Discrepancias entre los grupos parlamentarios navarros sobre si subir o no los impuestos para hacer frente a la crisis

Navarra Televisión emitirá en directo todos los plenos del Parlamento foral y al menos una de las comisiones del día

La Comisión Especial sobre el Plan Reactivar Navarra ha celebrado este martes su primera sesión, en la que ya se ha visto cuál va a ser el principal punto de conflicto entre los grupos que conforman el Parlamento foral: el modelo fiscal para salir de la crisis. Precisamente la primera sesión de esta comisión especial ha llevado a debate las medidas propuestas por cada partido en materia fiscal. En la comisión, Navarra Suma se ha quedado solo a la hora de defender que no se produzca una subida de impuestos. El resto de grupos, de una forma o de otra han coincidido en que será necesario una reforma fiscal para hacer frente al desplome de 800 millones en la recaudación que prevé el departamento de Economía y Hacienda y al gasto extra de menos 160 millones en medidas como el refuerzo del personal sanitario o las ayudas a los autónomos.

No es la primera vez que la formación liderada por Javier Esparza se queda aislada en la Cámara cuando se debaten temas relacionados con la recaudación y el gasto. Hace unas semanas Navarra Suma llevó al Parlamento una moción para que se modificaran las cuentas del 2020 que fueron aprobadas en febrero y que incluyen un récord en el techo de gasto, que finalmente salió rechazada con los votos en contra del resto de fuerzas políticas. Hoy, la portavoz de la formación María Jesús Valdemoros ha presentado su propuesta fiscal para reactivar Navarra que incluye la no subida de impuestos y la creación de incentivos fiscales para "reactivar el consumo". La portavoz, que ha criticado que "cinco de las trece propuestas del resto de grupos incluyan un incremento de impuestos", ha defendido "una política fiscal expansiva para amortiguar el impacto negativo de la crisis sobre la demanda agregada y la actividad económica".

El PSN, principal partido del Gobierno, que desde que se inició la pandemia ha defendido que "no se va a salir de esta crisis como de la de 2008", pero asegurado que no sería necesario corregir los presupuestos, ha reconocido este martes que la caída de ingresos "será drástica". Aún con todo, confían en que sea suficiente para mitigar el desplome de ingresos, aumentar la deuda pública y el déficit. La portavoz socialista Ainhoa Unzu ha recordado que "todavía queda negociar con el Estado los límites financieros de Navarra".

Desde EH Bildu van más allá, al entender que con la participación de Navarra en el fondo de ayudas del Estado de 16.000 millones de euros y el aumento de la deuda no será suficiente para mitigar la caída de ingresos, y por ello abogan por crear una tasa para las rentas altas para los próximos cuatro años, la 'Tasa COVID'. Una tasa que asegura el portavoz Adolfo Araiz "sería asumible". "Sería un incremento nada confiscatorio para las rentas altas, que iría de un punto más hasta los seis puntos más". Araiz ha detallado que el mayor incremento sobre la renta, el de seis puntos, sería "para quien gane más de 306.000 euros". Desde la coalición abertzale defienden esta como la única forma para hacer frente a la crisis, ya que dicen que "si se renuncia a una reforma fiscal, se iniciará el camino de los recortes. Lo mismo ocurrió en 2008".

Por el momento, desde el PSN, no han querido decantarse por ninguna de las dos propuestas antagónicas de Navarra Suma y EH Bildu, a las que tampoco han querido cerrar la puerta. "De momento vamos a esperar porque no se puede legislar mediante impulsos", ha dicho Unzu.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats