La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

La portavoz de Vox en Balears y su mano derecha dimiten de sus cargos tras meses de tensión con Madrid

elDiario.es

Europa Press —

0

La portavoz de Vox en el Parlament balear, Idoia Ribas, y el portavoz adjunto del grupo parlamentario, Sergio Rodríguez, han presentado su renuncia a dichos cargos este lunes, junto al diputado Agustín Buades como presidente del Consejo de Dirección del grupo.

Todos ellos conservan el acta y continúan como diputados dentro del Grupo Parlamentario Vox. Según fuentes del grupo, la decisión no se había consensuado con el resto de sus integrantes, y de hecho los diputados han comunicado estas renuncias a sus compañeros -lo que incluye la presidenta del partido en las Islas, Patricia de las Heras- este mismo lunes a primera hora.

Las mismas fuentes explican que la decisión viene motivada por el lanzamiento de una asociación dirigida por estos tres diputados y su intención de dedicarse más a ella. En la presentación el pasado viernes ya señalaron su voluntad de compaginar la asociación con sus puestos de diputados.

Por ello, este lunes los dos portavoces han presentado sendos escritos en la Cámara poco después de la apertura del registro. “Mediante el presente escrito presento mi dimisión como portavoz del grupo parlamentario Vox, con efectos de día de hoy, lo que solicito sea comunicado a los servicios de la cámara a todos los efectos”, reza el escrito de Ribas. Mientras, Buades ha dimitido de forma interna como presidente del Consejo de Dirección.

La diputada de Vox Manuela Cañadas será la nueva portavoz del grupo parlamentario tras la renuncia de Ribas. Junto a Cañadas, y contando con la unanimidad de los siete diputados, María José Verdú será la portavoz adjunta. Cañadas es representante de Vox en las comisiones de IB3, Educación y Cultura.

Nueva asociación

Estos tres diputados -Ribas, Rodríguez y Buades-, que tuvieron un papel destacado en la crisis interna en el partido hace unos meses con el intento de apartar al presidente del Parlament, Gabriel Le Senne-, anunciaron el pasado viernes la puesta en marcha de una asociación llamada 'Avanza en libertad', dirigida por ellos mismos como presidenta, vicepresidente y secretario, respectivamente.

Se trata, según explicaron, de una iniciativa particular, totalmente desvinculada del partido o el grupo parlamentario, y que persigue una movilización de la sociedad civil que, aseguran, echan en falta en defensa de “la libertad, la democracia, la unidad y la identidad cultural española”.

Los de Vox aseguraron que en ocasiones necesitan sentirse “arropados” por la sociedad en el momento de presentar y defender sus iniciativas y han puesto como ejemplo la derogación de la ley de memoria democrática, que llevará al Parlament a entidades y asociaciones que criticarán la eliminación, pero no a partidarios de la derogación, que los hay, a su juicio, pero que no están articulados en ningún tipo de movimiento.

Sucede lo mismo, añadieron, con la cuestión de la “libre elección de lengua” -es decir, el plan de Vox y PP para desmantelar la escuela en catalán-. Aunque se muestran muy satisfechos con los últimos resultados electorales que les situaron como tercera fuerza, reconocen que el número de votos no se está traduciendo en una base social sólida.

“Hemos renunciado a las portavocías porque hemos creado una asociación que pretende dar un impulso a la sociedad civil y creemos que se puede confundir el partido con esa entidad que no tiene nada que ver, que pertenece a nuestro ámbito privado”, ha explicado Ribas este lunes a la prensa en relación a 'Avanza en libertad'.

“No hay crisis”

Ribas, Rodríguez y Buades han descartado que la puesta en marcha de la asociación surja de un desencuentro con la dirección nacional del partido con quien, insisten, la sintonía ahora es total tras haber superado la crisis vivida hace meses. Señalaron que, mientras se pueda, compaginarán el impulso de la asociación con sus puestos de diputados, recalcando que no supone el inicio de una retirada.

A preguntas de los medios antes de una reunión del grupo parlamentario para acordar los relevos, Ribas ha asegurado este lunes que “ni se plantea” que la dirección estatal -que podría estar viajando a Mallorca- pida el acta a estos tres diputados tras este movimiento. “No entraría dentro de nuestros esquemas. Nosotros estamos en Vox perfectamente integrados”, ha insistido.

Pocos segundos después de la llegada de Ribas, Rodríguez y Buades, han llegado a las dependencias parlamentarias el resto del grupo, Gabriel Le Senne, Patricia de las Heras, María José Verdú y Manuela Cañadas, aunque han preferido no hacer declaraciones.

Después de la reunión, Ribas, que ha salido de las dependencias parlamentarias con Rodríguez y Buades, ha adelantado que Manuela Cañadas será portavoz y María José Verdú, portavoz adjunta, tras una elección por unanimidad. Estas diputadas, poco después, se han remitido a una rueda de prensa convocada para el mediodía, aunque se han referido a la unidad del partido y del grupo parlamentario. Respecto al hecho de que los ya exportavoces hayan salido primero del encuentro, han afirmado que “tendrían cosas que hacer”.

Ribas, por su parte, ha restado importancia a la posibilidad de que miembros de la dirección nacional de Vox estén viajando a Mallorca para, entre otras cuestiones, reunirse con miembros del Partido Popular, con quien mantienen un acuerdo de gobernabilidad en las Islas que estuvo a punto de romperse cuando Vox votó en contra del techo de gasto hace unos meses. “Solo faltaría que no pudieran venir aquí personas de la dirección nacional de nuestro partido tanto para hablar con nosotros como para hablar con el PP”, ha apuntado.

Vox nacional: “Esta es la mejor situación”

Desde Madrid, el nuevo portavoz de Vox a nivel nacional, José Antonio Fúster, ha restado importancia a la crisis balear: “En todos los grupos parlamentarios siempre hay cambios de líderes, nosotros lo aceptamos y comprendemos las razones que puedan llevar a esta división de sus responsabilidades dentro del grupo parlamentario”. “Ellos van a seguir formando parte del grupo de Vox”, ha aclarado en relación a Ribas, Rodríguez y Buades.

“Ellos y todo el grupo parlamentario van a seguir trabajando para que se cumplan todos los acuerdos del pacto alcanzado con el PP, con especial importancia a la libertad lingüística, que para nosotros es esencial y clave en cualquier acción nuestra de gobierno”, ha insistido sobre los planes de Vox y PP para desmantelar la escuela en catalán en el archipiélago.

Preguntado sobre si los tres diputados han dado explicaciones a la dirección nacional, Fúster se ha limitado a decir que “no hacen falta” y que están “satisfechos”. “De verdad que no hay ningún problema. No es el momento de pedir explicaciones. Es el momento de decir 'Fantástico, volvemos a la normalidad, estamos ya con la normalidad superada'. Ha habido un pequeño momento de quebranto, pero estamos en la normalidad. Yo creo que esta es la mejor [situación] que podíamos encontrar y ellos también”, ha añadido.

Cañadas: “Somos un grupo sólido y compacto”

La nueva portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Manuela Cañadas, ha presentado su formación como un grupo “sólido y compacto” en lo que ha calificado de “nueva etapa” y ha señalado que el diputado no adscrito Xisco Cardona -que abandonó el grupo parlamentario el pasado octubre- “tiene las puertas abiertas” para volver.

Así se ha expresado Cañadas este lunes en la citada rueda de prensa, acompañada por los otros seis diputados de Vox. La nueva portavoz ha asegurado que “entiende” las razones que han llevado a Ribas y Rodríguez a dimitir “por sus nuevas responsabilidades en la sociedad civil”. En esta línea, ha asegurado que la nueva asociación dirigida por los tres diputados de Vox “no tiene nada que ver” con el grupo parlamentario.

El PP no ve inestabilidad en el Govern

La presidenta del Govern, Marga Prohens, ha incidido en que la estabilidad del Ejecutivo balear “no está en cuestión” tras la dimisión en la dirección del grupo parlamentario Vox, que ha remitido a “un proceso interno”. Preguntada al respecto por los medios de comunicación, Prohens ha dicho que no puede contestar “porque afecta a un grupo parlamentario, que es Vox” y ha indicado que ha tenido conocimiento de la noticia este mismo lunes por la mañana.

Con todo, ha remarcado que “la estabilidad del Govern no está en cuestión” y ha asegurado que trabaja “para cumplir el programa de gobierno, el de investidura y, sobre todo, desde el respeto a cuestiones internas”. “Lo que he leído es que la estabilidad no cambia, las mayorías no cambian y es un proceso interno de Vox; no tengo nada que aportar”, ha matizado la presidenta. Además, ha sentenciado que su Govern “nunca ha sido moneda de cambio” y que “la estabilidad siempre ha estado garantizada”.