Región de Murcia Blogs y opinión

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

El Segura, ¿río o parque urbano?

El río Segura con espuma cerca del Puente Viejo el domingo 28 de enero /HUERMUR

El Segura a su paso por Murcia se parece cada vez más a un parque urbano y cada vez menos a un río. Las actuaciones en el cauce del ayuntamiento de Murcia, en el marco del proyecto Murcia Río, tienen un alto grado de artificialización como consecuencia de las transformaciones que se han planteado. Con este proyecto, la administración local sigue con el despilfarro de la transformación del cauce y las riberas, convirtiendo el Segura en un parque urbano que no tiene nada que ver con un verdadero ecosistema ribereño.

Pero el consistorio no es la única administración que ha maltratado al río. Además de encauzarlo eliminando meandros, y transformar radicalmente las orillas del tramo urbano, se han instalado presas artificiales y se han realizado dragados, llevados a cabo por Confederación Hidrográfica del Segura. Este proceso ha llevado aparejado grandes cantidades de dinero público, que en el período más reciente proviene en su mayor parte de fondos europeos. Esa inversión pública se debería haber usado para otro tipo de actuaciones de menor impacto ambiental, cuyos objetivos tendieran a una renaturalización del tramo urbano del río y, además, nos hubiera permitido disponer de fondos para renaturalizar otros muchos tramos del río.

En el estado español, hay otros ejemplos de actuaciones medioambientalmente mucho más cuidadas, como el proyecto Madrid Río: un plan de naturalización y restauración ambiental del río Manzanares a su paso por la ciudad madrileña. El proyecto consiste básicamente en abrir las presas para que fluya el agua de forma continua; la creación, dentro del encauzamiento del río, de orillas a lo largo del mismo a su paso por la ciudad y la revegetación de estas orillas con miles de árboles y arbustos autóctonos, propios del bosque de ribera. El cauce ha pasado a ser ahora un tramo renaturalizado, con gran biodiversidad y mejor calidad de las aguas, que supone un recurso para toda la ciudadanía, que lo visita para observar la cantidad de especies naturales que vuelven a ocupar este espacio, en plena urbe.

La administración siempre ha tratado de justificar el destino de unos 4 millones de euros a un dragado incomprensible del tramo urbano del río hace cinco años.  Este dragado fue un despilfarro en toda regla, ya que no servía para ayudar a prevenir avenidas, ni sería duradero puesto que el río de forma natural transporta sedimentos constantemente, y estos se van depositando, especialmente si hay presas, como la de La Fica. La propia CHS reconoció que, en unos diez o quince años, se volvería al nivel de sedimentos anterior al dragado del cauce. Tampoco se tuvo en cuenta la pérdida de biodiversidad que suponía: la vegetación de las orillas y las pequeñas islas permitían albergar a numerosas especies de avifauna (martín pescador, martinete, garza real, ánade azulón, focha, etc.) y de pequeños reptiles (galápago, culebra de agua).

Además, la actuación de forma simultánea en ambas orillas y en casi todo el tramo urbano, ha supuesto en la práctica que en plena época de nidificación, no queden prácticamente zonas de refugio y anidamiento para diversas especies.  Este impacto negativo con para tiene la menor vegetación, la mayor contaminación lumínica, mayor accesibilidad al cauce y la navegación en dicho tramo va tener una incidencia negativa en numerosas especies del río, como la nutria. Por otro lado el uso casi exclusivo de especies exóticas y variedades de jardinería, en vez de usar las especies autóctonas, a la hora de revegetar el cauce va a tener un perjuicio en el ecosistema fluvial con una fuerte pérdida de biodiversidad.

Convertir el tramo urbano del río Segura en un embalse urbano navegable, con orillas ajardinadas e iluminadas, pero con una merma importante de la biodiversidad y la desaparición de numerosas especies naturales, supone un despilfarro y una pérdida de oportunidad para poner en valor un ecosistema fundamental para la ciudad de Murcia.  Es necesario revertir la situación, es decir pasar de un parque urbano a un río vivo. Frente a la opción de impacto de construcciones de parques en los cauces, debería impulsarse la renaturalización de los ríos a su paso por las ciudades, pues con un presupuesto reducido y en un corto periodo de tiempo, se pueden obtener mejoras medioambientales y sociales de este patrimonio natural

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2019 - 08:00 h

Descubre nuestras apps

stats