La portada de mañana
Acceder
España afronta la paradoja de tener el récord europeo de vacunación y el de contagios
El sector ultra que quiere reactivar el recurso contra el aborto en el Constitucional
Análisis - El trabalenguas de Casado, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Un informe encargado por el Gobierno sitúa a Navarra como la segunda región con menos economía sumergida

EUROPA PRESS

PAMPLONA —

Navarra es la segunda comunidad autónoma con una menor presencia de la economía sumergida, según un estudio encargado por el Gobierno foral.

El trabajo, titulado 'La Economía Sumergida en Navarra', se enmarca en la Ley de Medidas contra el Fraude Fiscal, aprobada por el Parlamento de Navarra y fue encargado por el Gobierno al catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Ignacio Mauleón, y al profesor Jordi Sardà, de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona.

El estudio analiza el alcance de la economía sumergida en el conjunto de España y, más concretamente, en la Comunidad foral. Para su elaboración, los autores han seguido las recomendaciones metodológicas de la Unión Europea: se ha utilizado un modelo de estimación indirecta mediante la detección de anomalías en lo que debería ser el uso normal del dinero en metálico.

El estudio recoge la evolución de la economía sumergida en el periodo 1990-2012. Concluye que en este plazo el peso de la economía sumergida en España ha oscilado entre el 12% y el 23% del PIB y su evolución ha ido en paralelo a la tasa de desempleo: a más paro, mayor es el peso de la economía sumergida, ha informado el Ejecutivo en una nota.

El estudio incluye una estimación de la economía sumergida por regiones y se centra en su efecto en la Comunidad foral. En el periodo analizado, el peso de la economía sumergida en Navarra ha oscilado entre el 13% y el 18% del PIB, es decir, en casi todos los periodos analizados se sitúa hasta 5 puntos por debajo de la media estatal.

Comparativamente, Navarra es la segunda Comunidad donde menos peso tiene la economía sumergida tras la Comunidad de Madrid (16,2% en 2012). En el otro extremo se sitúan Extremadura y Andalucía (29,1% y 27,3% en 2012, respectivamente).

Según los autores, las causas de esta menor incidencia de la economía sumergida en Navarra hay que buscarlas en las características económicas de la Comunidad foral, donde sectores en los que tradicionalmente se dan situaciones fraudulentas, como la construcción y la hostelería enfocada al turismo, tienen menor peso que en otras comunidades.

Además, también en Navarra los autores identifican la tasa de paro como el factor fundamental que determina el peso de la economía sumergida y recuerdan que en la Comunidad foral el desempleo tiene menor incidencia que en otras regiones. A esto añaden otro factor menos determinante pero apreciable en los datos: en los periodos en los que se han aumentado los tipos impositivos directos, ha crecido la economía sumergida.

MÁS DE 500 MILLONES

En cuanto a los efectos, los autores recuerdan que la economía sumergida genera desigualdades a los trabajadores que no están protegidos por un contrato legal, pérdidas impositivas a la Hacienda y una menor recaudación de la Seguridad Social. En concreto, en el año 2012 sitúan esta pérdida impositiva en 528,3 millones de euros.

En cuanto al empleo sumergido, el estudio revela que su evolución en Navarra ha ido tradicionalmente en paralelo al empleo legal. Es decir, si aumenta la tasa de empleo, se aprecia un aumento del empleo sumergido. Sin embargo, en el último periodo analizado (2008-2012) se intuye cierta descompensación en esta tónica, ya que aunque decreció el empleo legal, aumentó el sumergido. Los autores advierten de que en el año 2012 el número de empleos equivalentes situados en la economía sumergida habría alcanzado los 46.000.

RECOMENDACIONES

Como recomendaciones para la elaboración de políticas que minimicen el efecto de la economía sumergida, el estudio propone de forma genérica una reforma judicial y tributaria y la puesta en marcha de medidas de concienciación social. Para el caso de Navarra, propone fomentar los sectores plenamente regulados y, en especial, la industria de alta tecnología en detrimento de la construcción y los servicios. Por último, animan a aumentar las inspecciones laborales y, a nivel tributario, simplificar el cumplimiento de las obligaciones impositivas.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2014 - 14:58 h

Descubre nuestras apps