Así serán los Jardines de Barceló

El proceso de trabajo y diálogo abierto entre la plataforma Vecinos Haciendo Jardines y el Ayuntamiento de Madrid en referencia al diseño de los Jardines del Arquitecto Ribera ha dado sus frutos. Sobre las sugerencias realizadas por la citada plataforma con respecto al tipo de plaza que se construirá en la catalogada como zona verde que actualmente ocupa el mercado provisional de Barceló, fruto de una amplia consulta ciudadana -mediante encuestas y talleres- realizada meses atrás entre vecinos del área, el equipo de técnicos municipales de Javier del Palacio Fernández-Montes, Subdirector General de Infraestructuras (Dirección General de Ingeniería Urbana y Gestión del Agua), ha elaborado tres propuestas que serán expuestas al público, explicadas y sometidas a votación popular. La que más aceptación recabe será la que finalmente se materialice.

Somos Malasaña presenta hoy, en exclusiva, los bocetos de las tres propuestas. Entre la segunda quincena de julio y la primera de agosto se mostrarán públicamente. A partir del mes de septiembre comenzarán las obras de desmontaje del mercado provisional de Barceló y la construcción de la nueva plaza. El objetivo, que esté lista antes del fin de la presente legislatura en mayo de 2015.

Las tres propuestas, bastante diferentes entre sí, tienen sin embargo claros elementos comunes: se huye de una plaza dura, evitan desniveles y buscan que los recorridos entre las calles Beneficencia y Barceló sean claros, así como la conexión entre el colegio Isabel la Católica y el futuro parque, sin elementos arquitectónicos que actúen de barrera entre ambos; no contemplan el cerramiento mediante valla de los jardines, aunque mantienen la verja que rodea el ámbito de la Fuente de la Fama y el del museo de Historia, y contemplan la exhibición en algún punto de los restos arqueológicos hallados en el subsuelo de la zona.

Propuesta 'O'

Propuesta 'O'

El elemento más característico de esta propuesta -que puede recordar al actual diseño de la plaza de Olavide- es una plazuela circular en la que desembocarían las veredas que separarían los distintos ámbitos del parque. Una pérgola perimetral arrojaría sombra sobre la zona central que se cree, donde se podría poner una fuente ornamental, de nueva construcción o recuperada de entre las que el Ayuntamiento tiene almacenadas y sin uso actual, como la que antiguamente estuvo en la plaza de Callao: un cesto de piedra con frutas sobre una venera circular. En el plano quedan señalados los distintos ámbitos de los jardines según edades (juegos infantiles, mayores y jóvenes). Desde Vecinos Haciendo Jardines se ha indicado la importancia de que se instalen varias fuentes para beber.

Propuesta Y

Propuesta Y

Esta propuesta establece distintas cotas de altura diferente en la plaza, no muy acusadas pero que facilitarían la plantación de árboles en determinados puntos que con el tiempo alcanzarían cierta altura. El punto más bajo estaría en el chaflán de la entrada del colegio Isabel la Católica que da a la calle Beneficencia. La parte más alta estaría en la zona central de los jardines, en donde se situaría una fuente circular. El acceso a los jardines por el sur (Beneficencia) se haría por la escalera que ahora hay en la esquina oeste, al lado de la rampa de entrada al parking. También se haría a través de una rampa y a través de toda la esquina sureste, al lado de la puerta del colegio.

La planta insertada en un cuadrado de dicha esquina, sería un banco corrido con árbol en el centro, ideal para que los padres esperen a que salgan los niños del colegio. Justo al lado, un terrizo (marrón en el plano), con árboles de cierta altura en su centro, sería la zona pensada para los niños pequeños.

Al norte de la zona infantil, con forma de trapecio y en color verde, se podría ubicar la zona para niños más mayores. Se baraja la posibilidad de colocar en ella aros de baloncesto. En el perímetro podrían colocarse arbustos de plantas aromáticas.

Los restos arqueológicos del murallón recuperado del siglo XVIII quedarían en el centro del rectángulo de la izquierda. En esta zona, los árboles de cierta altura se podrían plantar en la línea más cercana a la fuente dibujada en el centro del espacio. La otra línea de plantas, al coincidir con la entrada del parking que hay en la parte noroeste, no podría albergar árboles de cierto tamaño. Junto a las líneas de árboles se colocarían bancos tradicionales, los típicos de hierro y madera diseñados por Manuel Herrero Palacios.

Queda en estudio la colocación de alguna zona de pérgolas con hiedra para generar sombras.

Propuesta U

Propuesta U

Esta última propuesta queda como una especie de variante de las dos anteriores. La elipse central del dibujo podría sustituirse por una fuente o por una lámina de agua. En esta propuesta los restos arqueológicos se ubicarían en la parte sur de los jardines, paralelos a la calle Beneficencia.

Los vecinos decidirán

Los vecinos decidirán

Desde la plataforma Vecinos Haciendo Jardines se han mostrado satisfechos con la actitud mostrada por los arquitectos municipales, "muy receptiva y en clara disposición de recoger las peticiones de los vecinos reflejadas en las encuestas y en los talleres que llevamos a cabo". Desde el Ayuntamiento trabajan ahora para que los bocetos que hoy mostramos se puedan exponer a la ciudadanía en paneles a partir de los próximos 17 o 18 de julio (fechas sin confirmar).

Partiendo de estos dibujos, los técnicos deberán realizar unas vistas que ayuden a que los vecinos puedan hacerse una idea mucho más fiel del resultado final de los jardines, según cada propuesta, y así poder votar con conocimiento de causa la que más les convenza. Se estudia también la posibilidad de que el día en que se coloquen en la zona de Barceló, junto a la verja del mercado, seguramente, los paneles explicativos de las distintas alternativas, se realice una presentación con un breve recorrido histórico de los jardines y se permita que los vecinos que lo deseen planteen preguntas y dudas sobre la actuación a los técnicos.

Proceso ciudadano

Proceso ciudadano

La recuperación de los jardines del Arquitecto Ribera como zona verde se entiende dentro de la reforma general de la zona de Barceló acometida por el Ayuntamiento. El derribo y posterior construcción del antiguo mercado Barceló motivó que se habilitaran sobre ellos unos prefabricados en los que el centenar de comerciantes desplazados pudieran continuar su actividad. Mientras, el barrio perdía una zona de uso público de forma provisional. Sabiendo que esa provisionalidad –que finalmente durará alrededor de cinco años– llegaría a su fin, hace ya más de tres años que un grupo de vecinos comenzó a trabajar con el objetivo de incidir en lo que sería el rediseño del área verde, con el objetivo principal de que no se construyera en ella una plaza dura al estilo de lo que se estaba haciendo en otras muchas partes de la ciudad. Nacía así Vecinos Haciendo Jardines, una plataforma vecinal que consiguió que el Ayuntamiento, con David Erguido ya como concejal presidente de Centro, estableciera una mesa de trabajo en la que ellos, junto con técnicos municipales y responsables políticos, iniciaran un proceso de trabajo que, consulta popular mediante, es el que finalmente decidirá qué tipo de plaza disfrutarán los habitantes de la zona antes de las próximas elecciones municipales.

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2014 - 11:00 h

Descubre nuestras apps

stats