintas etapas. Javier Muñoz trabaja de forma distinta según el tipo de ilustración: realiza desde 'collages' a retratos o caricaturas que ha publicado en medios tanto nacionales como internacionales ('The Guardian' o 'Le Monde'). La sátira es su medio de expresión favorito. "El mundo puede ser mejor, más ligero, el 'universo es humor' que decía Vila-Matas.  Nadie es intocable, nadie es más que nadie. No me gusta el insulto ni la descalificación gratuita, sino el humor como elemento salvífico",  defiende Muñoz.  

Utiliza Photoshop para crear esas vidas paralelas de hombres y mujeres que manejan nuestros hilos.  "A veces hago el dibujo o el  'collage' a mano, lo escaneo y lo sigo elaborando en Photoshop, aunque otras veces empiezo a componer directamente con la tableta 'wacom' y el boceto es el embrión del 'artwork' final", nos cuenta este ilustrador, que defiende que este 'software' es la herramienta básica para todos los ilustradores. "Hemos ganado, como mínimo, tiempo de vida".   

"En el dibujo he tenido varias etapas, cuando empecé en Marvel lo hacía todo de modo tradicional, lápiz y tinta, que luego escaneaba para enviarlo en digital", nos cuenta el dibujante Pepe Larraz. Este madrileño trabaja en Marvel Comics, la compañía de tebeos más importante del mundo y sus dibujos han aparecido en 'Ultimate Spiderman', 'Thor' o 'Wolverine and the X-Men' .

Ilustración de Pepe Larraz (haz clic para ampliar)

Fue añadiendo Photoshop en su proceso de trabajo poco a poco, primero utilizando un lápiz quemado que después mejoraba mediante el ajuste de niveles de entrada. Ahora realiza todo el trabajo, lápiz y tinta, digitalmente, utilizando Photoshop y Manga Studio (un 'software' propio para el cómic digital), provisto de una 'wacom': "Hasta que nos hemos entendido ella y yo, me ha hecho sudar píxeles".

Larraz nos cuenta que en el mercado estadounidense de cómics, normalmente trabajan en equipo un guionista, un dibujante, un entintador y un colorista: él recibe el guion, concreta sus dudas con el guionista y el editor y primer crea 'thumbnails' de las páginas, pequeñas maquetas generales, como paso previo al dibujo final.

"Poder dibujar en Marvel es por un lado un sueño. Poder jugar con aquellos personajes que leía, y aún leo, poder tocar algo que sabes que te va a superar: pasas por dibujar a Spiderman, pero Spiderman va a permanecer", nos cuenta Larraz. "Por otro lado, es la desacralización, hacerlo real, hacerlo un trabajo. Darte cuenta de que es duro y frustrante a veces, que implica mucha inversión personal".

Ilustración ambientada en el Mesozoico ('Pangea')

Juanjo Castellano (Haz clic para ampliar)

La ilustración abarca muchas temáticas y Juanjo Castellano combina la fantástica con otro ámbito poco explorado: la paleoilustración. Sus dibujos viajan en el tiempo para retratar con un gran nivel de detalle (trabaja al doble o más del tamaño requerido), los extintos dinosaurios y su entorno. Ha realizado ilustraciones para el Museo Jurásico de Asturias con el asesoramiento del paleontólogo José Luis Sanz. 

"Al ilustrar dinosaurios, es básico tener fotos de los esqueletos fósiles de cada especie y si te es posible toma referencia de los fósiles reales en algún museo, mucho mejor", explica Castellano, que también ha publicado sus ilustraciones en la revista 'Pangea'.

En su caso, todo el proceso se realiza de forma digital. La 'wacom' es su lápiz y su papel un documento de Photoshop. "Suelo iniciar los proyectos con un rápido boceto, para situar los elementos principales, tras ello coloreo de una manera general al principio y después perfilo los detalles más pequeños. Esta última parte es la que requiere más constancia y esfuerzo", nos cuenta este creador. "Lo utilizo de la manera más cercana al trabajo tradicional. No uso apenas filtros, sino las herramientas de dibujo como si estuviera trabajando en lienzo". 

La mayoría de estos ilustradores confiesa que han aprendido Photoshop de forma autodidacta, "nunca he recibido un curso ni he leído un solo manual, suelen ser bastante tediosos", nos cuenta Javier Muñoz.  "Lo aprendí por mi cuenta cuando empezaba en el dibujo de forma profesional: mi primer encargo pagado lo hice con acrílicos y un aérografo, la Edad de Piedra", nos cuenta por su parte Pepe Larraz.  

PHOTOSHOP Sí, PERO CREATIVIDAD ANTE TODO

Photoshop también está implícitamente presente en las ilustraciones de  vacas, ovejas o toros más famosas de los últimos años: las de la factoría de dibujos pamplonesa Kukuxumusu y sus cómicas camisetas. 

Ilustración de Kukuxumusu

Mikel Urmeneta, su director creativo y fundador (la empresa nació para pagarlos kalitmoxos de sus tres creadores en las fiestas de San Fermín de 1989),  dibuja tanto en el folio como directamente en el iPad. "Soy muy de pintar con el dedo sobre la pantalla, me encanta", confiesa.

Este dibujante cree que Photoshop aporta valor al propio proceso creativo, "a veces los filtros son muy útiles a la hora de deformar trazos, surgen nuevas ideas... Hay herramientas que te hacen pensar en un tipo de dibujo en el que no repararías de forma natural", nos cuenta Urmeneta.  

"Lo desarrollamos originalmente para nuestro propio uso personal... era muy divertido", explicaba hace unos años Thomas Knoll, el creador de Photoshop. Hace un cuarto de siglo, no sabía que su 'software' iba a ser utilizado por personas de todo el mundo y además iba a servir como medio de trabajo a tantos profesionales. Aunque sin creatividad, no hay nada que hacer. "Es una herramienta maravillosa, pero es eso, una herramienta. No se puede confiar en la tecnología para que supla el talento, o el trabajo de búsqueda de estilo, de soluciones gráficas... el abuso de efectos en el ordenador acusa esa falta de talento más que ocultarla", concluye Pepe Larraz. 

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2015 - 09:13 h

Descubre nuestras apps

stats