PP y Cs pactan en Murcia una subida de un 35 por ciento de su gasto social en el presupuesto de 2020

El concejal de Seguridad Ciudadana y Gestión Económica, Eduardo Martínez-Oliva; y el edil de Comercio, Mercados y Vía Pública, Juan Fernando Hernández

EFE

0

El gobierno de coalición PP-Ciudadanos en el Ayuntamiento de Murcia ha llegado a un acuerdo de presupuestos para este 2020 entre cuyas partidas destacan un aumento del 35% en el gasto social, del 56% en apoyo a los sectores productivos y de casi el 8% en el área de vía pública para hacer frente a las nuevas necesidades higiénicas.

Los concejales de Hacienda, Eduardo Martínez-Oliva (PP) y de Vía Pública, Juan Fernando Hernández Piernas (Ciudadnos) han presentado este martes en rueda de prensa el acuerdo alcanzado por ambos socios de gobierno para sacar adelante las cuentas públicas de este ejercicio, que deberán aprobarse en pleno, previsiblemente en una sesión extraordinaria la próxima semana, por lo que entrarían en vigor a escasas semanas de que finalice el año.

En total, ha explicado Martínez-Oliva, el ayuntamiento gestionará 422,96 millones de euros, un 1,63% menos que en 2019 (6,9 millones menos), debido en buena medida a la caída por ingresos derivados de los impuestos, congelados desde 2013, y a las diversas bonificaciones fiscales introducidas con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus.

La pandemia, ha insistido, ha marcado todas las cuentas públicas, que han tenido que ser reformadas por completo con respecto al borrador que se estaba ultimando en marzo, lo que ha provocado el retraso en su aprobación.

No obstante, ese retraso ha permitido poder elaborar unas cuentas realistas y acordes con las circunstancias actuales, priorizando el gasto social, que sube hasta los 25,1 millones de euros, 5 millones más que en 2019, lo que supone un incremento del 25 por ciento.

Los programas de bienestar para mayores, mujeres, infancia y familia tendrán un presupuesto de 25 millones, un 22,4 por ciento más que el año pasado (18,6 millones) y más de 2,7 millones se destinarán a inversiones en vivienda.

Sube también de manera destacada el gasto relacionado con políticas y actividades de empleo, promoción económica, empleo y turismo, llegando a los 6,36 millones de euros, lo que supone una subida del 33 por ciento respecto al presupuesto de 2019 (2,1 millones más).

Los gastos de personal crecen asimismo un 3,44%, 4,8 millones más que el ejercicio anterior para hacer frente principalmente a la subida de sueldo del 2% de los funcionarios públicos (3,1 millones adicionales) y a la contratación extraordinaria de personal para hacer frente a la crisis sanitaria (más de 300.000 euros), mientras que bajan un 0,47% los gastos en servicios no esenciales.

En cuanto a las inversiones, el presupuesto contempla una partida de 25,5 millones de euros a la que se sumará un plan extraordinario dotado con 16,2 millones procedentes de remanentes de tesorería de inversiones no realizadas desde 2010.

Así, el presupuesto incluye partidas para mantenimiento de barrios y pedanías (2 millones), renovación de asfaltado (1 millón), parques y jardines (1 millón), expropiaciones en los entornos de Monteagudo y Barriomar (1,2 millones), vivienda (1,5 millones), recuperación de molinos (0,2 millones), inversiones directas en pedanías (5,9 millones), escuelas infantiles (1,3 millones) o los compromisos municipales para la llegada soterrada del AVE (5,6 millones), entre otras.

En cuanto al plan de remanentes, tiene partidas para mejorar la accesibilidad entre el río y la estación del Carmen (2,9 millones), mejoras en Barriomar (1,3 millones), iniciativas relacionadas con las Fortalezas del Rey Lobo (1,1 millones), impulso de la movilidad sostenible (2,9 millones) o impulso de la ciudad inteligente (casi 3 millones) entre otras.

Respecto a las pedanías, contarán con el 12,3 por ciento del total del presupuesto, 29,3 millones de euros en total, entre los fondos de gestión directa (11,4 millones) y los de gestión indirecta (17,9 millones), a lo que hay que sumar todos los gastos de contratos municipales de servicios, de servicios públicos básicos y otros gastos globales que superarían los 100 millones de euros, ha señalado Oliva.

En total, el ayuntamiento hará un gasto de 955 euros por habitante en este ejercicio, frente a los 949 gastados en 2019, ha destacado el edil.

Por su parte, Hernández Piernas ha subrayado la importancia de este acuerdo presupuestario porque ha permitido “reorientar” las cuentas públicas hacia las políticas sociales y económicas, pero ha advertido de que todavía queda un largo camino por recorrer en esa materia que se deberá llevar a cabo en presupuestos futuros.

Las administraciones, ha dicho, no estaban preparadas para asumir la crisis sanitaria y reconocerlo ha permitido modificar las cuentas públicas y redistribuir los gastos, si bien no se ha hecho tan rápido como era deseable.

No obstante, Oliva ha insistido en que todas las necesidades hasta el momento han estado cubiertas con el presupuesto prorrogado de 2019.

Sin embargo, ha insistido en la necesidad de aprobar las cuentas de 2020, aunque solo sea para un mes de vigencia, con el fin de ajustar los gastos a la caída de ingreso, de financiar inversiones que se ejecutarán en próximos años y de reestructurar los gastos, minorando por ejemplo las partidas relacionadas con festejos, para destinarlas a otros temas prioritarios en este momento.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2020 - 14:03 h

Descubre nuestras apps

stats