The Guardian en español

Boris Johnson anuncia una desescalada lenta: reabren los colegios en marzo; pubs y restaurantes tendrán que esperar hasta mayo

El primer ministro británico, Boris Johnson.

Jessica Elgot y Archie Bland

0

El contacto social con los seres queridos tendrá prioridad sobre la reapertura de los comercios y la hostelería en la hoja de ruta para levantar las restricciones en Inglaterra. El anuncio este lunes del primer ministro Boris Johnson ofrece el deporte escolar y la posibilidad de los picnic familiares en las próximas semanas como contrapartida a un cierre más prolongado de comercios y restaurantes.

Johnson ordenará la reapertura de todos los colegios el 8 de marzo y promete que dos familias o un grupo de seis amigos podrán reunirse al aire libre tres semanas después. El plan incluye cuatro fases para suavizar las restricciones que afectan a casi todos los rincones de la vida cotidiana, con varias semanas entre cada fase de reapertura.

La hoja de ruta incluye:

  • Relajación de las normas a partir del 8 de marzo para permitir que dos amigos se reúnan para tomar un café al aire libre.
  • Los clubes deportivos y de actividades escolares se reanudarán en el exterior cuando los colegios vuelvan a abrir.
  • Seis amigos -o dos hogares- podrán reunirse al aire libre a partir de Semana Santa.
  • Deportes como el tenis y el baloncesto se reanudarán a partir del 29 de marzo.
  • Seis personas o dos familias se podrán reunir al aire libre a partir del 29 de marzo.
  • Apertura de exteriores de bares y restaurantes a partir del 12 de abril.
  • Reuniones de seis personas o dos familias en interiores y hasta 30 personas en exteriores a partir del 17 de mayo.
  • Eliminación de las restricciones sociales a partir del 21 de junio, incluidas discotecas.

Buenos indicios sobre las vacunas y los contagios

También se espera que el primer ministro exponga nuevos y alentadores datos que parecen demostrar que las vacunas están teniendo efecto en la transmisión, un factor clave para un calendario de reapertura más optimista. Este lunes por la mañana, el ministro de vacunas, Nadhim Zahawi, ha confirmado las fases iniciales de este planteamiento declarando a Sky News: "Basta con decir que la evidencia parece buena".

"No estaríamos en este lugar esta mañana para poder decir que vamos a reabrir las escuelas el 8 de marzo y, por supuesto, cuando las vacaciones escolares comiencen el 29 de marzo miraremos la regla de que seis personas y de las dos familias puedan verse al aire libre, si no estuviéramos seguros de que realmente el programa de vacunas está empezando a dar sus frutos", ha añadido Zahawi.

(Reino Unido ya ha vacunado a más de 17 millones de personas, o el 26% de la población, con al menos una dosis. Su objetivo es vacunar a toda la población mayor de 50 años y con patologías previas de aquí al 15 de abril. A mediados de mayo esto podría incluir a toda la población mayor de 40 años).

La hoja de ruta se adaptará en función de cuatro criterios clave que deben cumplirse antes de que comiencen a levantarse las restricciones, incluidas las tasas de infección, que según los científicos siguen siendo demasiado altas (la incidencia semanal está ahora en 124 casos por 100.000 habitantes, ligeramente por encima de la de España).

El ministro de Hacienda, Rishi Sunak, ha respaldado un enfoque más cauteloso. Una fuente del gobierno dice que es una "compensación" que permita a la gente ver a sus amigos y familiares antes si algunas partes de la economía permanecían cerradas. "La gente no ha visto a sus familiares y amigos durante meses; se trata de reconocerlo", dice la fuente. "El 29 de marzo serán las vacaciones escolares, así que las cosas pasarán de que los niños se mezclen en los colegios a que estén en sus casas para que los hogares puedan empezar a reunirse".

"En ese momento no se podrán añadir nuevos sectores. Actualmente se hace hincapié en las escuelas y el contacto social".

El primer ministro se ha resistido a las peticiones de reabrir las terrazas de los pubs a partir de Semana Santa para que la gente pueda socializar al aire libre, algo que ahora se retrasará al menos hasta abril. Los interiores de los pubs y restaurantes no se reabrirán al menos hasta mediados de mayo.

Primera fase a partir del 8 de marzo

Según el anuncio de Johnson este lunes, las restricciones comenzarán a levantarse en una primera fase a partir del 8 de marzo, cuando todas las escuelas vuelvan a abrir, a pesar de la gran preocupación de los sindicatos de profesores. A partir de esa fecha, las residencias de ancianos permitirán las visitas restringidas y las personas podrán socializar al aire libre con otro amigo o familiar, algo que no está permitido en la actualidad. También se reanudarán los deportes y actividades escolares al aire libre.

Zahawi ha dicho que la reapertura de las escuelas estaba vinculada a la fecha en que los cuatro primeros grupos más vulnerables que se vacunan estén protegidos. "Es ambicioso, pero también es cuidadoso y se basa en datos", ha dicho en Radio 4 de la BBC.

El portavoz de Sanidad del Partido Laborista, Jon Ashworth, ha dicho a BBC Breakfast que los laboristas apoyaban la reapertura de los colegios, pero pedían un plan que diera prioridad a los tests de la COVID-19 en las escuelas y a la vacunación de los profesores. "Tenemos que estudiar todas estas medidas para mantener abiertas las escuelas para todos los alumnos cuando se reabran", ha dicho. "Lo último que queremos es que las escuelas vuelvan a cerrar porque han tenido grandes brotes del virus".

Como parte de la primera fase, las normas volverán a relajarse a partir del 29 de marzo, cuando las escuelas cierran por las vacaciones de Semana Santa. Se levantarán las directrices que indican a la gente que "se quede en casa" en su localidad, se podrán celebrar reuniones al aire libre de seis personas o de dos hogares y las instalaciones deportivas al aire libre, como las pistas de tenis o baloncesto, volverán a abrir en esa fecha, incluyendo los deportes organizados para adultos y niños, como el fútbol base.

La segunda etapa, en abril, permitirá la reapertura del comercio minorista no esencial y podría incluir la hostelería al aire libre. En mayo podría producirse la reanudación tentativa de los eventos deportivos y musicales junto con tests masivos.

Teletrabajo y limitación de viajes

Fuentes gubernamentales señalan que se mantendrán aspectos del confinamiento -como trabajar desde casa y los viajes internacionales- en los que no no hay calendario para que cambien las normas. "Gran parte de eso sigue dependiendo de factores fuera de nuestro control", dice una fuente.

Johnson sugiere que se seguirán ajustando el calendario y las prioridades.

"Nuestra prioridad siempre ha sido conseguir que los niños vuelvan a la escuela, lo que sabemos que es crucial para su educación, así como para su bienestar mental y físico, y también daremos prioridad a las formas de reunirse con los seres queridos de forma segura", dijo Johnson. Además, ha dicho que el plan es salir del confinamiento "con cautela" y que lo revisará en cada etapa. "Seremos cautelosos con este enfoque para no deshacer el progreso que hemos logrado hasta ahora y los sacrificios que todos y cada uno de vosotros ha hecho para mantenerse a salvo y a los demás", dijo.

Se supone que los datos positivos sobre el efecto de la vacuna en el contagio han permitido a Johnson seguir su camino más optimista para la reapertura de la economía. Se espera que el primer ministro exponga los nuevos datos que demuestran el efecto que las vacunas están teniendo en la transmisión comunitaria y que han sido compartidos con los ministros para trazar este plan.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, dijo este domingo que el Gobierno ha "visto los primeros datos de que hay una reducción de la transmisión para los que se vacunan", aunque los datos son todavía limitados.

El plan de reapertura tiene más de 50 páginas y contiene justificaciones económicas y de salud pública detalladas para cada medida, algo que ha sido exigido en repetidas ocasiones por los diputados escépticos al confinamiento.

No habrá más niveles regionales y toda Inglaterra estará cubierta por las mismas normas, aunque los gobiernos descentralizados de Escocia, Gales e Irlanda del Norte están estableciendo sus propios planes de reapertura.

La cautela en la reapertura probablemente hará que el ministro de Hacienda amplíe el Plan de retención de empleo de Coronavirus hasta otoño y que algunos sectores sigan sin tener un calendario de reapertura, como los clubes nocturnos.

Cada etapa sujeta a cuatro pruebas

En su presentación ante los ministros y ante la prensa, Boris Johnson quiere insistir en los cuatro criterios para seguir con el calendario: el éxito del despliegue continuado del programa de vacunas, las evidencias de que las vacunas están reduciendo las hospitalizaciones y las muertes, las bajas tasas de infección que no supongan un riesgo de aumento de las hospitalizaciones y que el programa no se vea amenazado por una nueva variante de la COVID-19.

Según el primer ministro, los cuatro criterios se cumplen ahora y por eso puede arrancar la primera fase el 8 de marzo.

Varios diputados conservadores han instado al gobierno a ir mucho más rápido en el levantamiento de las restricciones, algo que los asesores científicos han advertido a Johnson que podría provocar un aumento de nuevas hospitalizaciones. Estos diputados podrían chocar con el primer ministro cuando los parlamentarios voten la normativa en las próximas semanas.

Mark Harper, el líder del Grupo de Recuperación de la COVID-19 de los diputados críticos con el confinamiento, pide que todas las restricciones legales establecidas en respuesta a la pandemia se levanten a finales de abril. Harper dice que las restricciones no pueden continuar solo por el temor a las nuevas variantes. "Si vamos a decir que estamos tan preocupados por una futura variante que podría ser resistente a la vacuna, esa es una receta para no desbloquear nunca nuestra economía y nuestra sociedad, y no creo que sea una propuesta realmente aceptable", dijo.

Los laboristas utilizarán la hoja de ruta para instar al Gobierno a que ponga en marcha más ayudas para el autoaislamiento, con el fin de evitar un cuarto confinamiento nacional. La primera ministra en la sombra del partido laborista, Anneliese Dodds, pedirá a la Sunak que amplíe el derecho a la ayuda de 500 libras para cualquier persona que no tenga acceso a la paga por enfermedad en el lugar de trabajo.

Traducido por Lara Lema

Etiquetas
Publicado el
22 de febrero de 2021 - 13:42 h

Descubre nuestras apps

stats