La portada de mañana
Acceder
Unidas Podemos marca perfil propio frente al PSOE tras el acuerdo presupuestario
La "revolución" de los nuevos currículos de la ESO
Opinión - Ábalos empieza por A, por Esther Palomera

Scholz buscará una coalición con Verdes y liberales en Alemania: "La CDU debe pasar a la oposición"

El candidato socialdemócrata a la cancillería alemana, Olaf Scholz.

El candidato socialdemócrata a la cancillería alemana, Olaf Scholz, ha dicho que el puesto de su rival conservador, Armin Laschet, está en la oposición y ha ratificado su voluntad de formar coalición con los Verdes y el Partido Liberal (FDP).

El socialdemócrata Scholz se proclama ganador en Alemania con un incierto escenario para negociar un gobierno

El socialdemócrata Scholz se proclama ganador en Alemania con un incierto escenario para negociar un gobierno

"La CDU y la CSU no solo han sufrido fuertes pérdidas, sino que además han recibido del elector el mensaje de que deben pasar a la oposición", ha afirmado Scholz, antes de antes de entrar en la reunión del Partido Socialdemócrata (SPD) para analizar la situación. "Nuestro trabajo ahora consiste en aplicar pragmatismo y liderazgo a la tarea de formar gobierno", ha añadido para lo que se propone iniciar los contactos con Verdes y liberales.

Scholz ha establecido paralelismos con gobiernos anteriores del SPD, refiriéndose a la coalición social-liberal en la década de 1970 y a los años de gobierno rojo-verde entre 1998 y 2005. "Formar una coalición social-ecológica-liberal ahora, por así decirlo, tiene fundamentos en la historia de actividad gubernamental en Alemania". Hay grandes tareas que el SPD quiere afrontar, ha dicho, "y de las que queremos hablar con los otros dos partidos".

El SPD se ha impuesto como primera fuerza por un 25,7% de los votos, lo que supone un ascenso de 5,2% respecto a los obtenidos en 2017. La formación ecologista ha obtenido el mejor resultado de su historia, con un 14,8%, un ascenso de 5,8 puntos respecto a 2017.

El FDP ha quedado en cuarta posición, con un 11,5%, 0,7 puntos más que cuatro años atrás. Los liberales han propuesto reunirse primero con los líderes de los Verdes antes de entrar en conversaciones de coalición. Puede que ambas formaciones tengan dificultades para ponerse de acuerdo.

Este lunes, el líder del FDP ha confirmado que la ejecutiva del partido ha decidido emprender "conversaciones exploratorias preliminares" con los Verdes sobre una cooperación gubernamental. "En la campaña electoral hicimos una campaña muy independiente en favor de nuestros valores básicos, pusimos el valor de la libertad en el centro, tomamos partido por el progreso económico de cada individuo y de nuestro país en su conjunto".

Laschet, bajo presión

El bloque conservador –integrado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU)– ha obtenido un 24,1%, una caída de 8,9 puntos y el peor resultado de su historia.

Pese a ello, Laschet anunció este domingo su disposición a tratar de liderar el siguiente gobierno, para lo que se plantea buscar una alianza asimismo con Verdes y liberales. Informaciones coincidentes de medios del país reflejan además las fuertes presiones de su bloque tras la caída de votos sufrida.

Desde el partido hermanado, la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), se han lanzado en su reunión en paralelo de este lunes, en Múnich, duras críticas a la gestión de Laschet, afirma por su parte la televisión pública ARD.

"Del segundo lugar no surge ninguna pretensión para formar Gobierno. Solo podemos hacer una oferta", ha dicho el líder de la CSU, Markus Söder, que también está cortejando al FDP y a los Verdes, aunque ha dicho que su partido no buscaría esa coalición a cualquier precio. 

Este lunes, Armin Laschet seguía buscando conversaciones exploratorias para la formación de un nuevo Gobierno a pesar de las drásticas pérdidas en las elecciones al Bundestag. "Ningún partido puede extraer de este resultado un mandato claro para gobernar", ha dicho el candidato conservador, según recoge el portal informativo Tagesschau. Esto también se aplica a la CDU/CSU, que, sin embargo, está dispuesta a asumir la responsabilidad de gobierno, ha dicho. Laschet ha insistido en que el canciller será quien consiga una mayoría en el Bundestag que le respalde. El comité ejecutivo federal de la CDU ha acordado que están dispuestos a entablar conversaciones sobre una coalición con Verdes y FDP.

A por un tripartito

En Alemania, los pactos de coalición son la norma. Tras años de alianzas bipartidistas, el nuevo Gobierno necesitará, casi con toda seguridad, tres partidos. Los tripartitos son habituales en los parlamentos regionales, pero no se ven a nivel nacional desde la década de 1950.

Los resultados dan mayoría a tres posibles coaliciones. Teóricamente aún sería posible reeditar la "gran coalición" entre socialdemócratas y conservadores, que contaría con una mayoría suficiente, pero muchos analistas la consideran improbable en términos políticos.

Actualmente, sumarían suficientes escaños en el Bundestag tanto una coalición "semáforo", entre SPD, liberales y Verdes, –por la que se inclina Scholz– como la "Jamaica", entre CDU/CSU, liberales y Verdes. Los dos modelos existen a nivel regional. El semáforo en Renania-Palatinado (oeste de Alemania) y la coalición Jamaica, en Schleswig-Holstein (norte del país). A nivel federal hubo un intento de formar una coalición Jamaica pero los liberales se retiraron de la mesa de negociaciones.

Los principales puntos de conflicto tienen que ver con la política fiscal y laboral. El FDP pide alivios fiscales mientras que tanto el SPD como Los Verdes no ven mayor margen para ello. Por otra parte, mientras que tanto socialdemócratas como verdes han hecho campaña con un aumento del salario mínimo de 9,60 euros a 12 euros por hora, el FDP dice que se trata de un tema que debe seguir en manos de una comisión independiente y ajena a una política de Gobierno.

La mayor coincidencia está en la necesidad de una ofensiva de inversiones aunque mientras el FPD piensa ante todo en estimular inversiones privadas el SPD y Los Verdes consideran que son necesarias también inversiones del Estado

Varios analistas han dejado claro que la batalla por el poder no termina este domingo. Más bien, recuerdan, no ha hecho más que empezar. No existen reglas formales para formar un gobierno. Por tradición, la parte más fuerte invita a hablar. Pero también ha habido elecciones después de las cuales la segunda fuerza ha formado una coalición. Así que nada impide que haya conversaciones exploratorias en paralelo. En esta fase inicial no hay límite de tiempo.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2021 - 13:30 h

Descubre nuestras apps

stats