Cerca de 200 artistas consolidan La Rioja Festival como la fiesta de la música clásica

El festival ha recorrido diversas localidades riojanas.

Rioja2

0

La Rioja Festival ha puesto punto y final a la tercera edición en Ezcaray, un festival que ya se ha consolidado como la fiesta de la música clásica. Así, esta propuesta trasciende este ámbito ya que se trata de un evento que se articula en torno a varios pilares capaces de comunicarse en todos los idiomas: la Música, la Gastronomía, el Turismo, el Vino, el Arte, la Literatura y el Camino de Santiago.  

Esta iniciativa, impulsada y promovida por el guitarrista riojano y embajador internacional de La Rioja, Pablo Sáinz-Villegas, ofrece además opciones para explorar la región con actividades alternativas a modo de doce “experiencias” en esta edición, en las que han participado cerca de 1.000 personas, destinadas a conocer la historia y el patrimonio de algunas localidades de la región, escenarios del programa musical, como Briones, San Millán, Casalarreina, Ezcaray, el Camino Real, Logroño, el Museo Würth, las Bodegas Marqués de Vargas y Soto en Cameros. También, con el objetivo de acercar la cultura a las nuevas generaciones para crear y fomentar el ecosistema artístico de la Comunidad, La Rioja Festival ha organizado este año una serie de clases, conferencias y actividades como espacio de intercambio y reflexión entre los artistas visitantes y los jóvenes y estudiantes de La Rioja.

 Velada en apoyo del Festival

  Durante los días de La Rioja Festival se celebró una velada especial de apoyo al Festival en Bodegas y Viñedos Marqués de Vargas, a las afueras de Logroño. Tras el concierto con los artistas residentes, el grupo texano Agarita y el estreno europeo de la obra “Riojana” de Laura Vega, junto a Pablo Sainz-Villegas, se celebró una cena de gala que contó con la presencia de los artistas y de 72 personas, entre ellas representantes institucionales del Gobierno de La Rioja, del Ayuntamiento de Logroño y de diez empresas de La Rioja, además de los “american friends” venidos de Texas. La cena, servida por el prestigioso restaurante Echapresto, destacó por la alta calidad de la gastronomía y la música en un maravilloso entorno de viñedos.

 El objetivo de esta velada fue apoyar La Rioja Festival, destinando parte del coste de lo recaudado en beneficio del proyecto social “Cuerdas en Común”. Una velada que materializa la visión de Pablo Sainz-Villegas para La Rioja Festival: crear un punto de encuentro entre la empresa privada, las instituciones públicas, la diplomacia y la cultura, pilares fundamentales para el desarrollo de la región.

La calidad musical del programa de la tercera edición de La Rioja Festival, con la participación de 190 artistas de prestigio nacional e internacional, es una oportunidad de mostrar al mundo que La Rioja es un lugar con capacidad para acoger eventos que se consoliden como segmento de atracción del turismo de calidad. Un medio tractor de actividad económica y social que también se establece como un recurso de proyección internacional de La Rioja.

En esta tercera edición, los organizadores destacan la gran respuesta del público, con diez conciertos de los cuales cinco han registrado llenos absolutos, así como la atracción de visitantes de diferentes puntos de España y de otros lugares del mundo como Alemania, Costa Rica, Estados Unidos (Texas, Chicago…), Argentina, Suiza, Francia, Dinamarca, Portugal y México.

 

Etiquetas
stats