La portada de mañana
Acceder
Feijóo evita el enfrentamiento con Abascal tras la ruptura parcial de PP y Vox
Begoña Gómez vuelve a declarar entre dudas sobre su trabajo en la Complutense
OPINIÓN | 'Aquellos, los que les enterraron en vida', por Esther Palomera

Conservar la biodiversidad es posible en el viñedo: resultados exitosos de un proyecto de Bayer en cuatro fincas de La Rioja

Proyecto de Bayer y ASAJA para el cuidado de la biodiversidad en el viñedo

Rioja2

0

La farmacéutica Bayer ha presentado en Aldeanueva de Ebro los primeros resultados del proyecto Dionisio, una apuesta por la biodiversidad que se integra en la visión de la agricultura de futuro y regenerativa. Como defienden desde Bayer “no hay agricultura sin biodiversidad pero tampoco al revés. Ambos elementos deben ir de la mano y quiénes mejor que los agricultores para trabajar en ello; Cuidar el campo y cuidar la biodiversidad”.

Aunque todavía los resultados son preliminares, este jueves se ha dado a conocer en Bodegas Real Rubio los primeros pasos del proyecto que comenzó hace dos años junto a la asociación agraria ARAG-ASAJA y la ONG GREFA con el objeto de mostrar la compatibilidad entre productividad agrícola y conservación de la naturaleza.

Actualmente hay cuatro fincas que forman parte de él y que están desarrollando planes de acción de conservación que promueven la biodiversidad en fincas agrícolas con sistemas intensivos. Para ello se evalúan las áreas naturales y seminaturales, se catalogan las especies de flora y fauna y, posteriormente, se elaboran una serie de recomendaciones prácticas para gestionar, recuperar y valorizar las áreas.

Todo ello con un doble objetivo, por un lado mostrar que una producción agrícola intensiva, sostenible, que preserve y promueva la biodiversidad en el campo español es posible y, por otro lado, cumplir con las expectativas de los consumidores y las exigencias legislativas.

En el caso de la finca 'El Tordillo', un viñedo singular situado en el municipio de Aldeanueva de Ebro, que cuenta con diez hectáreas de regadío, fue la primera explotación agraria en implementar los planes del proyecto en 2022 y en donde, precisamente, se han presentado los primeros resultados.

Tras un proyecto inicial por parte del equipo especialista, se establecieron las prioridades de conservación de la finca en cuanto a diversificación del hábitat. Ahora, una vez pasados dos años desde su instalación, el estado de las actuaciones para la promoción de la biodiversidad en la finca es el siguiente: Charca para anfibios, cajas nidos para aves, para rapaces y también para murciélagos, seto como refugio para polinizadores y otras especies, hoteles de insectos y posaderos para rapaces.

Esta diversificación permitirá mejorar aspectos de la salud del ecosistema, como la defensa frente a la aparición de especies plaga e invasoras. Aunque todavía se debe avanzar más, los resultados iniciales “ya se están viendo y son un éxito”, tal y como ha destacado Gonzalo Monedero (Biodiversity Node) quien ha explicado el proceso que se ha realizado en estos viñedos.

Monedero ha indicado que, a pesar de su juventud, “el proyecto ha ido dando pasos importantes”. En el caso de este viñedo, tras conocer los problemas que tenía, el entorno, los elementos naturales de la finca con sus alrededores “hicimos un cómputo de los estudios e inducimos estas medidas concretas y específicas con el objetivo de que el cultivo sea rentable y se respete la biodiversidad”.

“Medidas que se han tomado siempre de la mano de los agricultores y en consenso con ellos. Ahora estamos en resultados preliminares pero son satisfactorios sin haber acabado el año de seguimiento”. Finalmente, ha añadido, “actuamos en zonas no productivas de viñedos, en su entorno más cercano, pero cuando se trabaje ahí, los efectos dentro de viñedo todavía serán más importantes. La biodiversidad traerá beneficios para el cultivo y hay que seguir teniéndolo muy presente para hacer una agricultura resiliente ante futuras adversidades”.

“Producir más y mejor pero protegiendo el medio ambiente”

En el acto de presentación también ha participado el director general de Bayer CropScience, Protasio Rodríguez, para mostrar “el compromiso de Bayer con la agricultura y la sostenibilidad” porque “son dos caras de la misma moneda”. “Proyectos como el que hoy presentamos -ha indicado- permitirán también dejar a las generaciones venideras un entorno más único que el que tenemos hoy”.

Por tanto -explica- “hoy reafirmamos nuestro compromiso con la biodiversidad, con los agricultores y con el sector vitivinícola riojano”. Un sector “tan importante para la economía de la región y de España porque genera empleo, riqueza, exporta y permite compatibilizar innovación con sostenibilidad”.

El director general ha querido poner en alza también “el interés de Bayer por la sostenibilidad” que es “patente” con cifras y hechos tangibles. En este sentido ha explicado que el sector agrario “da respuesta a las necesidades de la sociedad para producir dejando una huella ambiental más reducida”. Además, “compartimos desde Bayer la vocación innovadora que es el motor de la investigación que llevamos y coordinamos”.

Para Rodríguez es fundamental trabajar “por la protección de cultivos” también a través de “herramientas digitales” con el fin de “producir más y mejor pero protegiendo el medio ambiente”. Todo también permitirá asumir los próximos retos que tenemos “no solo aquí, sino a escala global” como es “introducir una dieta saludable, rica, variada y hacerlo de forma sostenible”.

Pero como reconoce “es un gran reto del sector agroalimentario que no podemos afrontar solos, es fundamental la colaboración y, por eso, quiero destacar que estos resultados son posibles también gracias a la colaboración con muchas asociaciones, como ARAG-ASAJA. Entre todos tenemos la oportunidad pero también la responsabilidad de afrontar la transición hacia una agricultura regenerativa que no solamente sea sostenible sino que mejore el medio”.

“Ejemplo de biodiversidad”

En la presentación del proyecto Dionisio también ha participado el jefe de Servicio de Investigación de la Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Sergio Ibáñez, quien ha asegurado que traer este tipo de alternativas a La Rioja “es un éxito” porque “aunque sea una tierra pequeña ofrece muchas posibilidades y es ejemplo de biodiversidad”. Además ha animado a que estos proyectos “continúen” porque son importantes y “si nos vamos a políticas europeas estamos destinados a proteger este ámbito”.

Por su parte, el presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez, ha destacado la importancia para los agricultores de este proyecto y la correlación entre el sector agrario y las industrias “para garantizar la sostenibilidad mejorando la calidad de las exportaciones”. “Una iniciativa necesaria porque los profesionales del sector agrario llevamos años apostando por la agricultura sostenible y adaptándonos a las exigencias del pacto verde europeo”.

Como ha reconocido “no es nuevo para nadie que el sector agrario está atravesando dificultades importantes y que disminuyen nuestro subsistir. A los costes de producción, la situación de incertidumbre, la sequía y el cambio climático, los agricultores y ganaderos nos enfrentamos a unas normativas que complican mucho nuestros trabajo”.

Pérez ha aseverado que “los hombres y mujeres del campo queremos vivir de nuestro trabajo. Seguimos trabajando en esto y nuestra colaboración con Bayer con este proyecto lo demuestra porque el sector agrario es el presente y el futuro de la sostenibilidad en nuestro entorno”.

Etiquetas
stats