Ayuso se corrige a sí misma: cuando dijo que la Atención Primaria es un "desastre" se refería "a toda España"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid se corrige a sí misma después de que sus declaraciones sobre el "desastre" de la Atención Primaria se hicieran virales. "Las palabras se extrajeron de manera intencionada, hablaba de la Atención Primaria en toda España por la falta de médicos y pediatras. No he hablado de desastre y mucho menos en Madrid. Somos de las pocas comunidades que tienen turnos en los centros de salud de mañana y tarde", ha explicado dos días después la líder regional, que intentó con esta afirmación cuestionar la falta de autonomía de las comunidades para gestionar los fondos de recuperación procedentes de la Unión Europea.

Ayuso ha visitado el parque de bomberos de San Martín de Valdeiglesias tras darse por extinguido el incendio en las inmediaciones del Pantano de San Juan. La presidenta ha advertido de que hay más preocupación que otros años respecto a los incendios, aunque de momento se han quemado menos hectáreas. La dirigente también ha respondido sobre los problemas con la vacunación de jóvenes, el pasaporte Covid y la posible tercera dosis del futuro.

Abrir la puerta a que los vacunados adquieran derechos extra respecto a los que no se han inyectado le costó a la presidenta una reprimenda de Vox, que llegó a amenazar con llevar el asunto a los tribunales si el pasaporte Covid se implantaba en Madrid. Ayuso ha respondido este jueves que no le gustan "los tonos amenazantes ni los ultimátums", en referencia al órdago que lanzó Vox al PP la semana pasada y a la reacción ante la posible implantación del pasaporte "para que los vacunados no cuenten a efectos de aforo".

El partido de extrema derecha lanzó el pasado 26 de julio que rompía relaciones con los conservadores pero no tardó en recular: "Romper relaciones significa que tomamos nota". Tras el conato, Ayuso ha presumido de su "muy buena relación con Abascal y con Vox" para después subrayar que "al menos en Madrid" no hay problemas.

La presidenta autonómica ha restado importancia a los retrasos para lograr la segunda dosis de Pfizer de los jóvenes madrileños, que obligan a cientos a peregrinar sin cita de hospital en hospital, asegurando que "la mayoría está muy satisfecho" con el proceso de vacunación, pese a que la Consejería de Sanidad tuvo que abrir una ventana de reclamaciones online hace unos días. Ayuso relaciona las demoras con "los cambios de cita" y no aporta ningún dato sobre las personas afectadas. "Desconozco el número", ha dicho.

En las respuestas a los periodistas, también ha abierto la puerta a poner una tercera dosis a los "grupos vulnerables", coincidiendo con la campaña de la gripe en invierno. Aunque esta decisión aún queda al albur de lo que se acuerde en la Conferencia Sectorial que reúne a las comunidades autonómas con el Ministerio de Sanidad.

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2021 - 12:16 h

Descubre nuestras apps