eldiario.es

Menú

La mitad de las redacciones

#MujeresPeriodistasDeLaRegiónDeMurcia

#MujeresPeriodistasDeLaRegiónDeMurcia

“Las mujeres sostienen la mitad del cielo porque con la otra mano sostienen la mitad del mundo”, reza la conocida frase de Mao Zedong. También sostienen la mitad de las redacciones y, en cambio, de 80 periódicos analizados sólo ocho tienen una mujer al frente. En las radios y televisiones de 84 directivos de primer nivel, 13 de ellos son mujeres, según el Informe anual de la profesión periodística 2017 elaborado por la Asociación de Prensa de Madrid (APM).

Seguir leyendo »

Una experiencia local para una reflexión global

Esta historia empieza con un grupo de mujeres que no podía acceder a recursos públicos como son las escuelas infantiles -todas sabemos que no hay plazas suficientes que cubran la demanda existente- ni permitirse pagar guarderías privadas. Un grupo de mujeres que, ante la necesidad de tener un lugar seguro donde poder dejar a sus hijos mientras ellas trabajan, estudiaban o realizan gestiones, deciden apoyarse en la crianza y en el cuidado de sus hijos e hijas a través de un proyecto que nace en 2012 dependiente de Cáritas.

Seis años después comienza una nueva etapa en la que las mujeres que conforman esta red se están organizando de forma autónoma. El pasado lunes, de hecho, presentaron su asociación en un acto en el que, con una mezcla de emoción y nervios, contaron lo que había supuesto para ellas, muchas madres solas, todas migrantes de diferentes países como Guinea Ecuatorial, Ghana, Bolivia, Ecuador, República Dominicana o Marruecos, la existencia de este espacio. Una de las participantes aseguró que el grupo le había cambiado la vida; otra contaba que “aquí todas somos hermanas” y todas seguían destacando la “energía positiva que había”, que se “sentían fuertes juntas” y  la importancia del proyecto en sus vidas.

Ellas son la SORORIDAD con mayúsculas aunque casi no la citen; son ejemplo de empoderamiento y también las protagonistas de su proyecto. “Red de Apoyo Mutuo para la Crianza (RAMC)”, quédense con este nombre porque pronto las veremos recorriendo nuestros barrios para contar su experiencia en primera persona. RAMC ocupa un lugar cedido que comparte con “Afacmur”, en El Infante y ahora mismo se encuentra buscando espacios para esta nueva etapa.

Seguir leyendo »

Género y violencia

Un momento de la manifestación del 8M de 2017 en Madrid

Un momento de la manifestación del 8M de 2017 OLMO CALVO

El Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de las mujeres por participar en la sociedad en pie de igualdad. A pesar de los pasos dados en la buena dirección, gracias al trabajo que el feminismo viene realizando desde hace décadas, siglos si nos remontamos a las primeras voces, queda mucho por hacer en una sociedad que se aferra por mantener una estructura patriarcal disfuncional e injusta.Un sistema, dominado por hombres heteronormativos, que normaliza nuestras vidas desde la masculinidad, negando matices, circunscribiendo nuestro ánimo y nuestra voluntad de forma binaria, eres hombre o mujer, y como tal actúas, deseas y tienes un valor u otro.

Seguir leyendo »

Evaluación injustificada de la presencialidad: estudiantes en modo salvapantallas

Muchos colegas de la universidad española compartirán conmigo que con la implantación de los llamados “planes Bolonia” se nos insistió desde las propias instituciones docentes, mediante campañas de información, planes de formación y proyectos de innovación educativa, en la conveniencia de aumentar la participación del estudiante en el proceso de enseñanza-aprendizaje, lo que actualmente conocemos como aprendizaje centrado en el estudiante.

Curiosamente, , la Declaración de  Bolonia de 1998 no establecía nada respecto a las metodologías docentes, la asistencia a clase o la evaluación continua, sino que se añadió a posterori,  no sin las protestas de algunos, como algo necesario en nuestro sistema universitario nacional. No obstante, una década después de la implantación de los primeros grados, y tras muchos acuerdos europeos derivados de la citada Declaración, el “nuevo” sistema docente está actualmente tan arraigado que resulta en ocasiones infructuoso analizarlo, y mucho más criticarlo, puesto que ocasiona una reacción de muchos docentes convencidos, casi podríamos decir de forma extremista, de las bondades de tener al estudiante empleado con trabajos individuales y en grupo, asistiendo a clase, con evaluación continua y conectados online en el campus virtual resolviendo tareas, participando en foros, etc.

Puedo compartir el objetivo de que cuanto hacemos los docentes debe girar en torno al estudiante, porque debemos tener en cuenta sus características, tener flexibilidad con las metodologías docentes y con la evaluación (no con el nivel requerido, que debe ser exigente en todo caso), e incluso ofrecerle un trato personalizado cuando sea posible mediante las tutorías; pero sin agobiarle, ni imponerle tareas irrelevantes y mucho menos obligarle a asistir a clase cuando realmente no es necesario.

Seguir leyendo »

Gómez y los mandarines

Jose Antonio Gómez en la manifestación de la Marea Blanca

El martes, la comunidad de la UMU está llamada a participar en las elecciones del equipo rector. Yo -lo digo desde ya- lo tengo bastante claro: voy a votar por José Antonio Gómez y su gente. Si tú estás dudando, o -mejor aún- si no sabes si acercarte hasta la urna, te propongo una lectura rápida para que te hagas una idea, ocho tesis a favor del bibliotecario sonriente. Vamos allá.

Claro. Es una razón de peso. José Antonio Gómez es uno de los investigadores más importantes de la biblioteconomía moderna en España. No solo eso. Su línea de trabajo tiene un sentido que va más allá de lo académico, construyendo la figura de la biblioteca pública como herramienta de integración e igualdad cultural y social. ¿Cómo? ¿Que la biblioteconomía es una disciplina marginal en el mundo universitario, y que estas cosas no interesan a nadie? No sé si decirte que te mereces que la uni se convierta en una FP3 o recomendarte que visites, urgentemente, alguna biblioteca. Me voy a decantar por lo segundo. La palabra clave es urgentemente.

Además de su trabajo académico, José Antonio ya ha ocupado puestos institucionales en la UMU como vicerrector de Cultura y director de Publicaciones. Si te dedicas a la creación o a la gestión cultural en Murcia, lo más probable es que ya lo conozcas, o incluso que hayas participado en alguna actividad promovida desde su oficina en el tiempo que las ocupó. Y que lo estés echando de menos, también.

Seguir leyendo »

Simplificación normativa para mejorar la vida y eficiencia de la comunidad universitaria

El conjunto de normas por las que se rige una institución tan compleja como es la centenaria Universidad de Murcia regula numerosos procedimientos sin los que sería imposible el ordenamiento de su actividad.

Sin embargo, precisamente por su complejidad, el cuerpo normativo está disperso u obsoleto, y los procedimientos que de él se derivan, cada vez más numerosos y complejos, dificultan la actividad ordinaria de los miembros de la comunidad universitaria más allá de lo necesario.

La Universidad de Murcia fue pionera entre las universidades españolas en establecer la Administración Electrónica, lo que sin duda constituyó un importante avance, y hoy sería inimaginable el funcionamiento sin esta, hasta el punto de que ha sustituido casi completamente, para bien o para mal, a la “administración en papel”. Sin embargo, es preciso actualizar y simplificar muchos procedimientos de la Administración Electrónica: evitar duplicidades, mejorar herramientas, reducir formularios, etc.

Seguir leyendo »

La estafa de la formación superior

El pasado 26 de enero, recogí en la UMU el Premio Extraordinario de Doctorado; previamente obtuve el de Licenciatura y el de Fin de Carrera a nivel nacional; en su día también gané el de Bachillerato. Ahora, en cambio, soy un pluriempleado mileurista. Esto, el día en que salen los resultados del segundo barómetro del Observatorio de Empleabilidad y Empleo Universitario, me hace reflexionar sobre el nivel de pragmatismo de la formación superior, con mucho conocimiento de causa.

Desde niños se nos conmina a estudiar mucho, en proporción directa al éxito personal, laboral y social que pretendemos conseguir. Pues bien, esto es claramente una de las primeras estafas que sufrimos en nuestras vidas, al menos parcialmente.

Es cierto que estudiar nos proporciona éxito personal, lo que tiene una importancia quizá demasiado desvalorada, cuando, sin embargo, obtener títulos académicos, en progresión al nivel, nos confiere una madurez intelectual muy sana, así como capacidad de esfuerzo, agilidad mental, sentido crítico, habilidades de análisis y sistematización, acervo cultural, diversidad de miras, amplitud de criterios, mayor rango de alternativas; en definitiva, más libertad y, con ella, una mayor predisposición a la felicidad interna.

Seguir leyendo »

¿De qué tenéis miedo?

Manifestación del 25N en Cartagena.

Desde que se anunció la Huelga para el 8 de Marzo nos llegan por redes sociales las mismas preguntas: Estudio en un instituto público ¿Tengo derecho a secundar la huelga? ¿Qué hago si tengo examen? ¿Puedo pedirle al profesorado que me repita el examen otro día? ¿Debe el centro facilitar mi derecho a reunión?

Según el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985 “A fin de estimular el ejercicio efectivo de la participación de los alumnos en los centros educativos y facilitar su derecho de reunión, los centros educativos establecerán, al elaborar sus normas de organización y funcionamiento, las condiciones en las que sus alumnos pueden ejercer este derecho. En los términos que establezcan las Administraciones educativas, las decisiones colectivas que adopten los alumnos, a partir del tercer curso de la educación secundaria obligatoria, con respecto a la asistencia a clase no tendrán la consideración de faltas de conducta ni serán objeto de sanción, cuando éstas hayan sido resultado del ejercicio del derecho de reunión y sean comunicadas previamente a la dirección del centro”.

Sí, claro que tienes derecho a secundar la huelga pero ¿qué sucede si un profesor ha fijado esa fecha para un examen? Según los centros educativos con los que hemos contactado, el profesorado tiene libertad absoluta para decidir si cambiar o no una prueba.

Seguir leyendo »

El despiece del caso Mar Menor: perplejidad supina

Entronque clandestino en la Rambla del Albujón

Están tomando cuerpo los peores temores surgidos sobre las posibilidades de éxito de la denuncia/querella del fiscal Díaz Manzanera contra 13 funcionarios y 27 empresarios por el desastre del Mar Menor. La decisión de la magistrada Miriam Martín de trocear el asunto y distribuirlo entre vaya usted a saber qué juzgados de Cartagena, Murcia y San Javier ––según vayan decidiendo los jueces decanos el reparto–– es la peor noticia que podría haberse producido en este asunto.

De entrada, se aleja la posibilidad de que haya una causa única y general que intentara aclarar judicialmente las responsabilidades por el tremendo deterioro de la laguna. Es posible, no lo pongo en duda, que el razonamiento jurídico de la magistrada para tomar tal decisión sea impecable. Pero el resultado es que las posibles causas se diluyen en las sedes judiciales a partir de ahora y va a ser muy difícil que los ciudadanos que lo pretendan puedan seguir la evolución de los asuntos.

La larga lista de empresas de momento supuestamente responsables hará imposible de seguir la evolución procedimental para establecer de una manera clara quiénes fueron o son los principales responsables de la contaminación del Mar Menor. Porque los causantes directos ya sabemos que son las malas prácticas ambientales de la empresas agroindustriales. Y los indirectos, los funcionarios de la Confederación Hidrográfica del Segura y de la Consejería de Agricultura que hicieron la vista gorda, encabezados todos ellos por el consejero más longevo de cuantos gobiernos de Ramón Luis Valcárcel han sido: Antonio Cerdá.

Seguir leyendo »

El inaplazable papel de liderazgo de las universidades en la lucha por la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres

Incluso en las sociedades desarrolladas, las niñas y los niños que vienen al mundo corren distinta suerte. Las mujeres seguimos teniendo mermados nuestros derechos humanos y oportunidades, lo que puedo corroborar personalmente dado que en determinados momentos de mi trayectoria vital y académica he sido víctima de discriminación. Y ello a pesar de que la mayor parte de mi vida ha transcurrido tras la aprobación de la Constitución de 1978, que proclama el principio de igualdad ante la ley y prohíbe la discriminación por razón de sexo.

Ciertamente, pese al reconocimiento de la igualdad formal, las mujeres seguimos siendo víctimas de la lacra de la violencia machista (49 mujeres asesinadas y más de 125.000 denuncias en 2017), somos más pobres que los hombres durante toda nuestra vida, y tenemos mayores dificultades que estos para alcanzar, en empresas y administraciones, los puestos de más alta responsabilidad. Veamos algunas cifras: la  tasa de paro femenina a finales de 2017 es del 18,35%, y la masculina del 14,97 %; también a finales de ese año, las mujeres siguen siendo mayoría en las actividades laborales más precarias pues del total de trabajos a tiempo parcial, 2.072.100 eran ocupados por mujeres y 733.300 por hombres; el  salario medio anual femenino en 2015 fue de 20.051,58 euros, mientras que el masculino alcanzó los 25.992,76 euros; y las pensiones de las mujeres son menores o inexistentes, siendo  la pensión media de la mujer en 2015 de 689,16 € frente a la del hombre, que alcanzó los 1.107,86 €, según datos del MESS.

Pese a todo, Europa es el continente donde la situación de las mujeres más ha mejorado, y la universidad una de las instituciones que ha contribuido en mayor medida a estos avances. Pero no es suficiente. Es mucho más lo que las instituciones de educación superior pueden y deben hacer para impulsar la igualdad real de hombres y mujeres en todos los ámbitos, incluido el universitario, donde los hombres, tanto del PAS como del PDI, siguen ocupando los puestos mejor remunerados y de mayor responsabilidad, a pesar de que las mujeres, desde hace años, son mayoría en las aulas universitarias. Así, en 2015, las catedráticas representaban un 21% respecto del total y sólo había una rectora en las universidades públicas ( Informe Científicas en Cifras 2015. Estadísticas e indicadores de la (des)igualdad de género en la formación y profesión científica), realidad que no parece tenga visos de cambio; es significativo, en este sentido, que en las  inminentes elecciones a rector/a de la Universidad de Murcia, hayan presentado su candidatura cinco hombres y ninguna mujer.

Seguir leyendo »