Sergio Dalma incita al público a romper las normas anti-Covid y la organización suspende su concierto en Murcia

"Vamos a interrumpir el concierto cada vez que les hagan sentarse" asegura el cantante Sergio Dalma en un vídeo viralizado en redes sociales que captura una de las razones por las que la organización decidió suspender el evento tras una hora de su comienzo. El concierto se enmarcó dentro del festival 'Las noches del Malecón' y era oficialmente el último evento de la temporada, tras más de 60 actuaciones sin incidentes.

Verano 2.0 de la pandemia: sin mascarillas en el exterior y con vacunas, pero aún con restricciones

Saber más

"Llevamos dos meses trabajando sin descanso para que todo salga bien, cumpliendo todas las normas marcadas por el Gobierno Regional y las autoridades sanitarias", señalaron los organizadores a través de su Twitter al poco tiempo del final precipitado de la actuación de Dalma. Una de las restricciones en el territorio murciano para este tipo de celebraciones es "todos sentados y con mascarilla".

Durante el breve período de tiempo que duró el concierto de Dalma, apenas una hora, el tira y afloja entre el artista y el equipo de organización del concierto fue constante, tanto que se vieron obligados a poner comunicados a través de una pantalla advirtiendo a los más de 700 asistentes la suspensión del evento si no se respetaban las normas anti-COVID.

"No soy negacionista"

Dalma ha publicado un comunicado a través de su perfil personal de Twitter para pedir disculpas al público y a la organización. "Algunas personas estaban levantándose para bailar en su asiento y yo me excedí en mi ánimo de intentar que todos disfrutaran, desde su asiento, pero de pie y siempre con mascarilla". Ello, señala el artista, "incumplió el protocolo del ciclo de conciertos, porque no se puede hacer, y por ello pido disculpas".

Dalma ha aclarado, tras las críticas recibidas por redes sociales, que no es negacionista: "Soy un artista que ha retomado una gira tras más de dos años de parón por esta horrible situación". El cantante ha insistido en que "siempre" ha animado al público a "ser responsable y prudente", y ha asegurado que tiene la pauta completa desde hace "meses".

"No podemos permitir que nadie, sea quien sea, ponga en riesgo todo el esfuerzo realizado durante los más de sesenta shows que hemos celebrado en nuestra tercera edición", apuntaron desde la organización, que insistieron que hasta este último evento no han tenido "ningún incidente [...] hemos sido ejemplo del cumplimiento estricto de las normas y no podíamos dejar que fuera distinto en nuestra última noche". "¿Qué más da que estén sentados o de pie?" inquirió en más de una ocasión Dalma, que invitó al público a hacer lo que ellos "sintieran".

En un escrito lanzado esta mañana desde 'Las noches del Malecón', han señalado que no podían "permitir que ningún artista incitara al público a saltarse dichas normas y pusiera en peligro la viabilidad del espectáculo". La organización ha insistido en que "no se trata de cuestionar la lógica de dichas normas, son las que son y nosotros nos limitamos a hacer que se cumplan".

De hecho, tras las advertencia a Sergio Dalma de que, "de seguir así el concierto tendría que ser detenido, el artista decidió terminar su concierto antes de tiempo en lugar de acatar dichas restricciones y realizar el show tal y como estaba previsto", han señalado desde 'Las noches del Malecón".

"Vamos a interrumpir el concierto cada vez que les hagan sentarse" asegura el cantante Sergio Dalma en un vídeo viralizado en redes sociales que captura una de las razones por las que la organización decidió suspender el evento tras una hora de su comienzo. El concierto se enmarcó dentro del festival 'Las noches del Malecón' y era oficialmente el último evento de la temporada, tras más de 60 actuaciones sin incidentes.

Verano 2.0 de la pandemia: sin mascarillas en el exterior y con vacunas, pero aún con restricciones

Saber más

"Llevamos dos meses trabajando sin descanso para que todo salga bien, cumpliendo todas las normas marcadas por el Gobierno Regional y las autoridades sanitarias", señalaron los organizadores a través de su Twitter al poco tiempo del final precipitado de la actuación de Dalma. Una de las restricciones en el territorio murciano para este tipo de celebraciones es "todos sentados y con mascarilla".

Durante el breve período de tiempo que duró el concierto de Dalma, apenas una hora, el tira y afloja entre el artista y el equipo de organización del concierto fue constante, tanto que se vieron obligados a poner comunicados a través de una pantalla advirtiendo a los más de 700 asistentes la suspensión del evento si no se respetaban las normas anti-COVID.

"No soy negacionista"

Dalma ha publicado un comunicado a través de su perfil personal de Twitter para pedir disculpas al público y a la organización. "Algunas personas estaban levantándose para bailar en su asiento y yo me excedí en mi ánimo de intentar que todos disfrutaran, desde su asiento, pero de pie y siempre con mascarilla". Ello, señala el artista, "incumplió el protocolo del ciclo de conciertos, porque no se puede hacer, y por ello pido disculpas".

Dalma ha aclarado, tras las críticas recibidas por redes sociales, que no es negacionista: "Soy un artista que ha retomado una gira tras más de dos años de parón por esta horrible situación". El cantante ha insistido en que "siempre" ha animado al público a "ser responsable y prudente", y ha asegurado que tiene la pauta completa desde hace "meses".

"No podemos permitir que nadie, sea quien sea, ponga en riesgo todo el esfuerzo realizado durante los más de sesenta shows que hemos celebrado en nuestra tercera edición", apuntaron desde la organización, que insistieron que hasta este último evento no han tenido "ningún incidente [...] hemos sido ejemplo del cumplimiento estricto de las normas y no podíamos dejar que fuera distinto en nuestra última noche". "¿Qué más da que estén sentados o de pie?" inquirió en más de una ocasión Dalma, que invitó al público a hacer lo que ellos "sintieran".

En un escrito lanzado esta mañana desde 'Las noches del Malecón', han señalado que no podían "permitir que ningún artista incitara al público a saltarse dichas normas y pusiera en peligro la viabilidad del espectáculo". La organización ha insistido en que "no se trata de cuestionar la lógica de dichas normas, son las que son y nosotros nos limitamos a hacer que se cumplan".

De hecho, tras las advertencia a Sergio Dalma de que, "de seguir así el concierto tendría que ser detenido, el artista decidió terminar su concierto antes de tiempo en lugar de acatar dichas restricciones y realizar el show tal y como estaba previsto", han señalado desde 'Las noches del Malecón".

"Vamos a interrumpir el concierto cada vez que les hagan sentarse" asegura el cantante Sergio Dalma en un vídeo viralizado en redes sociales que captura una de las razones por las que la organización decidió suspender el evento tras una hora de su comienzo. El concierto se enmarcó dentro del festival 'Las noches del Malecón' y era oficialmente el último evento de la temporada, tras más de 60 actuaciones sin incidentes.

Verano 2.0 de la pandemia: sin mascarillas en el exterior y con vacunas, pero aún con restricciones

Saber más

"Llevamos dos meses trabajando sin descanso para que todo salga bien, cumpliendo todas las normas marcadas por el Gobierno Regional y las autoridades sanitarias", señalaron los organizadores a través de su Twitter al poco tiempo del final precipitado de la actuación de Dalma. Una de las restricciones en el territorio murciano para este tipo de celebraciones es "todos sentados y con mascarilla".

2 de agosto de 2021 - 10:45 h