La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

Solidaridad vecinal en Ventilla en medio de calles congeladas

Voluntaria de Somos Ventilla quitando la nieve del tejado de una vecina

Han pasado cuatro días de la gran nevada y la mayoría de las calles interiores de Tetuán siguen poco transitables. En muchas vías hay caminos despejados hechos por los propios vecinos y por los comerciantes, pero el hielo sigue siendo un serio problema para la recogida de basuras, el abastecimiento de las tiendas, la llegada del butano… o para, simplemente, que las personas mayores y con problemas de movilidad bajen a comprar los productos más básicos.

Algunos de los barrios de Tetuán tienen, además, una orografía complicada y en ellos abundan las personas mayores. Por ello, se está activando la ayuda vecinal, bien engrasada por la reciente experiencia de la pandemia, a cuyo calor surgieron distintas despensas solidarias y grupos de apoyo mutuo.

Es el caso de la iniciativa Red de Apoyo Somos Ventilla, llevada a cabo estos días por algunos vecinos y vecinas de la Asamblea de Ventilla, que aúna a entidades sociales que trabajan en La Ventilla y a su tejido asociativo. Un buen ejemplo de grupo de apoyo surgido durante la pandemia listo también para la emergencia climática.

Hemos hablado con Ángel, de Barrio Más Joven (un proyecto para el fomento del tejido asociativo y la participación juvenil formado por la asociación de varias entidades), que se está ocupando de canalizar con su teléfono las peticiones de ayuda: para ir a buscar medicamentos, a hacer la compra, tirar la basura, pasear al perro… o lo que se tercie.

“Ayer fuimos a llevarle bidones a una mujer que llevaba cinco días sin agua porque se le han congelado las cañerías”, cuenta a Somos Tetuán. Les contactó su hijo desde fuera de Madrid, una llamada de socorro que, en este caso, les encontró a ellos pero que nos tememos puede estarse produciendo de forma sorda en muchos hogares donde viven personas mayores en soledad.

“Hoy vamos a ir a una casa donde están preocupados porque la acumulación de nieve en el tejado pueda ser peligrosa. Seguramente no sea nada porque las casas viejas resisten más que las del IVIMA, pero vamos a ver”. De esta manera, algunos chavales de Barrio más joven, vecinos de la radio comunitaria Radio Almenara, o de la Asociación Vecinal Ventilla-Almenara, están organizándose para llegar hasta donde la administración no está haciéndolo.

“A través de la Asociación o de otros proyectos conocemos a distintas personas mayores del barrio, como a las tejedoras ( un grupo de mujeres que se reúne en el Centro Social Comunitario Josefa Amar), y de hecho estamos llamándolas por teléfono para ver que esté todo bien, pero queremos que el mensaje se difunda para que llegue a las personas que puedan necesitar ayuda en el barrio y no sepan dónde acudir”.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2021 - 20:00 h

Descubre nuestras apps

stats