López Aguilar, PSOE: “Hay que relacionarse con Marruecos desde el respeto mutuo; tragando sapos, si hace falta”

El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar en una imagen de archivo

Irene Castro

Bruselas —

12

Pocos días después de que el PSOE votara en contra de una resolución crítica con la situación de los derechos humanos en Marruecos que se aprobó por una abrumadora mayoría, el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar defiende esa posición, sin mencionar la votación expresamente, cargando contra quienes hacen “discursos flamígeros y muy ofensivos contra Marruecos”. “Ese discurso despiadado con Marruecos no es inocuo, tiene consecuencias y esas consecuencias no son buenas para nosotros. Marruecos esta ahí al lado y no podemos prescindir. Es nuestro vecino inexorable. La única forma de relacionarnos con esa realidad es desde el respeto mutuo y eso hay que construirlo tragando saliva o sapos, si hace falta”, defendió el exministro en una conferencia organizada por el periódico tinerfeño Diario de Avisos.

El Parlamento Europeo insta a Marruecos a respetar los derechos humanos con el voto en contra del PSOE

El Parlamento Europeo insta a Marruecos a respetar los derechos humanos con el voto en contra del PSOE

“Marruecos es socio estratégico de la UE y, desde luego, lo es de España. España es el único país que tiene una frontera terrestre con el continente africano. ¿Hay algún gobernante responsable que lo pueda ignorar?”, se preguntó el dirigente socialista, que consideró “muy mala idea hablar mal de tu vecino”. Es muy mala idea ofender a tu vecino; solo puede complicar y empeorar tu vida. Mostrar respeto a tu vecino en tus manifestaciones públicas e incluso en privado es determinante. Si lo transgredes, tu seguridad y tu bienestar pueden empeorar dramáticamente“, apostilló el parlamentario.

“En el Parlamento Europeo escucho discursos flamígeros y muy ofensivos contra Marruecos y lo que concierne a Marruecos, su sistema político, su sistema penal, su monarquía, su rey… Es profundamente insensato. No se puede esperar de alguien que quiera tener responsabilidades de gobierno usar ese lenguaje”, agregó López Aguilar. En el debate de la semana pasada en Estrasburgo, el Grupo de los Socialistas y Demócratas en el que está integrado el PSOE fue muy duro en sus intervenciones contra el reino alauita durante un debate sobre la situación de varios periodistas encarcelados que se produjo en medio de fuertes presiones del régimen marroquí para que la Eurocámara rechazara la resolución. El PSOE rompió se desmarcó de su grupo y votó en contra del texto junto a un puñado de eurodiputados de la extrema derecha de Le Pen.

A partir de ahí, López Aguilar compara la situación de Marruecos con la de España: “Pónganse en el pellejo. ¿Aceptarían ustedes ver retransmitidas por televisión intervenciones tronitonantes y despiadadas con España, con sus instituciones y su rey emitidas desde el extranjero? ¿No pensarían que algo huele a cuerno quemado?”.

El PSOE, que no participó activamente en el debate, justificó su voto en contra de la resolución por el mantenimiento de “relaciones bilaterales francas”. López Aguilar va un paso más allá al mencionar expresamente la cumbre hispano-marroquí de los próximos 1 y 2 de febrero en la que participarán Pedro Sánchez y Mohamed VI y defender que España no puede “tener una palabra faltona o descortés con un vecino determinante” para la seguridad y el bienestar. “Con Marruecos hay muchísimo que hablar. En Ceuta y Melilla lo han pasado fatal. Las aduanas llevan años cerradas y se van a reabrir en la cumbre”, apuntaló el eurodiputado.

 “Merece la pena hacer el sacrifico de tragar saliva antes de despacharte”, sentenció el exministro de Justicia, que considera que en las relaciones con un socio estratégico debe primar la “contención”.

Podemos ha criticado al eurodiputado socialista por sus palabras y ha recordado algunas vulneraciones de derechos humanos, como la persecución de los periodistas, o la brutalidad en la valla de Melilla en la que perdieron la vida decenas de personas, así como la “injerencia en la democracia europea”. La relación con Marruecos es uno de los focos de tensión en el seno del Gobierno de coalición desde que Sánchez imprimió un giro histórico a la posición de España sobre el Sáhara precisamente para recomponer las relaciones que el reino alauí rompió cuando se produjo la acogida humanitaria del líder del Frente Polisario, Brahim Galli.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats