El castigo de Trump: solo dos de los 10 republicanos que votaron a favor del 'impeachment' siguen en pie

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

Estados Unidos renovará en noviembre los 435 miembros de la Cámara de Representantes, un tercio de los 100 escaños del Senado y elegirá gobernadores en 36 de los 50 estados. En consecuencia, el país está inmerso en un gran proceso de primarias para elegir a los candidatos que se presentarán a las elecciones. 

Merrick Garland, el fiscal general que Obama quería para el Supremo y que ahora puede meter en la cárcel a Trump

Merrick Garland, el fiscal general que Obama quería para el Supremo y que ahora puede meter en la cárcel a Trump

En este contexto, Donald Trump ha protagonizado la política interna en los últimos días. Mientras coquetea con su candidatura a la presidencia para 2024, ha sido interrogado por la Fiscalía de Nueva York –que investiga una posible manipulación de sus cuentas en la Trump Organization para cometer un fraude fiscal– y agentes del FBI han registrado su mansión de Florida en otro caso sobre el posible robo y destrucción de documentos clasificados. 

Sin embargo, el expresidente sigue teniendo una inmensa influencia sobre el partido y muchos de los candidatos a los que ha mostrado su apoyo en las primarias han ganado. De hecho, prometió venganza contra los 10 congresistas republicanos que votaron a favor del segundo impeachment (el de 2021 por instigar el asalto al Capitolio) y solo dos de ellos han prevalecido en esta primera fase de primarias. Otros cuatro legisladores han perdido y los últimos cuatro se han retirado –varios de ellos tras recibir amenazas y presiones–.

Los perdedores

Liz Cheney

La congresista por Wyoming, Liz Cheney, ha sido la última de los diez republicanos en perder las elecciones primarias. A pesar de representar a uno de los estados donde Trump tiene más apoyo (el expresidente ganó por 43 puntos de diferencia respecto a Biden en 2020), Cheney optó por erigirse en la líder de la oposición republicana a Trump y eso le ha costado una derrota por más de 30 puntos frente a su rival, apoyada por el expresidente. 

“Hace dos años gané estas primarias con el 73% de los votos. Podría haber hecho lo mismo otra vez y el camino era claro, pero habría requerido seguir la mentira del presidente Trump sobre las elecciones de 2020”, declaró este miércoles tras su derrota. Trump no tardó en celebrar los resultados: “Ahora puede desaparecer finalmente en las profundidades del olvido político donde, estoy seguro, será mucho más feliz de lo que es ahora ¡Gracias Wyoming!”

Cheney no solo votó a favor del impeachment, sino que es la vicepresidenta de la comisión del Congreso que investiga el asalto al capitolio del 6 de enero de 2021. Su posicionamiento frente al expresidente le ha costado amenazas y no ha celebrado mítines públicos durante la campaña. Su portavoz ha afirmado a Politico que la todavía congresista creará una organización “para educar al pueblo estadounidense sobre la actual amenaza contra la república y movilizar un esfuerzo conjunto para oponerse a la campaña de Donald Trump a la presidencia”. Cheney no descarta presentar su candidatura a las presidenciales de 2024.

Jaime Herrera Beutler

“No estoy eligiendo un lado, estoy eligiendo la verdad. Es la única forma de vencer al miedo”, dijo Jaime Herrera Beutler tras votar a favor del segundo impeachment contra Trump por instigar el asalto al Capitolio en 2021. Ahora, después de ganar seis elecciones al Congreso, Herrera Beutler ha perdido frente a Joe Kent, el candidato republicano radical apoyado por Trump. El último congresista en el cargo en el estado de Washington que perdió en las primarias fue John Miller en 1930.

Joe Kent es un firme defensor de Trump y apoya la mentira de que ganó las elecciones de 2020. En cuanto al asalto al Capitolio, el candidato sostiene falsamente que agentes del Estado se infiltraron en la masa pacífica para provocar el caos y en septiembre de 2021 intervino en una manifestación en Washington a favor de los imputados por el asalto y pidió la liberación de los que denominó “prisioneros políticos”. Kent también ha participado en el podcast de Steve Bannon, donde afirmó: “Estamos en guerra [con la izquierda]”. Las elecciones primarias se celebraron el 9 de agosto.

Peter Meijer

El congresista de Michigan perdió el pasado 2 de agosto frente al candidato republicano apoyado por Trump, John Gibbs. “Estoy orgulloso de haber permanecido fiel a mis principios, incluso cuando hacerlo me ha supuesto un gran coste político”, declaró Meijer tras su derrota.

En una polémica estrategia, el Partido Demócrata se gastó casi medio millón de dólares en anuncios a favor de John Gibbs porque el distrito por el que se presenta tiende a ser demócrata y el partido piensa que es más fácil derrotar al candidato de Trump que a Meijer, que ha criticado duramente esta estrategia.

Gibbs también defiende las mentiras de Trump sobre las elecciones de 2020, alegando sin pruebas que “es casi matemáticamente imposible” que Trump perdiese las elecciones. El candidato también promovió en 2016 fábulas que relacionaban al jefe de campaña de Hillary Clinton con rituales satánicos.

Tom Rice

El congresista conservador de Carolina del Sur Tom Rice hizo campaña por Trump en dos ocasiones, pero después decidió que el asalto al Capitolio no tenía excusa y votó a favor del impeachment. Trump entonces apoyó a su rival, Russell Fry, que el pasado 14 de junio ganó las primarias. “Levantó la mano y eso fue el final de su carrera, o esperamos que lo sea”, dijo Trump sobre Rice tras la votación del juicio político contra Trump.

“Trump está aquí porque le consume el rencor como a nadie que haya conocido. Tuve un voto que no le gustó y ahora ha elegido apoyar a un hombre que se plegará a todo lo que diga, sin importar qué”, publicó en un comunicado tras una visita del expresidente durante la campaña. Fry ha centrado su campaña en describir a Rice como un traidor.

Los retirados

Anthony Gonzalez

El congresista de Ohio fue el primero en marcharse. “Aunque mi deseo de construir una vida familiar más plena está en el corazón de mi decisión, también es cierto que el estado actual de nuestra política, especialmente muchas de las dinámicas tóxicas dentro de nuestro propio partido, es un factor significativo en mi decisión”, declaró en septiembre de 2021. Gonzalez ha calificado a Trump como “un cáncer” para el país.

Trump apoyó al candidato Max Miller, que ganó con facilidad las primarias de mayo. “Uno fuera, nueve en camino”, publicó el expresidente tras la retirada de González. “La declaración de Donald Trump sobre Anthony Gonzalez nos recuerda a todos, una vez más, que Trump está en guerra con la Constitución”, afirmó entonces Liz Cheney.

Adam Kinzinger

“Hemos permitido que los líderes lleguen al poder, vendiendo la falsa premisa de que la fuerza viene de degradar a los demás y deshumanizar a los que son, actúan o piensan diferente a nosotros. Como país, hemos caído en esas mentiras. Y ahora, nos enfrentamos a un país envenenado y lleno de indignación que ciega nuestra capacidad de alcanzar una fuerza real”, dijo Kinzinger en su anuncio de retirada. “Quiero dejar claro que esto no es el final de mi futuro político, sino el principio”, añadió el representante de Illinois, erigido junto a Cheney como uno de los grandes opositores republicanos al expresidente.

Kinzinger fue el segundo en anunciar su retirada y Trump repitió el mensaje que envió con el anuncio de Gonzalez: “¡Dos fuera, ocho en camino!”. El congresista formó el primer movimiento de republicanos contrarios a Trump y ha rechazado las afirmaciones del expresidente sobre las elecciones de 2020. “Joe Biden ganó y Trump perdió. Tenemos que admitirlo, pero la cúpula del Partido Republicano no lo hará. Mintieron al pueblo estadounidense y siguen haciéndolo”.

John Katko

El congresista de Nueva York fue el tercero en salir de la primera línea política y anunció su retirada en enero. Katko aseguró que las presiones de Trump no tuvieron nada que ver en su decisión. Aun así, el expresidente celebró la noticia: “Grandes noticias. Otro muerde el polvo. Katko, de Nueva York, ya no está”. En verano, Trump ofreció su apoyo a quien se presentase contra Katko.

Fred Upton

Después de más de 30 años en el Congreso representando al estado de Michigan, Upton anunció su retirada en abril, citando el nuevo diseño de distritos como el motivo principal. “Esta es nuestra decisión, independientemente de lo que hice con Trump”, afirmó en un discurso. El expresidente apoyó a Bill Huizenga, que finalmente no tuvo rival en las primarias. Upton ha denunciado amenazas de muerte

En un comunicado tras su renuncia, Trump afirmó con tono desafiante: “¡Upton se retira! Cuatro están fuera y seis van en camino ¿Quién es el siguiente?”.

Los ganadores

Dan Newhouse

El congresista por Washington venció el pasado 5 de agosto al rival republicano apoyado por Trump, Loren Culp. Su victoria se debe, en parte, al formato de las elecciones en este estado, en el que todos los candidatos de ambos partidos compiten en las urnas y los dos primeros son los que se disputan la elección en noviembre. Newhouse obtuvo el 25,5% de los votos, seguido muy de cerca del demócrata Doug White (25,2%). Culp, que apoya las teorías de las mentiras sobre las elecciones de 2020, consiguió el 21,5%.

David Valadao

El congresista de California no apoyó a Trump en 2016, pero posteriormente defendió su reelección en 2020 para, poco después, acusarlo de ser “una fuerza impulsora de los catastróficos acontecimientos del 6 de enero, al animar a las masas de alborotadores a incitar a la violencia contra cargos electos”. 

Sin embargo, Valadao ha sido el único de los 10 que no ha sido objeto de la ira del expresidente. Quizá porque el distrito en el que se presenta tiende a ser demócrata y será un terreno de batalla fundamental para los republicanos si quieren recuperar el control de la Cámara de Representantes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats