Ayuso cierra las 37 áreas de Madrid más afectadas por el virus aunque permitirá salir a trabajar y limita las reuniones a seis personas en toda la comunidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, comparece en rueda de prensa para detallar las nuevas medidas en la región ante el COVID-19.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este viernes que cerrará a partir del lunes las 37 áreas sanitarias de Madrid más afectadas por el virus aunque permitirá salir a trabajar y otras "cuestiones básicas". En estas zonas también se clausurarán los parques y habrá limitaciones de aforo más restrictivas en centros de culto o funerales. Además, en toda la Comunidad de Madrid se limitan las reuniones familiares en el ámbito público y privado a seis personas (hasta ahora se permitían 10). "Hay que evitar a toda costa el estado de alarma y un confinamiento porque eso supondría el desastre económico", ha defendido Ayuso. La medidas entran en vigor este lunes y se alargarán al menos durante dos semanas cuando podrán ser revisadas.

Las áreas afectadas en la capital son 26 zonas repartidas en seis distritos de la capital –pincipalmente del sur– que se suman a otras 11 zonas de 8 municipios de Madrid. En Madrid capital las zonas son Puerta Bonita, Vista Alegre y Guayaba, en Carabanchel; Almendrales, Las Calesas, Zofío, Orcasur y San Fermín, en Usera; San Andrés, San Cristóbal, El Espinillo y Los Rosales, en Villaverde; la zona básica de Villa de Vallecas; Entrevías, Martínez de la Riva, San Diego, Numancia, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Ángela Uriarte, Alcalá de Guadaira y Federica Montseny, en el distrito de Puente de Vallecas; y Doctor Cirajas, Ghandi, Daroca y La Elipa, en Ciudad Lineal.

En Fuenlabrada las zonas que se perimetrarán serán las de Alicante, Cuzco y Francia. También los municipios de Humanes de Madrid y Moraleja de Enmedio, y en Parla, las zonas básicas de salud de San Blas e Isabel II. Por su parte, Getafe estará afectado en Las Margaritas y Sánchez Morate; en San Sebastián de los Reyes, la zona de Reyes Católicos; y en Alcobendas, la zona de Chopera y Miraflores.

¿Cuáles son las áreas afectadas por las restricciones en Madrid?


Fuente: Comunidad de Madrid


La realidad es que de las 37 áreas con restricciones de Madrid, tres tienen incidencias por debajo de los 1.000 casos por habitante en 14 días, según los últimos datos publicados este martes por la Comunidad de Madrid: Francia, Las Margaritas y Sánchez Morate. La Comunidad de Madrid deja fuera de las restricciones cinco zonas de salud con más de 1.000 casos por habitante (según esos mismos datos): Doctor Trueta, Las Fronteras, Lavapiés, Miguel Servet y Sierra de Guadarrama.

"Quedan restringidas las entradas y salidas"

"Quedan restringidas las entradas y salidas de estas zonas", ha especificado la presidenta. En las 37 áreas de salud se restringe, por tanto, la entrada y salida. Aunque se permitirá que los ciudadanos salgan del perímetro por desplazamientos que cuenten con una justificación como la asistencia sanitaria, cumplimiento obligaciones laborales, asistencia a centros docentes y educativos, retorno a residencia habitual, cuidar a personas mayores y dependientes discapacidad o vulnerables. También se permitirá abandonar esta sección sanitaria para desplazarse a entidades financieras, acudir a citaciones urgentes en órganos judiciales, renovar permisos oficiales, presentarse a exámenes oficiales inaplazables o argumentar motivos de causa mayor, así como situación de necesidad.

En las zonas anunciadas se permitirá la circulación por carretera, eso sí, solo se autorizará que pasen vehículos con un trayecto que tiene origen y final fuera del perímetro. Aunque se permitirá la circulación de los residentes dentro de estos ámbitos territoriales, el consejero de Sanidad ha asegurado que “se desaconseja” el desplazamiento y la realización de actividades que “no sean imprescindibles”. 

Ayuso ha indicado que las medidas se aplicarán para “evitar la propagación del virus, que se traspase a todo Madrid” y afectarán a 855.193 personas, el 13% de la población de la región, donde se producen el 25% de los contagios. A todas las personas de estas zonas se les realizarán tests rápidos de detección en los próximos días. "Lo que hemos detectado es que hay 37 áreas en toda la Comunidad de Madrid donde la incidencia es muy superior. Estamos hablando de 1.000 contagios por 100.000 habitantes, una cifra gravísima. Nos vemos en la obligación de tomar una serie de medidas para contener la propagación del virus", ha declarado la dirigente del PP este viernes tras la polémica desatada en el seno de su gobierno sobre si iba o no a haber confinamientos selectivos.

Además de las restricciones a la movilidad en estas zonas, el Gobierno de la Comunidad de Madrid reduce “de manera general al 50%” y cierra todos los parques y jardines en las zonas afectadas. Los velatorios únicamente podrán contar con quince personas en el exterior y diez en el interior. Por su parte, las comitivas presentes en enterramientos y cremaciones se reducirán a quince personas. Los establecimientos abiertos al público y los locales comerciales cerrarán a las 22h y tendrán un aforo limitado al 50%, con la excepción de farmacias, centros médicos, veterinarios, gasolineras y otros servicios que sean considerados esenciales.

En la hostelería también se impone un 50% de aforo y deberán cerrar a las 22h, los bares tendrán que eliminar el consumo en barra. Asimismo, solo podrá haber seis comensales en cada mesa, en lugar de diez personas como hasta ahora. Únicamente hay una excepción, los servicios de entrega de comida a domicilio seguirán funcionando pasadas las diez de la noche.

También –y esto ya afecta a toda la región–, limita las reuniones de personas a seis individuos (hasta ahora eran 10) en toda la Comunidad de Madrid.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha concretado que las nuevas restricciones a la movilidad en seis distritos de Madrid y ocho municipios de la región entrarán en vigor a las 00.00 horas del 21 de septiembre. Es decir, el próximo lunes, y se mantendrán al menos durante 14 días. “Tenemos que proteger la salud de los ciudadanos que viven en estos ámbitos”, ha expresado Ruiz Escudero.

"Hay que evitar a toda costa el estado de alarma y el confinamiento"

La presidenta madrileña ha defendido este viernes que hay que "evitar a toda costa el estado de alarma" y un nuevo confinamiento porque eso supondría "el desastre económico" de la región. "Vienen semanas difíciles, de momentos complicados. Si remamos todos en la misma dirección, será más fácil”, ha continuado. El lunes la presidenta madrileña se reúne con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez en la sede del Gobierno regional tras la llamada de ayuda del vicepresidente, Ignacio Aguado, pero Ayuso advertía: “El presidente no viene a tutelar, sino a colaborar”.

La presidenta madrileña ha hecho poca autocrítica sobre que la pandemia se haya descontrolado en la región que vuelve a liderar los contagios en el país y en Europa después de hacerlo en primavera. Díaz Ayuso ha vinculado la mala situación epidemiológica de la región con el “exceso de confianza” de las personas “en entornos familiares”. “Las reglas del juego han cambiado. Las casas eran los lugares más seguros y ahora son las aulas, los centros de trabajo, los lugares públicos, los restaurantes…”, ha enumerado la regidora obviando la falta de rastreadores y la situación de la atención primaria que dependen de su gestión.

“Fallos hemos cometido todos, pero no es el momento de estar ahondando en ellos”, ha zanjado evitando la autocrítica. ”La pandemia siempre va por delante y te va mostrando los pasos a dar”, ha insistido ante las preguntas que le pedían que enumerase qué ha fallado en su gestión para que el virus se haya vuelto a descontrolar en la región.

Ayuso se ha defendido asegurando que las administraciones autonómicas tienen "recursos limitados" para lo que a veces hay que elegir entre comprar respiradores y aulas prefabricadas, cuando la región ha recibido ya 1.200 millones del fondo estatal para la lucha contra la Covid-19. La presidenta madrileña lo ha dicho la misma semana que ha anunciado una nueva rebaja general de impuestos.

La dirigente del PP ha lamentado que “no haya un paraguas normativo” nacional, en referencia al Gobierno de Pedro Sánchez, pese a que fue su partido y ella misma liderándolo, quien atacó el mando único y el estado de alarma asegurando que había mecanismos legales suficientes para tomar medidas desde las administraciones autonómicas.

La rueda de prensa para informar de las nuevas medidas restrictivas llega tras dos días de incertidumbre y silencios en el seno del Gobierno regional. El miércoles se desató la polémica después de que el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, anunciase medidas en la línea de "confinamientos selectivos" y posteriormente el Ejecutivo se desmintiese a sí mismo. Este jueves el vicepresidente Ignacio Aguado pedía la ayuda del Gobierno central, tras lo cual finalmente se producirá una reunión entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso en la Puerta del Sol que ya tiene fecha: será el lunes a las 12h.

La Comunidad de Madrid se ha situado de nuevo a la cabeza de los contagios por coronavirus en el país en esta segunda ola de la pandemia. El incremento acusado de casos los últimos quince días ha obligado al Gobierno regional a imponer nuevas restricciones que principalmente se han centrado en la limitación de la movilidad y las reuniones de personas en espacios privados.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2020 - 17:12 h

Descubre nuestras apps

stats