Amnistía Internacional denuncia el "uso desmedido de la fuerza" contra los manifestantes que protestan en Irán por el derribo del avión ucraniano

Los iraníes expresan su ira por el derribo del avión entre un gran despliegue policial

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado el "uso desmedido de la fuerza" por parte de las fuerzas de seguridad iraníes contra los manifestantes que protestaban este fin de semana contra el gobierno de Irán tras admitir que un misil de sus Fuerzas Armadas derribó el avión de pasajeros ucraniano en el que murieron 176 personas.

Denuncias de disparos contra manifestantes en Irán tras un fin de semana de protestas por el derribo del avión ucraniano

Denuncias de disparos contra manifestantes en Irán tras un fin de semana de protestas por el derribo del avión ucraniano

Citando vídeos, imágenes y testimonios de manifestantes verificados por la organización, AI ha indicado en un comunicado que la policía lanzó contra los manifestantes el sábado y el domingo "perdigones puntiagudos con pistolas de aire comprimido, normalmente utilizadas para la caza, contra manifestantes pacíficos, además de bolas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta para disuadirlos". Entre los medios desplegados para contener las protestas, según la ONG, había efectivos de las fuerzas especiales de la Policía, de la fuerza paramilitar Basij y agentes de paisano.

Añaden, además, que la gente que protestaba contra el anuncio del régimen fue pateada y golpeada con porras y algunos de ellos fueron detenidos arbitrariamente. "Es terrible que las fuerzas de seguridad de Irán hayan reprimido violentamente las vigilias pacíficas y las protestas de personas que demandan justicia para los 176 pasajeros muertos en el avión y expresan su enfado por el encubrimiento inicial de las autoridades iraníes", ha dicho Philip Luther, Director de Investigación y Defensa para Oriente Medio y África del Norte de Amnistía Internacional.

En los vídeos verificados por AI, explican, se puede ver a varias personas en Teherán sobre el suelo sangrando, siendo auxiliadas por otros manifestantes a los que se les oye decir que han sido disparados, aunque AI no ha podido determinar el tipo de munición utilizado.

Violaciones del derecho internacional

La organización también ha recibido mensajes de manifestantes, que por miedo a ser detenidos, no han acudido al hospital para que pudieran extraerles la munición. Según Amnistía Internacional, las fuerzas de seguridad iraníes están presentándose en hospitales por todo el país para intentar transferir a los heridos a hospitales militares. "Algunas clínicas y hospitales en Teherán han pedido a los heridos que abandonen los complejos sanitarios por si las fuerzas de seguridad y la inteligencia descubría que estaban entre los manifestantes podrían ser arrestados", denuncian.

Una testigo que acudió a una vigilia en Teherán ha explicado que las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra una boca de metro para impedir que salieran y unirse a la protesta. "Un miembro de las fuerzas de seguridad me persiguió cuando me vieron grabando la protesta y entonces me dispararon en la pierna con perdigones", ha precisado.

"La situación en Irán ahora mismo es incluso más dolorosa que la muerte. Nos están matando lentamente, nos están torturando hasta matarnos", ha denunciado la joven. Ha relatado también que tres centros sanitarios, e incluso una clínica veterinaria, le denegaron atención médica. El martes, uno de los médicos en un hospital de la capital le pidió que se fuera porque si los servicios de Inteligencia descubrían que estuvo entre los manifestantes la detendrían.

Amnistía Internacional denuncia que en muchos casos, las acciones de las fuerzas de seguridad violan el derecho internacional. En varias ciudades del país las autoridades están denegando información a los familiares de los detenidos, algunos estudiantes, sobre su paradero lo que corresponde al "delito de desaparición forzada en virtud del derecho internacional".

La ONG ha recibido informaciones de al menos un caso de una mujer, que fue detenida "arbitrariamente", y obligada a practicarle sexo oral a uno de los agentes durante su arresto en comisaría. Además, el agente intentó violarla.

"Las fuerzas de seguridad iraníes han cometido, una vez más, un ataque reprehensible contra los derechos de la población iraní a manifestarse y expresarse de forma pacífica, recurriendo a tácticas brutales e ilegales", ha denunciado Philip Luther. "Las autoridades deben cesar la represión urgentemente y garantizar que las fuerzas de seguridad ejercen máxima contención y respetan los derechos de los manifestantes". Luther concluye que los detenidos "deben ser protegidos de la tortura y otros malos tratos", y que "todos aquellos que hayan sido arbitrariamente" sean puestos en libertad.

Primera detención por el derribo del avión

Este martes, la Guardia Revolucionaria de Irán ha anunciado la detención de la persona que, presuntamente, grabó el vídeo que mostraba como un misil impactaba contra el avión siniestrado. Según un comunicado de la base Sar-Alá, de la Guardia Revolucionaria la unidad ha identificado al autor del vídeo --publicado primeramente y verificado por el periódico New York Times--, aunque la persona que lo envió a los medios dice que su fuente en Irán está salvo y no está detenida.

El Boeing 737-800 de UIA, que cubría la ruta Teherán-Kiev, fue derribado al poco de despegar del aeropuerto internacional Imán Joeminí de Teherán al ser confundido con un misil de crucero, según explicó la Guardia Revolucionaria iraní. Los 176 pasajeros y tripulantes que viajaban a bordo, gran parte de ellos iraníes, murieron a causa del derribo, que ha generado una ola de descontento entre la población iraní.

Etiquetas
Publicado el
15 de enero de 2020 - 17:58 h

Descubre nuestras apps

stats