El concejal de Chamberí prohíbe un acto contra la soledad no deseada porque ya se celebran “numerosos eventos”

Un momento de la Feria de Entidades en Chamberí celebrada en 2017

Diego Casado


3

Nuevo choque del concejal de Chamberí, Javier Ramírez (PP), con las asociaciones y entidades vecinales del distrito. El edil ha prohibido que se celebre en las calles la Feria de Entidades, un encuentro de varias organizaciones que este año iba a estar centrada en la soledad no deseada. Lo hace porque considera que el distrito está saturado de eventos.

El Ayuntamiento de Madrid niega el permiso para celebrar la Korrika, carrera tradicional en apoyo del euskera

Chamberí niega el permiso para celebrar la Korrika, carrera tradicional en apoyo del euskera

El veto al acto llega “con el objeto de no causar excesivas molestias a los vecinos, ya que son numerosos los eventos que se solicitan en el distrito, lo que origina muchas incomodidades como es la congestión del tránsito peatonal, entre otras”, explica el Ayuntamiento de Madrid en una carta enviada a las asociaciones, en respuesta a su petición de permiso para celebrar el acto.

Además, Javier Ramírez sugiere “estudiar un lugar alternativo en otros distritos en los que por su propia configuración o porque no se celebren tantos eventos a lo largo del año las molestias que puedan ocasionarse sean menores”.

El acto, con una duración prevista de dos horas, se iba a celebrar el viernes 20 de mayo en a Plaza del Conde de Valle de Suchil y estaba montado por EnREDate en Chamberí, una coordinadora de trabajadores sociales de distintas entidades y asociaciones que tiene su sede o actividad en el distrito con la finalidad de intercambiar información y llevar a cabo proyectos en común.

En la feria iban a participar entidades vecinales como El Organillo, asociación que ha calificado de “cacicada” la decisión del concejal de Chamberí y que dice irónicamente: “Se conoce que el vecindario está encantado con la ocupación masiva del espacio público por terrazas y patinetes”. La asociación exige al alcalde Martínez-Almeida y a la Delegada de Participación Ciudadana, Silvia Saavedra, que “tomen cartas en el asunto y llamen al orden al concejal”, mientras afirman que “nuestro distrito jamás conoció a un servidor público tan nefasto como este”.

Javier Ramírez usó hace unas semanas una excusa similar a la que adujo para impedir el paso por el distrito de la Korrika. La tradicional carrera en apoyo del euskera fue vetada también por la “alta saturación de eventos” que el edil asegura que sufre el distrito. Unos días antes había permitido un acto deportivo mucho más numeroso en las calles de Chamberí.

Las asociaciones ciudadanas de Chamberí han sufrido a lo largo de esta legislatura numerosos impedimentos al desarrollo de su labor por parte del concejal Ramírez. Uno de los últimos episodios fue el de la retirada de las casetas a las entidades vecinales en las próximas fiestas del distrito, un intento del que acabó rectificando después de que los partidos de la oposición bloquearan el recinto ferial.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats