Denuncian a Metro por reformar zonas protegidas de la estación de Gran Vía

Modelo 3D de la estación histórica en grisalla (1917-1934) y pantalla de pilotes en rojo que destruiría la estación | MCyP

El futuro intercambiador de Gran Vía podría ser ilegal, si prospera la denuncia que la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP) ha interpuesto ante Patrimonio por unas obras que amenazan con destruir para siempre los restos de los vestíbulos que diseñó allí Antonio Palacios hace casi cien años. Así consta en la demanda de la asociación, que ha sido elevada ante esta dirección general de la Comunidad de Madrid, donde se tendrá ahora que estudiar uno de los proyectos estrella de Cifuentes en esta legislatura.

"Las obras supondrían la destrucción completa del antiguo acceso de la estación y sus vestíbulos subterráneos de 1919 y 1934". Con esa contundencia se muestran desde MCyP en nota de prensa, contestando al anuncio que hizo Metro de Madrid hace un mes, en el que daba detalles del proyecto que serviría para conectar el Cercanías de Sol con la Gran Vía.

"En una superposición básica de la planimetría histórica, actual y prevista, se aprecia cómo el proyecto de reforma supone la destrucción del pozo de acceso con ascensor y escaleras original de 1919 y del vestíbulo subterráneo complementario construido en 1934 a raíz del incremento de viajeros". Estos elementos quedaron ocultos detrás de un tabique después de 1970 y de las obras de reforma para recibir a la entonces nueva línea 5 de Metro, que llegaba a la zona.

La asociación MCyP recuerda que "la Ley 3/2013 de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, contempla en su disposición transitoria primera, la protección cautelar de diversos bienes, entre los que se incluyen las estaciones de ferrocarril anteriores a 1936. En ese sentido la estación de Gran Vía cumple los requisitos para ser amparada por esta disposición".

Además de pedir la protección, esta asociación lanza una propuesta para la estación de Gran Vía: "Podría -de cara al centenario- recuperar su parte histórica con uso funcional y su

configuración original, conectándola hábilmente a unos accesos universales y adaptados.

Se trata de hacer del patrimonio algo vivo, afrontando su conservación a la par que resolviendo necesidades de justicia social".

La asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio hace un alegato también en favor de la obra de Antonio Palacios, el arquitecto gallego responsable del templete de Gran Vía que ahora se quiere recuperar (aunque no recolocando el original) y de numerosos edificios en Madrid. "Varios han sido ya destruidos, incluyendo el que fue su propio estudio, el Hotel Florida o el palacete de los Condes de Maza", recuerda este grupo de ciudadanos que, entre otros logros, ayudó a evitar que Wanda demoliera el Edificio España. Actualmente, MCyP busca financiación para evitar que el histórico frontón Beti Jai sea modificado con una cubierta adicional, que el Ayuntamiento de Madrid ha propuesto añadir a su edificio.

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2017 - 10:42 h

Descubre nuestras apps

stats