Madrid duplica la incidencia de Covid-19 en una semana y supera los contagios de la cuarta ola

Detalle de la evolución de los contagios de Covid-19 en la ciudad de Madrid desde el verano de 2020

La quinta ola está disparada en Madrid. Los nuevos casos de Covid-19 se han duplicado en solo una semana y el ritmo de contagios se acelera como nunca antes en la ciudad desde que comenzó la pandemia. Según el último boletín difundido por la Comunidad de Madrid, la capital registra 529 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, frente a los 260 de hace solo siete días.

Madrid es la única comunidad que demora las segundas dosis de la vacuna

Madrid es la única comunidad que demora las segundas dosis de la vacuna

Como en el resto de la quinta ola, la transmisión tiene lugar sobre todo entre los jóvenes, aunque los positivos están en aumento en todas las edades. El grupo de 15 a 29 años acumula una incidencia acumulada de 1.549 en las últimas dos semanas en toda la región, seguido de los que tienen entre 30 y 39 años (661 de IA), y de los de 40 a 49 (326). Los grupos de población con pauta completa se encuentran a gran distancia de estas cifras. El que menos registra, los situados entre 70 y 79 años están en una tasa de 57.

La curva crece de forma casi vertical en todos los distritos, aunque especialmente en los situados en la almendra central. Los que concentran el ocio y los de rentas más altas son los que más casos registran, con especial incidencia en Centro (919 de incidencia), Chamberí (818), Moncloa (723), Salamanca (706) y Chamartín (695).

Este gráfico muestra la evolución de la pandemia en la capital en cuanto a la incidencia acumulada, por distritos, durante los últimos meses:

En la parte baja, los distritos con menos casos son los de Vicálvaro (352), Villa de Vallecas (357), Villaverde (376) o Latina (378), zonas todas con menor poder adquisitivo en las que se está notando mucho menos la incidencia de contagios de la quinta ola.

Por zonas básicas de salud, las que más casos acumulan son las de Justicia (1.168) y Cortes (1.022) en distrito Centro y Andrés Mellado (926) en Chamberí. Todas se encuentran en la parte central de la capital, mientras que en los barrios periféricos la incidencia es mucho menor.

El nivel de contagios durante la quinta ola ya supera el pico que se alcanzó en la cuarta, cuando se llegó a una tasa de 428, y empieza a acercarse al de la segunda ola registrada el pasado verano, con 792 de IA. En el siguiente gráfico se aprecia el actual nivel de contagios comparado con los picos anteriores:

La diferencia con el resto de oleadas de contagios son las vacunas: aunque la transmisión es más difícil entre los vacunados, estos pueden dar positivo aunque porten la enfermedad de forma asintomática. Con casi el 50% de la población con la pauta completa y la gran mayoría de los más vulnerables inmunizados, la letalidad del virus ha bajado de forma radical.

La Comunidad de Madrid mantiene su decisión de no aplicar nuevas restricciones pese al avance de la pandemia, escudándose en que la alta incidencia no se traduce todavía en ingresos hospitalarios. También se apoya en los datos de vacunación, que sigue avanzando casa semana que pasa. Pese a los retrasos en las inyecciones de segundas dosis.

El siguiente gráfico muestra cómo la quinta ola no está incidiendo todavía en la saturación hospitalaria, aunque en la última semana empieza a aumentar.

Lo que sí que está causando esta quinta ola es una nueva saturación de la atención primaria. En los ambulatorios con más positivos las citas para enfermos o sospechosos de Covid-19 se retrasan hasta una semana por la falta de medios y las vacaciones del personal existente. Muchos enfermos y contactos denuncian que el rastreo de la transmisión vuelve a ser deficiente o, en algunos casos, inexistente, como ocurrió en Madrid hace ahora un año.

Etiquetas

Descubre nuestras apps